8 de Febrero de 2023 Son las 11:26

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2020
0
Imagen de José Ángel García

José Ángel García


13/1/2023

Vaya si se puede

Bueno, pues la noticia, por una vez una buena noticia, está ahí: la capa de ozono –esa región situada en la estratosfera que actúa como escudo protector defendiendo a nuestro planeta de la peligrosa radiación ultravioleta de tipo C y de la mayor parte de la de tipo B dejando pasar únicamente la de tipo A que es la menos energética de las tres– se está recuperando y en principio parece ser que para 2066 se habrá reconstituido totalmente. ¿Y cuál es la razón?; pues miren ustedes la prohibición que, por una vez todos de acuerdo, nos dimos –por el denominado Protocolo de Montreal que entró en vigor en 1989– de usar aquellos productos químicos que estaban dañándola al generar en ella, en esa capa de ozono, un agotamiento progresivo, lo que vino a llamarse el agujero de la capa de ozono.

Así lo ha confirmado esta misma semana el grupo de científicos asesores de ese Protocolo que en un informe han venido a señalar que hoy por hoy hemos conseguido que el 99 % de esas sustancias que prohibía ese acuerdo han dejado de ser utilizadas provocando así una decisiva mejora que de paso contribuirá también a ralentizar el aumento global de la temperatura de nuestra bendita casa común terráquea en aproximadamente 0,5 grados centígrados de aquí a 2100, según confirmaba el pasado lunes la Organización Meteorológica Mundial que también nos ha recordado cómo el acuerdo adicional a ese Protocolo alcanzado en 2016, la llamada Enmienda de Kigali, exige la reducción progresiva de la producción y utilización de algunos hidrofluorocarbonos que si bien no agotan directamente el ozono son sin embargo potentes gases de efecto invernadero.

Todo esto viene a demostrarnos pero que bien a las claras –déjenme que me suelte una verdad tan de Perogrullo– cómo cuando no sólo nos ponemos de acuerdo en lo que hay que hacer sino que, loados sean los hados, no ponemos de verdad a hacerlo, todo se puede conseguir.

Ojalá seamos capaces de –superando de una vez por todas los egoístas intereses económicos y geopolíticos que tanto nos lo están lastrando e impidiendo– ser tan igual de efectivos en otros campos en nuestra igualmente más que necesaria y cada vez más urgente lucha contra los malignos efectos de nuestras actividades en el cambio climático, tanto sacando adelante acuerdos mucho más completos y globales que los que hasta ahora nos hemos venido dando como poniendo en verdad en realización sus contenidos en nuestro día a día.

Porque bien claro está –bien que lo demuestran esos felices resultados en la recuperación de la capa de ozono– que cuando queremos bien que nos va. Vamos, que –vade retro, agoreros– claro, por supuesto que se puede; vaya si se puede.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información