16 de Julio de 2019 Son las 23:25

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2019
0
Imagen de José Ángel García

José Ángel García

Envidia

Vuelve el articulista a estos nuestros conquenses lares tras unos días de asueto por el País Vasco y lo hace, les soy sincero, rechinando los dientes de envidia, de radical, rabiosa envidia, al haber vuelto a constatar cómo por aquellas norteñas tierras vaya si no han sido capaces de realizar algo que en nuestra provinciana capital, a lo que se ve, no acabamos ni casi me atrevería a decir, si seguimos como hasta ahora, que acabaremos nunca, por más que de ello hablemos y discutamos, de llevar a buen puerto: los allí tan en tantos lugares existentes remontes mecánicos, entre nosotros convertidos, a más de en tema de polémica, en proyectos que jamás consiguen llegar a realizarse; unos elementos no sólo consolidados como recursos habituales en tantos puntos de la geografía recién recorrida, sino en algunos casos resueltos de forma modélica cual es el caso de Vitoria, una ciudad que ha sabido conjugar sin problemas funcionales ni atentado estético alguno la facilidad viaria propiciada por sus escaleras mecánicas con el entorno arquitectónico de su casco histórico. Y uno no puede dejar de preguntarse qué maldición cuasi bíblica o incapacidad social nos lleva a los conquenses a ser incapaces de algo similar. Como también me pregunto por qué no podríamos, nosotros que tanto gallardeamos de la íntima imbricación de nuestra realidad urbana con el espléndido entorno natural en el que se enclava, de en cierta medida imitar, desde nuestra propia distintiva realidad, el también en la alavesa capital conseguido diálogo entre edificaciones y zonas verdes, un diálogo que les sirvió para su declaración, en 2012, como Capital Verde Europea, un galardón establecido a partir de 2008 por la Unión Europea para aquellas ciudades con más de doscientos mil habitantes que quisieran optar a él sometiéndose al examen de una exhaustiva lista de criterios medioambientales en una competición que la ciudad se llevó, nunca mejor dicho, de calle, al desarrollar, como líneas principales de actuación, un plan estratégico de reducción de emisiones, la modificación de los hábitos de movilidad de sus ciudadanos para impulsar medios de transporte más sostenibles y la realización de un anillo de parques periurbanos enlazados entre sí por corredores eco-recreativos. No tenemos, desde luego, doscientos mil habitantes ni la potencia económica de Vitoria pero ¿de verdad habría costado tanto que nuestros ensanches urbanos hubieran tenido más en cuenta criterios semejantes a los contemplados por los vitorianos en su realización?; ¿y por qué parece tarea de Hércules el conseguir un servicio de autobuses más racionalmente adaptado a las características de nuestra realidad urbana? En fin, ¡ea!, a ver si se me va pasando esta envidia…

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información