23 de Septiembre de 2019 Son las 9:55

Entrevistas

Entrevistas

Especial Semana Santa 2019
Isidoro Gómez Cavero

“Lo básico es fundamental y lo perdimos hace mucho tiempo”

El cabeza de lista de la agrupación de electores Cuenca nos Une muestra su preocupación por el futuro de la ciudad

Imagen principal de la noticia
Fotos: Saúl García
23/5/2019 · Gorka Díez

Negocios que cierran, jóvenes que se van, funcionarios que se jubilan cuyas plazas son amortizadas y jubilados que se compran un piso fuera de Cuenca y ya solo regresan puntualmente. Es la realidad que desde hace años percibe y preocupa al doctor Isidoro Gómez Cavero (Cuenca, 1963).

“La ciudad está en una caída libre total. Cuando se hizo la Comunidad Autónoma mucha gente de los pueblos pasó a depender de otras provincias sanitaria y administrativamente y nos hemos quedado solos, sin ningún municipio grande más que Tarancón, cuya población consume en Madrid. Y de aquí se nos va todo el mundo: la gente desde jovencita se programa su vida fuera. A la larga no curramos aquí”, advierte.

Un razonamiento que al también presidente del Liberbank Cuenca le ha llevado a crear una agrupación de electores, Cuenca nos Une, con la que asegura “salir a ganar” en las elecciones del 26M con el objetivo de darle la vuelta a la situación y acabar, hace hincapié, con las luchas partidistas.

¿Qué propone para que Cuenca mejore?

Nuestra intención y objetivo fundamental es buscar trabajo y crear empleo para que la gente joven pueda tener su futuro en Cuenca o tenga la idea de poderlo tener. Buscamos el bienestar social y dejar una ciudad en la que a la gente le pueda apetecer quedarse a vivir. Una sociedad sin jóvenes no tiene futuro.

¿Y cómo se puede generar empleo?

Nos va tocar ir a buscar esas empresas fuera, a lo mejor poniendo unas oficinas en Madrid y Valencia que se dediquen a promocionar nuestra ciudad y buscar empresas tanto para el turismo como para otras cosas, como las nuevas tecnologías. Tenemos que aprovechar nuestros recursos naturales, como los forestales, incluso sectores de actividad incipiente como el reciclaje. Hay que aprovechar que aquí hay mucha vivienda y más económica que en otros sitios. El AVE también nos podría ayudar y si a esto añadimos la ayuda externa, una ayuda institucional que nunca hemos tenido, y nos hacen una comunicación con autovía en dirección a Motilla del Palancar, que es la más factible… También, tenemos que conseguir terreno industrial que no existe y dotarlo de fibra óptica y facilitar los trámites burocráticos a las empresas que se quieran instalar en Cuenca, valorar si queremos darles beneficios fiscales y facilitarles la vida: buscarles viviendas, que los hijos puedan ir a colegios... El problema, que he contado muchas veces, está en que si yo tengo una clínica y busco un cirujano muy bueno que hace una operación única y me lo puedo traer a Cuenca, pero al llegar en el AVE encuentra lo que encuentra (ve la ciudad sucia, con todas las calles mal), no se va a querer quedar: para que se quede tenemos que tener el quirófano preparado. Así que hay que empezar por la A: corregir las entradas a Cuenca fundamentalmente desde el AVE, mantener los equipos básicos de limpieza, mantenimiento de calles, iluminación, movilidad…

¿Cómo ha podido Cuenca llegar a este nivel de falta de mantenimiento?

El diagnóstico del enfermo es muy fácil: el ayuntamiento no tiene recursos económicos. Ahora en campaña todos estamos presentado proyectos muy bonitos, que se hacen con mucha ilusión y mucho trabajo, pero la realidad es la que es, y necesitamos un aporte externo para llevarlos a cabo. Yo atiendo a un montón de gente que se cae por las calles porque está todo roto, en limpieza ya se ha publicado que somos una de las ciudades más sucias de España. Y si no conseguimos eso, que es lo básico, ¿qué vamos a conseguir? Tenemos que unirnos todos y emprender un camino propio con el fin de tener lo básico. Si nos traemos mañana el Museo del Prado, y la gente viene a ver aquí el Museo del Prado, y ve lo que hay… Lo básico es fundamental pero lo hemos perdido desde hace mucho tiempo.

