14 de Agosto de 2022 Son las 14:52

Provincia

Provincia

Especial Semana Santa 2020
Excavaciones

Primeros trabajos en Huerta del Marquesado para saber cómo vivían hace 2.800 años

Los arqueólogos Santiago David Domínguez y Jesús Francisco Torres han acometido una excavación en el yacimiento celtíbero del Cerrito del Moro

Primeros trabajos en Huerta del Marquesado para saber cómo vivían hace 2.800 años
Fotos: Santiago David Domínguez-Solera
14/8/2021 · Miguel A. Ramón

Huerta del Marquesado sigue profundizando en su pasado más remoto y a las excavaciones acometidas esta primavera en la Cueva de la Mora, donde se descubrieron, entre otros, restos humanos de la Edad del Bronce, se sumó otra actuación no menos relevante, en este caso, en el cercano yacimiento del Cerrito del Moro, un castro celtíbero, que atesora todos los elementos básicos para arrojar luz sobre la forma de vida de hace unos 2.800 años. 

Los arqueólogos Santiago David Domínguez, de Heroica Arqueología y Patrimonio Cultural, y Jesús Francisco Torres, del Instituto Monte Bernorio de Estudios de la Antigüedad del Cantábrico (IMBEAC), se han encargado de esta intervención auspiciada por el Ayuntamiento serrano, que se viene a convertir en “el primer castro de La Serranía Alta que se está excavando con un proyecto arqueológico”.

Primeros trabajos de prospección y excavaciones, que, según Domínguez, han corroborado el gran potencial de este yacimiento para mostrar cómo eran los poblamientos de la Edad del Hierro en esta zona de la provincia, sobre todo, por la calidad del material encontrado y el buen estado de conservación de su traza. Se trata de un castro de tamaño medio, con una extensión aproximada de 1,5 hectáreas, ubicado en un espolón calizo, que destaca, sobre todo, por su excelente adaptación a la difícil topografía del terreno mediante aterrazamientos, que no solo posibilitan la urbanización del asentamiento, sino que, además, se convierten en su línea de muralla. Y es que no hay que olvidar, según subraya Domínguez, que los celtíberos eran una sociedad no solo agrícola y ganadera, sino también guerrera.

Se trata de un castro, cuyo origen se sitúa en la Edad del Hierro, de tamaño medio, y resaltable por su buena adaptación a la difícil topografía de la zona

Pero, además de empezar a comprender el sistema defensivo del castro, su estructura y su acceso, estas primeras prospecciones y excavaciones, que se han centrado en unos 35 metros cuadrados, han sido suficientes para descubrir materiales cerámicos y restos de animales (oveja, vaca, caballo, ciervo, etc.), que han ofrecido una instantánea inicial sobre su forma de vida y costumbres, desde los usos agrícolas y ganaderos hasta la disposición de sus viviendas. Y es que los trabajos han confirmado que el urbanismo de este castro es típicamente celtíbero, con el uso de la piedra en seco, en especial caliza y rodena, para la construcción de casas adosadas a la muralla, de tal manera que la entrada da al interior del poblado, al tiempo que se proporciona más consistencia a la muralla.

Primeros trabajos en Huerta del Marquesado para saber cómo vivían hace 2.800 años

Hallazgos iniciales que hacen que estos arqueólogos no duden en realizar un primer balance muy positivo y pongan muchas esperanzas en las próximas excavaciones en este castro, ante todo, por lo mucho que creen que pueden ofrecer para avanzar en la investigación de estos asentamientos de la Edad del Hierro en La Serranía Alta; algo de lo que no se ha estudiado mucho y en lo que Domínguez y Torres han centrado un proyecto de investigación denominado ‘La castrificación en La Serranía de Cuenca’, en el que incluyen no solo las excavaciones del Cerrito del Moro, sino también las que están ejecutando en el castro de ‘La hoya del villar’, en la localidad guadalajareña de Villanueva de Alcorón, próxima a La Serranía conquense. Un poblado que cobra especial interés por el hecho de ser frontera con la Carpetania y, en consecuencia, posibilita ver las diferencias étnicas entre los celtíberos y los carpetanos.

Primeros trabajos en Huerta del Marquesado para saber cómo vivían hace 2.800 años

Un proyecto de investigación a largo plazo que, según el arqueólogo conquense, pretende profundizar sobre la evolución de los castros en La Serranía Alta durante la Edad del Hierro, sin llegar a la romanización, como es el caso del Cerrito del Moro, esclareciendo desde su forma de vida y el sistema defensivo hasta el control del territorio o la ubicación de las necrópolis. De hecho, contemplan excavar más castros con el fin de ampliar la investigación.

Es por ello que el arqueólogo de Heroica Arqueología y Patrimonio Cultural confía en que las excavaciones en el yacimiento celtíbero de Huerta del Marquesado vayan a continuar en los próximos años, ante todo por su gran potencial. Y, de hecho, ya tienen diseñadas las líneas estratégicas de la próxima campaña que se centrará en ampliar el área de estudio y sacar a la luz una sección de la calle del castro; algo que, tal y como subraya, suele dar mucha información sobre la forma de vida de sus moradores.

Etiquetas:
Excavaciones
logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información