DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE CUENCA OFICINA VIRTUAL TRIBUTARIA DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE CUENCA OFICINA VIRTUAL TRIBUTARIA
28 de Junio de 2022 Son las 21:16

Deportes

Deportes

Especial Semana Santa 2020
Fútbol

Una permanencia que vale oro

Semprún y Pery analizan la sufrida permanencia del San José Obrero tras un épico final

Una permanencia que vale oro
Foto: Alejandro del Valle
28/5/2022 · Alejandro del Valle

Pocos lo habrían creído tras ver la primera vuelta del equipo, pero lo cierto es que los de Fran García han firmado un final de ensueño para mantener la categoría en un año complicadísimo. Dos pesos pesados del equipo como Javier Semprún y Pedro García ‘Pery’ analizan lo que ha sido una temporada de dolor y gloria, pero que ha terminado de la mejor manera.

 

UNA MONTAÑA RUSA
Tan solo “montaña rusa” puede definir la temporada de un San José Obrero que ha pasado por todo. Tras un inicio en el que costó arrancar, los rojillos sacaron unas importantes victorias a principios de año para luego verse enquistados en una mala racha. Cuando más lo necesitaban, en el tramo final, sacaron fuerzas de donde no las había para ir a victoria por partido.


Finalmente, la plantilla recibió con enorme alivio la noticia de la permanencia después de que el CD Mocejón perdería tres puntos tras una alineación indebida, lo que ocasionaba que no se jugasen toda la temporada en el último partido ante el Yunquera -que a la postre acabarían ganando 6 a 1-. “La afición se merecía un partido de tranquilidad porque nos han estado apoyando todo el año”, agradece Pery. 


Hubo alguien más que confió en todo momento, y ese es Semprún. En enero, y con el equipo en pleno descenso, le relataba a Las Noticias de Cuenca: “Como decimos la gente de aquí, de la casa: esto es el Obrero y se saca como sea”. Hoy, con el objetivo cumplido, se toma la licencia de reír con satisfacción ante esas palabras y celebrar que se hayan logrado de esta sufrida manera.

Con seis victorias en los últimos seis partidos, el Obrero sacó fuerzas de donde no las había para salir de la agónica zona roja cuando más lo necesitaban

ESPÍRITU INSOFOCABLE
La remontada exprés ante el Yuncos -partido que perdían 0-1 en el minuto 80- supuso un punto de inflexión en la temporada del San José Obrero. Después de que la suerte no sonriese a los obreristas en muchos partidos -goles encajados en los últimos minutos, remontadas en contra…-, Pery señala que este partido supuso una inyección de moral para toda la plantilla. “Ahí nos dimos cuenta de que podíamos ganarle a cualquier equipo, fue un punto de inflexión de creer un poco más todavía”, relata el centrocampista. Semprún no puede sino elogiar la actitud de todo el equipo, señalando que podían hundirse y darlo por perdido o luchar mientras matemáticamente hubiese alguna opción. Además del choque ante el Yuncos, el 6 del Obrero recuerda la remontada sufrida ante el Seseña en el que perdieron en el descuento un partido que ganaban por 0-2. “Ese fue un golpe de moral duro, pero el equipo se lo tomó de la manera inversa y vimos que podíamos”, sentencia el capitán.


Además, dedica también unas palabras a la familia obrerista en conjunto. Agradece así el esfuerzo de la directiva, que hizo un enorme esfuerzo para que el equipo pudiese dormir en Cebolla  para llegar en el mejor estado posible al decisivo partido ante el Torpedo 66. “El Obrero no es solo los jugadores, tienes mucha gente detrás que sin ánimo de lucro se esfuerza por nosotros, y una afición que, ganes, pierdas, empates… siempre están ahí. Y qué mejor manera de agradecérselo que conseguir esa salvación”, apunta Semprún.
 

Pery: “Todo esto ha sido a base de trabajo y de seguir creyendo. El equipo estaba jugando bien, solo faltaba que llegasen los resultados”

UN MERECIDO DESCANSO
Los finales de temporada siempre tienen ese sabor amargo, más aún cuando llega la hora de decir adiós a algún compañero. Pery se despedirá del Obrero, aunque lo hace con el buen sabor de boca tras esa salvación. No olvidará el mediocentro la cariñosa pancarta de despedida a lo Zinedine Zidane -pidiendo al árbitro que no pitase el final, pues Pery “se les iba”- colgada por sus amigos: entre risas, desvela que este detalle le dio mucha alegría a la vez que mucha vergüenza. “Lo agradecí mucho y unas cervezas me costó”, relata el jugador. Ya desde fuera del equipo, ambos jugadores esperan grandes cosas de un Obrero al que le desean lo mejor en el futuro.


Semprún, el eterno ‘One Club Man’ del Obrero, señala que no se quiere mojar en su continuidad, y que tomará este periodo veraniego para tomar una decisión de cara al año que viene. No obstante, ya sea dentro o fuera del campo, Pery y Semprún lo tienen claro: son dos obreristas que no faltarán en el Obispo Laplana.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información