Hasta ahora el AVE, camino de cumplir diez años, no parece que haya servido para despertar la ciudad, no sé si por la ubicación de la estación o por los precios del billete…

El AVE permite venir pero también salir. Las esperanzas que había de ser una ciudad cómoda y medio-dormitorio de Madrid se ha visto que no se han cumplido. El AVE nos favorece el poder ir, pero no ha traído gente a vivir a Cuenca. También está en un sitio… Es importantísimo tener AVE, pero habrá que abaratar costes y habrá que llegar hasta el AVE de una manera eficaz, ordenando los autobuses, porque es vergonzoso que lo tengamos ahí de esa manera.

Desde el principio ha insistido en la necesidad del apoyo de la Junta de Comunidades, a la que a lo mejor en esta legislatura se ha desaprovechado porque el Gobierno regional propuso proyectos como el de los ascensores o el museo Polo que se han quedado estancados…

Nosotros tenemos voluntad institucional de ir de la mano de la Junta de Comunidades, y para eso tenemos que quitarnos de nuestra cabeza la política partidista del ayuntamiento. Si los intereses políticos van por encima de los intereses de la ciudad, no hacemos nada, porque el que sea del otro lado no va a querer que los otros traigan aquello que propongan. Eso es un poco lo que nos ha pasado. Algo que, para un enfermo que se está muriendo, es incomprensible.

Aunque habla de abandono de Cuenca, inversiones han llegado, también en esta legislatura, como la reanudación de las obras del hospital o dos grandes exposiciones. Aunque a lo mejor no es suficiente…

Se han hecho cosas pero algunas de ellas nos van a obligar ahora a hacer otras cosas. Por ejemplo, la ubicación del hospital va a hacer que tengamos que gastarnos dinero en llevar hasta allí un camino bien hecho para llegar. Eso no es tan fácil, porque hay terrenos que dependen del ayuntamiento, de la Junta, de la Diputación… Y el hospital es un ejemplo muy claro de los intereses partidistas: primero se pensó hacerlo en un sitio que era de una gente y después se decidió en otro sitio que era de otra gente porque no se ponían las administraciones de acuerdo. Pero, si no vamos unidos, no vamos a conseguir nada.

Por ejemplo, el proyecto de los ascensores, propuesto por la Junta, y al que el ayuntamiento ha puesto tantas reticencias. ¿Hay que hacerlo?

Poder acceder al Casco Antiguo desde abajo y no colapsar la movilidad con coches arriba, es fundamental. Habrá que ponerse de acuerdo, habrá que poner unos aparcamientos abajo, y habrá que poner una fórmula de subida. Y hay que hacerlo ya, es algo sagrado, tanto para los vecinos que viven allí como para la hostelería. Para la gente discapacitada, la movilidad también tiene que cumplirse en el Casco Antiguo. Y es algo que el ayuntamiento no va a poder hacer, sino que tiene que partir de otras administraciones y aprovechar los fondos Feder que pueda haber.

Habla de un nuevo aparcamiento pero en la zona elegida para el primer ascensor, bajo las Casas Colgadas, ya está el del Teatro-Auditorio, infrautilizado…

Hay que hacer más. Vas a Toledo y todo el mundo aparca en un aparcamiento y sube andando, de modo que el tráfico no se colapsa arriba y das una accesibilidad a la parte antigua que es fundamental.

El PP plantea reabrir al tráfico Carretería tras siete años peatonal. ¿Cuál es su postura?

Para mí la línea que siguen todas las ciudades modernas es la peatonalización. Carretería tiene que ser peatonal. No digo que a lo mejor haya un tiempo en el que se pueda hacer una mezcla, pero soy partidario de poner unos bolardos en un sitio, otros bolardos en otro, y que se peatonalice bien. Lo que pasa es que también hay que dinamizarla, atraer gente a Carretería. Pero a la larga debe ser peatonal junto con otras zonas del centro.

