Es noticia en Provincia: Guardia Civil Cuenca IPC Virgen de Rus IRIAF
Trasvase Tajo-Segura

Los ribereños mantienen que en Murcia no falta agua sino que sobra regadío

Aseguran que "el Tajo está seco y el Mar Menor podrido, el beneficio es para la agroindustria y el coste lo pagan todos los españoles"
Los ribereños mantienen que en Murcia no falta agua sino que sobra regadío
Foto: Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía
28/03/2022 - EFE

La Asociación de Municipios Ribereños de los embalses de Entrepeñas y Buendía, en la cabecera del Tajo, ha asegurado que las lluvias de los últimos días han puesto de manifiesto que en Murcia no falta agua, sino que "sobran miles de hectáreas de regadío" y de que "hay un problema grave de sobreexplotación".

En una nota de prensa, la Asociación de Municipios Ribereños ha indicado este lunes que "no solo es un marzo excepcionalmente lluvioso en la Región de Murcia, sino de una tendencia en los últimos años", lo que indica que "no falta agua, sobran miles de hectáreas de regadío".

A juicio de los municipios ribereños, esta realidad no solo se pone de manifiesto en el hecho de que esté lloviendo, "sino porque cada vez que cae agua arrastra toneladas de barro cargado de nitratos hacia el Mar Menor, debido a la nula planificación territorial y a la bestialidad de hectáreas roturadas".

"El Tajo está seco y el Mar Menor podrido, el beneficio es para la agroindustria y el coste lo pagan todos los españoles", han advertido los pueblos ribereños de los pantanos de la cabecera del Tajo, que han añadido: "Es lo que se conoce como costo marginal social, el famoso 'agua para todos' es agua para ellos y miseria para el resto·.

Para los ribereños "la única solución pasa primero por reducir radicalmente superficie de cultivo, al nivel de principios de los 90, y acto seguido modificar de nuevo las reglas del Trasvase para evitar que sea obligatorio, eludiendo escenarios dantescos como el de un campo de Cartagena inundado recibiendo agua de un Tajo seco".

En este sentido, han valorado que un año después de que se modificaran las reglas de explotación del acueducto Tajo-Segura, la situación ha mejorado en parte en la cabecera del Tajo, ya que se trasvasa menos cantidad cuando los embalses están en nivel 2, pero sobre todo porque se trasvasa "con mayor estabilidad" al reducir la cantidad a trasvasar de 38 hectómetros cúbicos a 27 hectómetros cúbicos.

"Es una mejora, insuficiente, pero una mejora", han señalado los municipio ribereños, que defienden una gestión más racional del agua.

El vicepresidente de la Asociación de Municipios Ribereños, Borja Castro, ha apuntado que desde diciembre, cuando los pantanos de cabecera entraron por primera vez en nivel 2 con las nuevas reglas, se han trasvasado 44 hectómetros menos de agua, "que permanecerán en nuestros embalses para el desarrollo de nuestros pueblos".

Castro ha agradecido "este cambio significativo", aunque la asociación ha insistido: "No negamos el trasvase para beber, pero no se puede seguir sobrexplotando el río Tajo para generar negocio a una industria privada con un uso privativo del agua que además acarrea un grave perjuicio para el medio ambiente a ambos lados de la tubería".