23 de Enero de 2021 Son las 21:02

Entrevistas

Entrevistas

Especial Semana Santa 2020
Ángel Cantera

“Cuenca ha sido uno de los mejores destinos de mi carrera”

El subdelegado de Defensa, que cesará en el cargo el próximo 15 de diciembre tras cumplir el máximo de 6 años en destino, asegura irse con la satisfacción del deber cumplido

“Cuenca ha sido uno de los mejores destinos de mi carrera”
Foto: Saúl García
8/12/2020 · Miguel A. Ramón

Después de seis años en el cargo, el coronel Ángel María Cantera Montenegro (Madrid, 1960) cesará como subdelegado de Defensa en Cuenca el próximo 15 de diciembre. Y lo hace, no por gusto, sino por haber cumplido el máximo de seis años en el destino.

Y es que este militar madrileño, casado y con tres hijos asegura haber estado magníficamente estos años en nuestra provincia hasta el punto de señalar que “Cuenca ha sido uno de los mejores destinos de su carrera”.

Trayectoria profesional, por cierto, bastante extensa que le ha llevado a pasar por el Estado Mayor del Ejército en tres ocasiones, así como por la Guardia Real e, incluso, por Bosnia, donde estuvo destinado en una misión durante varios meses.

Carrera militar que ha estado jalonada de una docena de reconocimientos, diez de ellos de carácter nacional, como la Cruz, la Placa y la Encomienda de la Real y Militar de la Orden de San Hermenegildo o la Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco, y otros dos extranjeros, como la Medalla OTAN Antigua Yugoslavia y la Encomienda de la Orden del Mérito de la República Portuguesa.

A pesar de que su familia ha permanecido estos años en Madrid, el coronel Cantera no duda en dejar claro que “no me he sentido solo en ningún momento y me voy con muchos y buenos amigos”. El secreto, según dice, no ha sido otro que el excelente carácter de los conquenses, que “me acogieron muy bien desde un principio y nunca he tenido la sensación de ser un extraño en esta magnífica tierra”.

Se va a ir con alguna asignatura pendiente, puesto que la Covid le ha impedido haber celebrado una Jura de Bandera en Cuenca y tres homenajes a la Bandera en la provincia, pero, aun así, dice irse con la satisfacción del deber cumplido, aunque, eso sí, con mucha pena.

Ya se conoce quién será su sustituto al frente de la Subdelegación de Defensa en Cuenca, el coronel Fernando Antón Bernalte, que se incorporará al cargo, también el 15 de diciembre, para más tarde tomar posesión de manera oficial. A él le aconseja que “corrija todas aquellas cosas que no haya sido capaz de poner en marcha o no haya sabido ejecutar correctamente, al tiempo que le invita a disfrutar de Cuenca, sus gentes y de su tierra.

Después de estos 6 años al frente de la Subdelegación de Defensa en Cuenca, ¿qué valoración le merece este periodo de su vida profesional?

La verdad es que han sido seis años en los que he disfrutado mucho. He sido muy feliz en este destino. En este tiempo hemos realizado bastantes actividades y ha sido gracias al apoyo y respaldo de las autoridades, instituciones y entidades, además, por supuesto, de contar con la aceptación de la población conquense. Es por ello que a todos ellos les quería agradecer su apoyo, colaboración y afecto. En consecuencia, no es de extralar que la valoración, que hago de estos seis años es, en general, muy positiva.

Entiendo, por lo tanto, que se va con buen sabor de boca ¿no?

Por supuesto. Me voy encantado de haber estado estos seis años en Cuenca. Ha sido uno de mis mejores destinos que he tenido en mi larga carrera militar. He disfrutado mucho, he sido muy feliz y, dejando a un lado el hecho de que mi familia ha estado en Madrid y yo aquí, aún así, he disfrutado mucho.

¿Le costó mucho adaptarse a este destino y a una capital tan pequeña, como Cuenca, así como a una provincia con una reducidísima presencia militar, más aún viniendo del Estado Mayor del Ejército, donde estuvo destinado varios años?

No. La verdad que no me ha costado adaptarme, y creo que fundamentalmente ha sido por la amabilidad de la población conquense, que me ha acogido muy bien desde el principio. Nunca he tenido la sensación de ser un extraño y menos aún sentirme solo en algún momento. Al contrario, me voy con muchos y muy buenos amigos.

El que no haya ninguna representación militar en Cuenca, excepto la Subdelegación de Defensa, tiene su parte positiva y su parte negativa. El inconveniente es que para cualquier actividad hemos tenido que gestionar que vengan unidades de Madrid, Toledo, Albacete o Guadalajara, aunque siempre hemos contado con el apoyo de los ejércitos y, por otra parte, que no hemos podido llegar a todas las localidades de la provincia, como nos hubiera gustado.

Después de todo este tiempo, ¿Qué impresión tiene de Cuenca y de los conquenses?

Hace seis años entré en Cuenca por primera vez, y Cuenca entró en mi corazón, donde permanecerá siempre en un lugar privilegiado. Me voy con la satisfacción del deber cumplido, pero con mucha pena, porque como he comentado antes, he sido muy feliz y he disfrutado mucho. Ha sido uno de mis mejores destinos, y recordaré siempre a Cuenca y a los conquenses.

"La población conquense me ha acogido muy bien desde el principio y nunca he tenido la sensación de ser un extraño. Al contrario, me voy con muchos y muy buenos amigos"

Teniendo en cuenta que éste ha sido su primer cargo como Subdelegado de Defensa, ¿ha conseguido lo que se propuso en un principio?

