23 de Abril de 2021 Son las 4:12

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2020
0
Imagen de José Ángel García

José Ángel García

"Otra mala noticia"

Mal vuelven a andar las cosas para el sector laboral conquense con ese Expediente de Regulación de Empleo que la multinacional de energías renovables Siemens-Gamesa ha planteado para la factoría que esta empresa tiene en nuestra capital y que dejaría sin puesto de trabajo a cincuenta y un trabajadores, afectando, según se calcula, de forma directa o indirecta, a un centenar de familias y dejando a nuestra realidad industrial aún más desnuda y desvalida de lo que ya, por desgracia está; una decisión que llevaba a su plantilla a concentrarse en protesta el pasado miércoles ante las puertas de la planta y a anunciar una posible manifestación en la propia ciudad, a cómo las actuales circunstancias dictadas por la Covid 19 lo permitan, para el próximo día 5 del entrante febrero, en tanto que se llevaban a cabo manifestaciones solidarias en otros centros de la empresa en el territorio nacional. Es una decisión empresarial que los trabajadores rechazan considerando la realidad de unas instalaciones y una plantilla que califican de únicas y altamente especializadas en el mantenimiento y reparación de palas de aerogeneradores (un sector por cierto con tan claro futuro) y denunciando que no tendría lógica económica en un momento en el que Siemens-Gamesa –que también ha planteado una actuación semejante y paralela en otra de sus factorías, la ubicada en el municipio coruñés de As Somozas– ha anunciado que en 2021 volverá a tener beneficios y, según los datos que ellos manejan, durante su primer trimestre fiscal habría facturado 2.300 millones de euros, con un beneficio bruto de 121 millones, achacando la presentación del amenazante ERE actual a la intención de la multinacional de deslocalizar la producción hacia Portugal donde serían más bajos los costes salariales. La situación suscitaba ese mismo miércoles la aprobación por unanimidad en el pleno de la Diputación provincial de una moción solicitando a la multinacional que dé marcha atrás en su decisión y mantenga los puestos de trabajo, para lo cual, según se ha anunciado, se habrían ofrecido alternativas de viabilidad por parte de los gobiernos español y castellanomanchego, así como, por parte de la propia Diputación, la participación en ese futuro Parque Científico y Tecnológico en el que está trabajando la corporación, participación que según sus promotores vendría a solucionar los problemas de maniobrabilidad que por lo visto se ha aducido que presentaba la llegada de las palas; una moción que es de esperar que se vea acompañada por otra similar del ayuntamiento capitalino en el pleno que este jueves está anunciado pero que a la hora de escribir estas líneas aún no se ha celebrado, ya que también parece que hay postura común entre todos los grupos que integran su plenario. No es quien esto firma muy optimista precisamente cara a la consecución de soluciones para este tipo de situaciones pero ojalá me equivoque y cuantas gestiones se puedan –y desde luego se deben– llevar a cabo emboquen una salida para algo que vuelve a poner sobre el tapete la absoluta necesidad de atar las ventajas y beneficios que tantas veces se dan a las empresas para que se ubiquen –según se nos dice a Siemens-Gamesa por ejemplo se le cedieron en su momento, dieciséis años atrás, los terrenos en los que se asienta– con el compromiso de su permanencia y del mantenimiento de sus plantillas, algo que, como estamos viendo, dista mucho de que se produzca y para lo que, por lo tanto, habría que ir cambiando drásticamente las características de esas concesiones planteando en recíproca actitud de colaboración, la obligatoriedad real del complimiento de esos sociales objetivos.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información