ALBERGUE DE ANIMALES DIPUTACIÓN DE CUENCA ALBERGUE DE ANIMALES DIPUTACIÓN DE CUENCA
18 de Agosto de 2022 Son las 13:15

Cuenca

Cuenca

Especial Semana Santa 2020
Semana Santa 2018

Viernes Santo: Camino del Calvario romperá el alba conquense

Las Turbas de Cuenca cambia de nombre (ya no serán el Grupo Turbas) y procesiona por primera vez tras la nueva Concordia con el Obispado y la Junta de Cofradías mediante la que aumenta su presencia en la institución nazarena

Viernes Santo: Camino del Calvario romperá el alba conquense
Camino del Calvario 2017.// Foto: Saúl García
29/3/2018 · Berta López

A las 5:30 horas y desde la iglesia parroquial de El Salvador saldrá, si la lluvia respeta, la procesión de Camino del Calvario, la primera de las tres que vivirá Cuenca en este Viernes Santo en que la ciudad, nazarena, no duerme ni descansa.

Tras el guión morado de la Real, Antiquísima, Ilustre y Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno de El Salvador el grupo escultórico de Nuestro Padre Jesús Nazareno ayudado por el Cirineo tallado por Marco Pérez. En perfecto orden desfila esta Hermandad con un segundo Misterio, el de La Caída, descendiendo por Alonso de Ojeda y Puerta de Valencia hacia Las Torres, Aguirre y Carretería.

Tras ellos, San Juan Apóstol Evangelista con su palma al viento, bendecida el Domingo de Ramos. Cierra cortejo la V. H. de Ntra. Sra. de la Soledad (vulgo de San Agustín) con sus dos pasos: el Encuentro de Nuestro Señor con su Madre Camino del Calvario – talla que supone en Cuenca la representación de la primera vez que la Madre ve al Hijo en su tránsito de cruz – y la Virgen de la Soledad de San Agustín.

El cortejo subirá por la Trinidad y Palafox hasta las ya famosas Curvas de la Audiencia y llegará por Andrés de Cabrera y Alfonso VIII a la Plaza Mayor. El desfile hará la bajada en el mismo orden de subida. Se detendrá en San Felipe Neri para el esperado momento del Miserere y accederá por el Peso y Solera al Salvador, para finalizar pasado el mediodía.

NOVEDADES:

Las Turbas de Cuenca cambia de nombre (ya no serán el Grupo Turbas) y procesiona por primera vez tras la nueva Concordia con el Obispado y la Junta de Cofradías mediante la que aumenta su presencia en la institución nazarena.

La Verónica estrena un nuevo paño con el rostro de Jesús, pintado por Emilio Morales con su propia sangre.

La de San Juan Evangelista pasa a llamarse Venerable Hermandad y Cofradía de Nazarenos de San Juan Evangelista. El cambio responde a la recuperación de la nomenclatura original de la Hermandad, ya que en su primer libro de actas se denomina Cofradía; y lo es de nazarenos porque así se constituyeron en la primera salida procesional, diferenciándose de las primeras hermandades de Cuenca, que eran de flagelantes, disciplinantes y penitentes.

El paso de San Juan Evangelista tendrá este año nuevo capataz de banceros: Rafael Burgos, quien ha sido bancero del Apóstol y que sustituye a Pedro Vergaz tras 12 años en el puesto.

La Soledad de San Agustín llevará en procesión un cuello de encaje duquesa del s. XIX.

Estrena un broche de plata dorada y en su color, con el escudo de la banda la Juvenil Filarmónica de Villamayor, que le regalaron en el Concierto de la pasada Cuaresma.

También llevará la medalla de san Julián (s. XVIII) por el Año Santo.

En procesión se podrá escuchar por primera vez la marcha Madre del Salvador, compuesta y regalada por José Luis Torijano a la Hermandad, y Alma Nazarena, también de Torijano para el secretario de la Hermandad, Rubén Amigo.

Puntos de interés:

El paso de las Sagradas Imágenes por Alonso de Ojeda y la Puerta de Valencia, en los primeros compases de procesión.

La llegada de Nuestra Señora de la Soledad de San Agustín a la altura de la herrería, para escuchar su motete. Al finalizar, la Juvenil Filarmónica de Villamayor de Santiago enlaza con la marcha Al Capataz (José Luis Torijano), que recoge el motete a la Soledad en sus primeros compases, mientras siguen sonando martillo y yunque en la fragua.

La subida de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Salvador por Palafox y la clariná con que los turbos le obsequian a la altura del Monumento a Las Turbas.

La subida de San Juan Evangelista por las Curvas de la Audiencia, al son de su marcha, San Juan de Nicolás Cabañas, auténtico himno de la Semana Santa de Cuenca.

La llegada de las Sagradas Imágenes a la Plaza Mayor y, muy especialmente, el contraste entre el bramido de los tambores para el Señor y San Juan Evangelista y el silencio al llegar la Madre de la Madrugada, Soledad de San Agustín.

La llegada a San Felipe Neri (en la bajada), donde el Coro del Conservatorio canta al paso de las Sagradas Imágenes.

El paso del cortejo por la calle del Peso hacia su final en El Salvador, pues la acústica de la calle es inmejorable y en ella se remansa el sonido de Las Turbas para todo un año…

Recuerda que…

Habrá un año más restricción de aforo – en aras de mejorar la seguridad – tanto en la Plaza Mayor como en San Felipe Neri a la bajada, en el momento del miserere. Permanece atento en todo momento a las indicaciones oficiales.

En Cuenca no se aplaude durante las procesiones.

El silencio es la nota característica en la Semana Santa de Cuenca. Procura guardar silencio a lo largo de todo el recorrido.

No está permitido acceder al cortejo procesional para tomar fotos o vídeos; hazlos desde la acera. Tampoco está permitido cruzar por medio de las filas de nazarenos. En Semana Santa, la calle es del nazareno: respétalo.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información