Es noticia en Cuenca: Pedanías de Cuenca EvAU Conka Street 2024 Altas capacidades Loterías y Apuestas del Estado Educación Servicios Sociales Cirugía pediátrica Comercio Local
Lectura

Libros en papel y en digital: ¿Qué prefieren los conquenses?

Este lunes 4 de julio se celebra el Día Internacional del Libro electrónico, un soporte de lectura que en 2021 acaparó el 6,3% del mercado legal del libro en España
Libros en papel y en digital: ¿Qué prefieren los conquenses?
Imagen de la Librería Lorca en Cuenca capital. Foto: Saúl García
04/07/2022 - Rubén M. Checa

Desde que se comenzara a popularizar en torno al año 2010 el uso de los libros electrónicos, hay gente que se ha pasado a lo digital, pero hay nostálgicos que, 12 años después de la llegada de este soporte a nuestras vidas, siguen comprando y leyendo a sus autores favoritos en papel. 

Este lunes, 4 de julio, se conmemora el Día Internacional del E-book o del Libro Electrónico, ya que fue esta misma fecha, pero de 1971, cuando se inauguró la primera biblioteca digital del mundo. 

Michael Hart era en aquel entonces un estudiante de la Universidad de Illinois (Estados Unidos) necesitaba enviar una transcripción de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, pero se topó con el impedimento de que el documento superaba el peso permitido por el correo electrónico.  

Así, decidió subir el texto como un elemento independiente y descargable, dando origen en ese momento al proyecto Gutenberg, la biblioteca digital más grande del mundo y que en la actualidad cuenta con más de 60.000 ejemplares de dominio público en diferentes lenguas como inglés, francés, portugués o español. 

El Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2021, elaborado por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) con el patrocinio de CEDRO y en colaboración con el Ministerio de Cultura y Deporte señala que, en el conjunto del país, el 29,4% de la población prefirió la lectura en formato digital el año pasado. 

Una cifra que ha sufrido un ligero descenso tanto en la serie histórica como respecto al año 2020, cuando el número de lectores que prefieren la tinta digital se situó en el 30,3%, el máximo registrado en la serie histórica.

SITUACIÓN EN CUENCA

El presidente de la Asociación de Libreros y Papeleros de la provincia de Cuenca, Julián Saiz, destaca que los datos anteriores también se trasladan al ámbito de Cuenca. Y es que, aunque las librerías tengan clientes que ya disponen de este libro electrónico, son muchos los que prefieren la tinta impresa. 

“Al final, ya sea por tener todos los ejemplares del autor o por cualquier otro motivo, el libro en papel se sigue vendiendo”, apunta el librero, quien destaca que las librerías de la provincia “apuestan por el papel que, al fin y al cabo, es lo tradicional”. 

Para los libreros conquenses el libro electrónico es una herramienta “muy buena”, aunque la tinta sigue predominando pero, de todos modos, “la diversidad de formatos es buena y hay que respetarla”

Además, las librerías están desmarcadas del libro electrónico, ya que el ciberlibro solo puede adquirirse en plataformas digitales, aunque eso sí, Saiz defiende el uso del libro electrónico: “le facilita la lectura a mucha gente que, de otra forma, no podría leer”. 

Lo ejemplifica con personas con problemas de visión, ya que algunas necesitan que la letra sea más grande que la de un libro en papel y esto sólo lo pueden leer con estos dispositivos electrónicos puesto que las editoriales, de momento, no apuestan por la impresión en letras grandes. 

Además, a juicio de Saiz, “las editoriales saben que hay un estancamiento a nivel de libro digital, por eso siguen apostando por el libro físico, y de hecho muchos autores que se mueven por el entorno digital, están deseando que los grandes grupos se pongan en contacto con ellos para ver su obra también en papel”. 

Una situación de apuesta por el papel que Saiz, reconoce, también se hace notar en las ferias del libro Cuenca Lee que cada año se organizan, en donde el volumen de ventas aumenta cada año. 

Con todo, para los libreros conquenses el libro electrónico es una herramienta “muy buena”, aunque la tinta impresa sigue predominando, pero, de todos modos, “la diversidad de formatos es buena y hay que respetarla”. 


OTRAS NOTICIAS DE INTERÉS