CAMPAÑA PEQUEÑO COMERCIO DIPUTACIÓN CUENCA
Es noticia en Cuenca: ToroVerde tabaco Cáritas Cuenca Castilla-La Mancha es Moda 20 años luna miel reyes Pleno Ayuntamiento Cuenca Mayo 2024 Palestina Solidaridad Asociación Esclerosis Múltiple Cuenca
Educación

El CEPLI avanza en inclusión con la adaptación de cuentos antiguos a lectura fácil

El centro de promoción de la lectura infantil publica el facsímil Pulgarito, que se va a convertir a un lenguaje sencillo para personas con diversidad funcional
Fotos: Saúl García
10/03/2023 - Dolo Cambronero

El Centro de Estudios de Promoción de la Lectura y Literatura Infantil (CEPLI), dependiente de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y con sede en el Campus de Cuenca, avanza en inclusión. Dentro de su proyecto de publicación de facsimilares de libros infantiles antiguos para la recuperación de textos de hace un siglo, la entidad da un paso más y adaptará también estas historias a lectura fácil para que puedan ser accesibles para personas con diversidad funcional.

“Son textos que pueden estar de actualidad y que hablan de dónde venimos”, explica Santiago Yubero, director del CEPLI, acerca de la serie de facsimilares dedicada a algunos de los ejemplares más llamativos de los que conserva en sus fondos, habiendo reproducido ya títulos como Alicia en el País de las Maravillas, Historias Festivas Gal, ¡No más caprichos! y El caballito jorobado, entre otros.     

El último facsímil que han publicado es Pulgarito, basado en un original fechado en la década de los treinta del siglo pasado sobre el cuento clásico del escritor francés del siglo XVII Charles Perrault. El siguiente paso será adaptar este texto con un lenguaje sencillo y claro para que pueda ser leído fácilmente y disfrutado por personas que presentan algún problema de comprensión.

Visto con la perspectiva actual, el cuento de Pulgarcito no pasaría el filtro de lo políticamente correcto. “La historia es terrorífica. Unos padres que abandonan a sus hijos en el bosque. Pero en esa época, cuando las familias no tenían para comer, los más pequeños estaban en la calle, no tenían el estatuto de niños como tal”, puntualiza el también decano de la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades del Campus de Cuenca.

 

 

Foto: Saúl García

INFUNDIR ESPERANZA

En este sentido, reflexiona acerca de que el éxito de los cuentos tradicionales radica en que “dan esperanza”. “A los personajes les pasan un montón de cosas malas pero al final, todo sale bien. La enseñanza es que, si eres bueno, hay esperanza. A los niños también les da seguridad pensar que siempre hay alguien que los va a proteger. Por eso se mantienen los clásicos”, considera.

El responsable, catedrático de Psicología Social de la Educación, también analiza el sexismo que rezuman algunos clásicos. “Todas las historias son deudoras de su momento. Están escritas en un periodo determinado y reflejan esa sociedad”, remarca.

Precisamente relacionado con esta última reflexión, uno de los proyectos en los que ha trabajado el CEPLI a lo largo de sus dos décadas de vida ha abordado los estereotipos sexistas que transmiten algunos libros. Bajo el título ‘Leer y vivir la igualdad’ y en colaboración con el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, la investigación planteaba cómo educar actitudes igualitarias desde la lectura.

“Es verdad que a veces son brutales las historias que cuentan los clásicos. Pero los niños los han mantenido sin pensar en los estereotipos. Lo han hecho porque dan esperanza. El tema de los príncipes y princesas es secundario. Sin embargo, los adultos, las instituciones, los regímenes, los partidos políticos… los han interpretado para discriminar”, cree. 

Y apunta que “hay montones de cuentos políticamente correctos pero no los conoce nadie” y pone como ejemplo Caperucita Roja y el lobo de Roald Dahl, en el que Caperucita mata al lobo  y se hace un abrigo con él. “Porque le falta eso que tienen los clásicos de que las cosas salen bien al final”, añade Yubero.

Tradición popular, valores y lectura, y el desarrollo de la inteligencia emocional a través de los cuentos son otras de las temáticas que han centrado los distintos proyectos desarrollados por el CEPLI, que también está trabajando ahora en una investigación para la prevención del acoso a través de los libros.

    

 

La biblioteca especializada del CEPLI cuenta con un fondo de más de 30.000 volúmenes
Foto: Saúl García

UN TESORO

Uno de los tesoros del CEPLI es su biblioteca especializada, que dispone de espacio propio en la Biblioteca General del Campus de Cuenca. El recurso, que se abrió a los investigadores en el año 2000, echó a andar con 8.000 volúmenes que formaban parte de los fondos de la filóloga Carmen Bravo-Villasante (1918-1994) y que fueron adquiridos por la UCLM. En la actualidad, suma ya más de 30.000. Especialmente valiosos son los del fondo antiguo, alrededor de 2.500 ejemplares que son anteriores al año 1939.

El CEPLI comenzó su andadura en 1999, impulsado por Pedro Cerrillo, catedrático de Didáctica de la Lengua y la Lectura de la UCLM. “Es el primer centro que se crea en España con estas características ya que normalmente los centros de promoción de la lectura pertenecen a bibliotecas o a otro tipo de instituciones pero no a universidades”, matiza Yubero.

El propósito con el que arrancó el centro era la formación de profesionales para la promoción de la lectura infantil entendida como herramienta de desarrollo personal y social. El equipo que lo conformaba, en el que también estaba Yubero, era multidisciplinar. “Había maestros, bibliotecarios, diseñadores, trabajadores y educadores sociales... Esa era su mayor riqueza”, considera el ahora director. 

 

 

Foto: Saúl García

MÁSTER LONGEVO    

Además de editar distintas publicaciones –como la revista Ocnos–, de recibir a investigadores nacionales e internacionales para estancias o de crear el Premio de Poesía Infantil Luna de Aire, otra de las acciones del CEPLI es el Máster en Promoción de la Lectura y Animación Lectora, que cuenta con un 80% de alumnado de otros países –Portugal, Latinoamérica y EEUU–.

No obstante, en relación con la promoción de la lectura, Yubero recalca el papel determinante de las familias. “Que los padres lean a los niños es fundamental en la formación del hábito”, señala Yubero, quien reconoce que adquirirlo actualmente es difícil ante la competencia del entorno digital pero recuerda que hace décadas, era más difícil el acceso al libro, sobre todo en las clases populares. Con todo, subraya los enormes beneficios que tiene esta práctica en edades tempranas ya que fomenta la creatividad y ayuda a lograr un mejor rendimiento escolar. “La lectura es una píldora de éxito total”, resume.