Es noticia en Provincia: Agricultura Monasterio de Uclés Obras Plan Infocam Juzgados Accidente de tráfico Becas Infraestructuras deportivas Reto demográfico
Arqueología en Cuenca

Los últimos hallazgos en Noheda desvelan cómo era la vida en el siglo V

Durante las excavaciones del salón de recepciones han aparecido tres tumbas, un anillo de bronce, monedas y fragmentos de cerámica y mármol
Fotos: Saúl García
25/07/2023 - Paula Montero

Las últimas excavaciones del salón de recepciones de la Villa Romana de Noheda desvelarán cómo era la vida en esta zona de la provincia entre los siglos V y VI d. C. El hallazgo esta misma semana de tres tumbas, un anillo de bronce, restos de un cuchillo, monedas y diferentes fragmentos de cerámica y mármol arrojarán luz sobre las familias que ocuparon la majestuosa Villa de diez hectáreas que fue construida entre los siglos III y IV por un adinerado dominus (terrateniente) que más tarde la abandonó coincidiendo con la decadencia del Imperio Romano. 

Para contextualizar esta excavación es necesario tener en cuenta que este salón de recepciones de 900 metros cuadrados y planta cruciforme está situado a apenas tres metros de distancia del triclinium, el salón con el mosaico figurativo más grande del mundo romano, y se cree que su finalidad era acoger a los invitados del dominus antes de que los más importantes pasaran al salón contiguo. 

El salón de recepciones donde se está excavando está a apenas tres metros de distancia del triclinium, tiene 900 metros cuadrados y planta cruciforme

Sin embargo, el suelo de este gran edificio se encuentra oculto a dos metros de profundidad del nivel actual, ya que quedó tapado tras el hundimiento de las paredes, lo que hace pensar a los investigadores que su estado de conservación será óptimo pues es lo mismo que ocurrió con el triclinium, pero por ahora deben excavar capa a capa hasta llegar a esa cota. “Las paredes al caer se solaparon unas encima de otras creando varios estratos y ahora mismo solo hemos llegado al primero”, explica el director científico del yacimiento de Noheda, Miguel Ángel Valero. En contraposición, llama la atención que estos nuevos habitantes arrancaron las estatuas y teselas de mármol del balneum para venderlas pues para ellos no tenían sentido una vez el dominus se marchó. 

DOS PROSPECCIONES

En este sentido, durante la actuación llevada a cabo durante este mes de julio se harán dos prospecciones. 

La primera en la zona septentrional (norte) cuya finalidad es encontrar una entrada o reforma de este edificio que pudieron llevar a cabo las familias que ocuparon la Villa tras el terrateniente, y otra en la zona meridional (sur) coincidiendo con una edificación octogonal de más de 25 metros cuadrados que reutilizaron como horno de pan. “Las personas que ocuparon Noheda no vivieron dentro de los edificios, sino que una vez se hundieron utilizaron esa altura como nivel de uso. Ellos son los que verdaderamente cambiaron la historia”, señala Miguel Ángel Valero. “Dividieron el latifundio  en parcelas y convirtieron, por ejemplo, dos habitaciones de las termas en su casa y así sucesivamente”, apostilla.

Esta campaña de excavación es fundamental para profundizar en esta etapa de la historia, “una de las más desconocidas de la Península Ibérica”

Esta campaña de excavación  es fundamental para profundizar en esta etapa de la historia, “una de las más desconocidas de la Península Ibérica”, cuenta Valero. Y es que, el hallazgo de tres esqueletos –uno podría corresponder a un niño–, que están acotados por sillares (arcos) de la antigua techumbre del salón de recepciones a modo de lápida, restos de comida, parte de un cuchillo, una gran cantidad de cenizas de la lumbre de uno de los hogares y restos de basura, entre los que han hallado huesos de diferentes animales y dentaduras de cordero, darán pistas sobre cómo era la vida entre los siglo V y VI d. C. en la provincia de Cuenca.

PRESUPUESTO

La campaña que ha sido solicitada por la Universidad de Castilla-La Mancha a la Consejería de Educación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha durará quince días y tiene como presupuesto más de 16.500 euros. Excavaciones que están siendo llevadas a cabo por estudiantes de las universidades de Granada, Madrid, Alcalá de Henares, Valencia, Córdoba y Castilla-La Mancha, entre otras. 

Precisamente Elena Mateo, estudiante de Historia de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en el Campus de Ciudad Real encontró el anillo de bronce mencionado anteriormente mientras se encontraba retirando restos de tierra para perfilar los muros del salón de recepciones. “Es la primera vez que participo en un proyecto como este y encontrar un anillo ha sido impresionante, me hace mucha ilusión”, comenta la joven. 

Como ella, hasta 25 chicos y chicas están trabajando en este yacimiento ubicado en la localidad conquense de Villar de Domingo García en el que también se han descubierto pinturas murales en la cara interior de los muros del salón de recepciones. “Este salón tiene mucho potencial, pero los trabajos avanzan poco a poco”, concluye el director científico del yacimiento.

Terminada la instalación de la cubierta del Balneum

La reconstrucción volumétrica 3D del Balneum de Noheda llevada a cabo con estructuras metálicas está ya en la recta final a falta de colocar la cúpula y arcos de entrada a la natatio (piscina) y al frigidarium (sala de agua fría). Al mismo tiempo,  los trabajos para construir la estructura que cubrirá ese esqueleto de alumino avanza a buen ritmo. Tanto que esta misma semana ha terminado la construcción de la cubierta y se espera que finalicen por completo los trabajos a lo largo del mes de octubre, tal y como ha confirmado la diputada de Patrimonio, Mayte Megía a Las Noticias de Cuenca.  Además, Miguel Ángel Valero, director científico del yacimiento de Noheda, ha explicado que una vez esté cubierto el Balneum comenzarán a descubrir y restaurar todos los mosaicos y mármoles que por ahora están tapados. Una actuación que sin duda aumentará el atractivo de este yacimiento  pues “se trata de una restauración pionera a nivel nacional que atraerá un mayor número de visitantes”, señala Mayte Megía.