En mi toma de posesión, el 15 de diciembre de 2014, me plantee dos objetivos fundamentales: por un lado, difundir la cultura de Defensa, es decir, que la sociedad conquense conociera más y mejor a las Fuerzas Armadas españolas, y percibieran que la Defensa Nacional incumbe a todos los españoles, y, por otro, apoyar al personal militar retirado y en reserva que dependen de esta Subdelegación.

No sé si lo habré conseguido, pero sí sé que le he dedicado a ello todo mi esfuerzo y mi trabajo. La sociedad conquense es quien tiene que valorar nuestro trabajo y decir si lo hemos conseguido o no. Mi mayor satisfacción para mí sería que los conquenses valorasen nuestro trabajo positivamente y se mostraran contentos.

De todos modos, ¿cree que los conquenses tienen una percepción diferente del Ejército que cuando llegó en 2014?

Las actividades desarrolladas en este tiempo nos han permitido acercarnos mucho más a los conquenses, como con los actos de homenaje a la Bandera, los conciertos de música militar o los ciclos de historia militar desarrollados en la Subdelegación de Defensa, conferencias en centros educativos y municipios. Creo que nos conocen un poquito más y mejor.

¿Alguna asignatura pendiente?

Siempre hay temas nuevos que surgen y algunos no se pueden llevar a cabo. En concreto, me hubiera gustado haber podido realizar este año 2020 una Jura de Bandera en Cuenca y tres actos de homenaje a la Bandera en Villarejo de Fuentes, Huete y Las Valeras, pero la pandemia no lo ha permitido, así como los conciertos de Música Militar en Cuenca y Belmonte, el III Ciclo de Historia Militar, que comenzaron hace dos años coordinado por Miguel Romero, y la entrega de premios del Concurso Literario “Carta a un militar español”, que organiza el Ministerio de Defensa, y a nivel provincial un jurado designa al ganador o ganadora provincial y a los finalistas, a los que les entregamos los galardones en un acto muy emotivo en la Subdelegación. Todos ellos, y otros, ha habido que suspenderlos o aplazarlos a causa de la situación provocada por la COVID.

Foto: Saúl García

¿Qué recuerdos se lleva de esta experiencia?

En seis años ha habido momentos duros y otros muchos buenos. Los momentos malos o difíciles, gracias al apoyo y trabajo del personal civil y militar de la Subdelegación de Defensa, que son ejemplo de disciplina, lealtad, compañerismo y amor a España, los hemos conseguido superar. Por el contrario, ha habido muchos momentos buenos, y me llevo una mochila cargada de recuerdos de esta magnífica ciudad y provincia y de sus gentes. En especial, el mejor recuerdo son las veces que tanta gente que, incluso no conocía, se han acercado a darnos las gracias o felicitarnos por nuestra labor.

¿Le haría alguna recomendación a su sustituto al frente de la Subdelegación del Gobierno en Cuenca?

El coronel Fernando Antón Bernalte se hará cargo de la Subdelegación de Defensa el próximo día 15 de diciembre. Su último destino fue Segundo Jefe de Operaciones Especiales en Alicante. Por su trayectoria profesional y personal estoy seguro que realizará una magnífica labor, como ya ha desempeñado en todos los puestos que ha ocupado a lo largo de su ya larga vida militar. Lo único que podría aconsejarle es que corrija todas aquellas cosas que yo no haya sido capaz de poner en marcha o no haya sabido ejecutar correctamente y que disfrute lo más posible en Cuenca, de sus gentes y de su tierra, al igual que he hecho yo.

¿Cuál va a ser su siguiente destino?

Ya ha salido en el Boletín Oficial de Defensa la resolución por la cual ceso como Subdelegado de Defensa el 15 de diciembre. A partir de ahí, esperaré a que salgan vacantes para personal en reserva y, entonces solicitaré y ya veremos qué destino me conceden, aunque, como es lógico, mi objetivo es que sea en Madrid, donde está mi familia. De momento tendré que esperar.

¿Cómo ve la situación actual en Cuenca con un escenario tan adverso como el de la pandemia de la Covid-19?

La situación en Cuenca, al igual que la del resto de España, es de preocupación por las fatales consecuencias de la pandemia de la COVID-19.

Da mucha tristeza los fallecidos por el coronavirus, el dolor de sus familiares y el padecimiento de los que lo han sufrido o están sufriendo esta enfermedad. Para todos ellos un abrazo y mis oraciones. También preocupa la situación económica que está provocando esta pandemia.

Todo ello, junto con otros problemas y situaciones que estamos viviendo, ocasiona un ambiente de tristeza y preocupación; pero ante todo ello, tenemos que tener confianza en que saldremos adelante todos juntos.

¿Algún mensaje de despedida?

Sí, desde luego, me gustaría aprovechar esta oportunidad que me brindan para despedirme, ya que no voy a poder hacerlo de mucha gente por la actual situación de la pandemia, aunque tengo intención de volver a Cuenca, cuando todo esto pase, a despedirme personalmente de muchos conquenses. Entre tanto y mientras llega ese momento, querría agradecer el apoyo, el afecto y la colaboración que han tenido estos años con la Subdelegación de Defensa, en general, y conmigo, en particular, y, si en alguna ocasión no he estado a la altura de lo que se me pedía o he ofendido a alguien, pido disculpas. Felicito a todos los conquenses por esta magnífica tierra que tienen.

Por último, si transcurridos unos años le volvieran a destinar a Cuenca ¿cómo recibiría la noticia?

Sin duda, con mucha alegría y con mucha ilusión. Sería para mí un honor y una gran responsabilidad seguir prestando mis servicios a los conquenses.

"La Covid ha impedido que realizara este año una Jura de Bandera en Cuenca y tres actos de homenaje a la Bandera en Villarejo de Fuentes, Huete y Las Valeras"
logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información