25 de Agosto de 2019 Son las 23:04

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2019
0
Imagen de Las Noticias de Cuenca

Las Noticias de Cuenca

Año electoral

Acabamos de estrenar un 2019 que, en lo político, realmente promete al tratarse de un año electoral en el que, cuando menos, habrá elecciones municipales, autonómicas y europeas, las cuales llegarán además en un momento en el que la irrupción de Vox en el parlamento de Andalucía y la insistencia de los independentistas catalanes en que se les permita celebrar un referéndum de autodeterminación ha radicalizado la vida política española.

Que el partido liderado por Santiago Abascal condicione su respaldo al cambio de gobierno en Andalucía a que Partido Popular y Ciudadanos dejen sin presupuesto los planes contra la violencia de género resulta, desde luego, un órdago en toda regla por lo que supondría de retroceso en una sociedad como la española en la que, lamentablemente, la violencia sobre la mujer sigue copando constamente los titulares de los periódicos. Calificar esa imprescindible lucha de “dictadura de género” como ha hecho el líder de la extrema derecha en Andalucía, Francisco Serrano, nos parece una de las mayores barbaridades que hemos escuchado en los últimos años, superior incluso al calificativo de “régimen del 78” con el que partidos como Izquierda Unida y Podemos se refieren a esa Constitución que recientemente cumplió cuarenta años y que nos ha traído un buen número de libertades y de desarrollo social y económico.

Por supuesto que todo es mejorable, y que la lucha contra la violencia de género no puede, por ejemplo, llevarse por tierra la presunción de inocencia de todo hombre acusado de malos tratos hasta que los tribunales demuestren lo contrario, lo mismo que es evidente que la Constitución necesita de algunos cambios para que la unidad de España sea compatible con la pluralidad, la diversidad y el autogobierno de sus distintas Comunidades Autónomas. Pero todo cambio en temas tan trascendentales debe hacerse con diálogo y moderación, tratando de buscar el mayor consenso posible, no con ideas descabelladas tendentes a la confrontación.

Sucede no obstante que la irrupción de nuevos partidos políticos, esas redes sociales donde no parece haber reglas ni respeto al diferente o la excesiva ideologización de determinados medios de comunicación convencionales están contribuyendo a crispar la sociedad, y esto a quien a la larga puede beneficiar es a esos partidos más radicales que, de gobernar nuestras administraciones, mucho nos tememos que podrían poner el país patas arriba, haciéndonos retroceder cuarenta años en la reconciliación de las dos Españas así como en igualdad de oportunidades, derechos, bienestar y protección de los más desfavorecidos.

Que, por ejemplo, un periódico de tirada nacional como El Mundo se hiciera eco en su portada de unas declaraciones del expresidente extreño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, en las que este criticaba a la secretaria general actual de los socialistas vascos, Idioa Mendia, por haber accedido a brindar para un reportaje navideño de un periódico de esa Comunidad con Arnaldo Otegi es una buena muestra del empeño de determinados sectores de nuestra sociedad en radicalizar la política y alentar la controversia, aprovechándose en este caso del sentimiento de los familiares de las víctimas del terrorismo de ETA, que lógicamente no comparten este tipo de acercamientos con quien en un pasado llegara a formar, incluso, parte de ETA, pero que también hay que reconocer que fue una persona clave en el proceso de disolución de la banda.

Con la reducción de la compleja realidad a “buenos” y “malos” se cae en una simplificación populista que apela al corazón sobre el cerebro, a los impulsos pasionales sobre el razonamiento sosegado, todo lo cual puede acabar convulsionando nuestra vida política y la convivencia entre los españoles, tan diversos y con derecho a pensar de forma diferente, pero siempre desde el respeto al otro. Porque sin ese respeto estaremos perdidos como país y como sociedad.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información