CAMPAÑA PEQUEÑO COMERCIO DIPUTACIÓN CUENCA
Es noticia en Provincia: Educación Tradiciones UCLM
Tráfico

Los accidentes de tráfico con animales se disparan un 59% en los últimos cinco años

Este tipo de siniestros en la provincia han pasado de los 564 de 2017 a los 896 de 2021, mientras que hasta septiembre ya se han registrado 814
05/11/2022 - Miguel A. Ramón

Habitualmente, la presencia de corzos, ciervos jabalíes y otros animales de caza en las inmediaciones de las carreteras prácticamente se reducía a zonas eminentemente rurales, pero esta situación parece haber cambiado en los últimos años, y en especial a raíz de la pandemia.

Un nuevo escenario que ha traído consigo un incremento desmedido de los accidentes de tráfico con animales en todo el país en los últimos cinco años y, por supuesto, la provincia de Cuenca no ha sido una excepción. 

De hecho, en este periodo, este tipo de siniestros en la carretera se han disparado nada más y nada menos que casi un 60 por ciento; en concreto, un 58,9%. Y es que si se compara el volumen de este tipo de accidentes de tráfico en 2017 con los contabilizados en 2021, estamos hablando de que en un lustro se han producido en las carreteras conquenses 332 siniestros más al año, al pasar de 564 a 896, según los datos facilitados por la Jefatura Provincial de Tráfico.

TENDENCIA AL ALZA

Una tendencia que no solo se mantiene en este 2022, sino que va en alza, a tenor de los 814 accidentes de tráfico contra animales ocurridos en los nueve primeros meses del año. Y es que, tal y como detalla a esta redacción la jefa provincial de Tráfico en Cuenca, Ana María Zúñiga, hay que tener en cuenta que a 30 de septiembre ya se han superado los 800 siniestros y tan solo restan 82 para igualar la cifra de 2021 y “aún quedan tres meses para completar el año, que son precisamente los de mayor siniestralidad de este tipo en los últimos años”.

No en vano, octubre y noviembre aglutinan cada uno el 10% de los accidentes de tráfico con animales registrados en un año en las carreteras conquenses, mientras que diciembre, junto a agosto, copan el 9 por ciento. Es por ello que, de seguir esta tendencia, lo más probable es que en este 2022 se supere la cifra del ejercicio pasado.

De hecho, en los nueve primeros meses de este año ya se ha superado en un 29,6 por ciento los siniestros ocurridos en el mismo periodo de 2021.

 Pero, sin duda, algo importante, en opinión de la jefa provincial de Tráfico, es la baja lesividad de este tipo de siniestros, puesto que solo en uno de cada cien se registran personas heridas. En concreto, en los últimos cinco años (2017-2021), se han contabilizado en las carreteras de la provincia de Cuenca un total de 51 heridos en accidentes de tráfico contra animales, de los que solo cuatro tuvieron que ser hospitalizados. 

La gran mayoría de estos siniestros se reducen a daños materiales, en  especial en la parte delantera del vehículo, tal y como se constata en el estudio elaborado por Línea Directa Aseguradora titulado ‘Animales en la carretera: un peligro mortal. Accidentes contra animales en las carreteras españolas (2017-2021)’, donde se asegura que el 39% de los daños originados al colisionar contra un animal se producen en el parachoques delantero, rejilla y capó. Le siguen los faros o intermitentes delanteros, con el 22%; las aletas, con el 14%; los bajos y el faldón delantero, con el 10%; el radiador, con el 4%; la matrícula, con el 3%; y en otros puntos, con el 8%.

Además, según apunta Zúñiga, el 85 por ciento de los siniestros de esta índole en la provincia se producen con animales silvestres, mientras que el 12 por ciento con animales domésticos. Y dentro de los accidentes de tráfico con animales silvestres, el 45 por ciento corresponden a cérvidos; en concreto, el corzo es el animal que más veces se ve implicado en un siniestro de este tipo, con el 35%. Le siguen el jabalí, con el 31%, y el ciervo, con el 11%.

Entre las siete de la tarde y la siete de la mañana, tienen lugar la mayoría de estos siniestros con animales, en concreto, el 66 por ciento, debido, sobre todo, por tratarse del periodo del día con menor luminosidad, lo que invita a los animales a desplazarse.

Para Zúñiga, la prevención es muy importante en este tipo de accidentes de tráfico, máxime cuando se trata de una provincia, como la de Cuenca, con tanta masa forestal, lo que lleva consigo un alto volumen de estos siniestros. De ahí que recomiende estar muy atentos a la señalización de tramos con peligro de animales con el fin de reducir la velocidad, utilizar las luces cortas y no tocar el claxon en caso de encontrarse con alguno. Y es que, tal y como insiste, si se modera la velocidad, se va a tener más tiempo para reaccionar y más distancia de frenado, con lo que probablemente se pueda evitar la colisión o que el choque sea de menor impacto.

¿Qué hacer si sufrimos un accidente de tráfico con un animal?

Con la Ley 6/2014, de 7 de abril, la responsabilidad de los accidentes de tráfico contra especies cinegéticas recae en el conductor y, salvo casos muy concretos como batidas de caza en el mismo día o doce horas antes del golpe, no permite reclamar al coto o a la finca cinegéticos por los daños sufridos. Y, por otra parte, según el Código Civil, si el siniestro sucede contra un animal doméstico, la responsabilidad recaerá en el dueño del animal, aunque existe el problema de que muchos de ellos están abandonados y no tienen chip identificativo.

Ante este escenario, no es de extrañar que desde las aseguradoras se insista en la necesidad de incluir en sus pólizas de seguro esta cobertura concreta. Así, por ejemplo, desde la correduría de seguros Segurmedia Cuenca, Sergio Montero Cruz indica que en una provincia como la de Cuenca, con tantos siniestros de esta índole, es conveniente que el seguro del vehículo disponga de la conocida como ‘cobertura de colisión de animales’. Algo que, según afirma, algunas compañías lo incluyen en el seguro a terceros completo, junto a las coberturas de robo, incendio y lunas, aunque hay otras que para contar con ella es necesario suscribir un seguro a todo riesgo.

En este sentido, advierte que hay que tener cuidado con esta cobertura de colisión de animales, porque en algunas compañías esta cláusula se refiere exclusivamente a animales de caza mayor (ciervo, corzo, jabalí, etc.) y, por lo tanto, no cubre siniestros con otras especies ni animales domésticos.

Pero, además de la importancia de contar con un seguro de automóvil con esta cobertura incluida, no lo es menos el saber cómo actuar en caso de sufrir un accidente de tráfico de este tipo.

Montero explica que en estos casos lo primero y fundamental es no tocar ni mover del sitio al animal atropellado y llamar de inmediato a la Guardia Civil con el fin de que levanten atestado del siniestro y, de esta manera, la aseguradora se haga cargo de los daños. Sin ese atestado, según advierte, las compañías no cubrirán los daños. En el lugar del accidente, la Guardia Civil entrega un documento con el número de atestado, que el asegurado deberá hacer llegar a su compañía para que ésta reclame el informe y así tramitar el siniestro.


OTRAS NOTICIAS DE INTERÉS