¿A qué se refiere con “una mezcla”?

Se podrían buscar situaciones intermedias hasta que se pueda peatonalizar bien. Asumir horas en las que el tráfico pueda pasar. Pero entiendo que al final tiene que haber peatonalización y que solo puedan pasar vecinos, taxis y todo lo que son servicios públicos, que deben tener posibilidad de pasar con un tráfico muy lento.

Lleva siete años peatonalizada pero sin un pavimento único…

Está a medias. Ni es un concepto ni otro, sino una peatonalización rara. Yo creo que debemos tirar a peatonalizar Carretería y en esa zona centro hacer más calles peatonales con proyectos como el de la comunicación de la plaza de España con el Casco Antiguo. Hay que hacer una zona peatonal entre todos y ver cómo redirigimos el tráfico.

Se dice que se usa mucho el coche en Cuenca. ¿Usted que opina?

Las ciudades modernas, y una ciudad cómoda como Cuenca, deberíamos ser conscientes de utilizar menos el coche, pero todo el mundo es libre de hacer lo que considere. Los ayuntamientos están no obstante para intentar dosificar la circulación. El problema de Cuenca en la zona centro es el aparcamiento. Ahí tenemos que buscar fórmulas de hacer nuevos aparcamientos.

Pero ya se va a poner en marcha en breve el de Astrana Marín, y resulta muy útil para aparcar la zona del antiguo Serranía…

Sí, pero hay que hacer aparcamientos públicos con algo parecido a la ORA que sean para movilidad, no para estancias largas.

También se habla de reformar el edificio del mercado, pero eso conllevaría una inversión importante…

Es que hay muchos proyectos muy complicados que si el ayuntamiento los tiene que hacer solo, es imposible. Pero, si nos ponemos de acuerdo, tendríamos que ir empezando y priorizando.

"Tenemos que intentar traernos las cosas a Cuenca y nuestra madre está en la Junta, que es nuestra casa. Si después no nos quieren, tendremos que hacer otras cosas"

¿Qué le parece la apuesta por el turismo, con exposiciones como la de Ai Weiwei o la colección de Roberto Polo, ahora mismo en el aire?

Todo lo que sea positivo para Cuenca, hay que hacerlo. Y el turismo es una baza importante porque da capacidad a la hostelería. Despreciar cualquier cosa que pueda venir sería absurdo, porque si viene ganaríamos todos. Lo que pasa es que la hostelería no puede ser la base fundamental. Hay que aprovechar otras cosas y traer empresas a Cuenca.

Dice que sale a ganar, a por los trece concejales que dan la mayoría absoluta. ¿Es posible con tantos candidatos como hay?

Salir salimos siempre a ganar, como hará todo el mundo. Lo que pasa que somos conscientes de las cosas. Pero ahí estamos, peleando: vamos a intentarlo.

La lista es plural ideológicamente, porque están por ejemplo Marta Tirado, que fue concejal del PP, y Miguel Blanco, exsecretario general de UGT…

Es una lista política hecha con gente que aprecia Cuenca, también gente muy técnica, y de todos los partidos. Tenemos claro que lo primero somos los ciudadanos conquenses y que tenemos que mirar por la ciudad, nada más. El ayuntamiento tiene que estar despolitizado partidistamente. Tenemos que aprovechar todo lo que nos pueda caer porque Cuenca, que solo tiene interés político cuando hay elecciones, está penosa y creo que no somos conscientes de cómo está la ciudad y de lo que nos espera si esto sigue así.

Algún partido con el que pueda tener más afinidad…

No es que tenga afinidad. Yo tengo mi ideología política y cuando vas haciéndote mayor ya casi no sabes ni lo que eres, pero no: yo lo que quiero es cordialidad, que haya interés, y que ese interés se demuestre. Nosotros tendremos no que pactar, sino que negociar, pero con unas condiciones, porque si esas condiciones no se cumplen, luego habrá enemistad. Tenemos que intentar traernos las cosas a Cuenca y nuestra madre está en la Junta, que es nuestra casa. Si después no nos quieren, tendremos que hacer otras cosas, pero intentarlo no podemos dejar de intentarlo.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información