20 de Julio de 2019 Son las 14:39

Cuenca

Cuenca

Especial Semana Santa 2019
Literatura

Taller de escritura en la Biblioteca Pública: en busca de la creatividad

La autora conquense Ana Belén Rodríguez Patiño impartirá el curso Comienza a escribir tu novela, que arranca este martes

Imagen principal de la noticia
7/7/2019 · Dolo Cambronero

El miedo a la página en blanco es uno de los grandes temores de los escritores. Para guiar en la compleja tarea de crear un texto literario, la Biblioteca Pública del Estado en Cuenca ha programado para este mes de julio el taller Comienza a escribir tu novela, que será impartido por la autora Ana Belén Rodríguez Patiño (Cuenca, 1970).

El curso, que se desarrollará los martes 9, 16, 23 y 30 de julio, de 10:30 a 12:30 horas, está dirigido a personas de más de 15 años y no es necesario tener conocimientos previos de escritura. Los interesados podrán apuntarse al taller hasta un día antes de su comienzo.

La autora muestra su agradecimiento a Aránzazu Ruiz Cuenca, técnico de actividades de la biblioteca, por el interés en una actividad en la que se abarcarán tanto elementos teóricos como prácticos para que los participantes puedan ir aplicando los conocimientos adquiridos en clase dando vida a sus propios textos y personajes.

Doctora en Historia Contemporánea, Rodríguez Patiño fue precoz en la escritura: “con seis o siete años” ya escribió su primera novela, de 90 páginas, durante el verano. Profesora de cursos de narrativa, la autora ha escrito “de todo”: desde guiones de ficción y para documentales hasta teatro, ensayo, novela y relato corto. “Eso me ha dado mucha experiencia”, explica, detallando que crear textos dramáticos le ha aportado “mucha facilidad para los diálogos”. Su última obra es El mensajero sin nombre, una historia de íntriga en la que aparece hasta el mismísimo Gustavo Adolfo Bécquer.

Además, ha trabajado en el mundo editorial, conocimientos que enseñará a los participantes en el taller para que sepan qué hacer con sus libros una vez terminados.

“Cultura conquense”

Aunque afincada en Madrid, es la tercera vez que la autora imparte un taller de escritura en Cuenca y también tiene programado otro curso para el otoño en Tarancón. La escritora asegura que se siente de la ciudad porque “uno es de donde son sus padres”. “Voy siempre que puedo. Mi cultura ha sido conquense”, recalca.

La autora detalla que a este tipo de talleres suelen apuntarse personas de diferente perfil y conocimientos de escritura pero ella acomoda las clases al tipo de alumnos. Ha tenido desde adolescentes, interesados principalmente en relatos de fantasía y novela negra, hasta jubilados; desde el que va con una novela empezada pero que no sabe cómo continuar, hasta el que no tiene ni idea de por dónde comenzar su historia.

"A los que tienen un bloqueo frente a la página en blanco, les digo que no se asusten, que dejen de escribir y se pongan a leer. Y luego vuelvan sin presión"

Pero “lo difícil en una novela no es empezarla, sino terminarla”, asegura la escritora. Si el título y el principio son importantes para lograr atraer, el final es determinante. Si este decepciona, probablemente el lector se quede con la sensación de que la obra no le ha atrapado. Pero si le impresiona, le quedará para siempre un buen recuerdo de la historia. “Hay que jugar”, apunta. Y para ello, es esencial conocer la técnica.

De hecho, la responsable del taller subraya que la mayoría de las personas se han planteado alguna vez escribir pero “no se atreven porque no conocen la técnica”. Y para Rodríguez Patiño, esta es muy importante si se desea “escribir de manera seria una novela”.

Frente a la idea de que a escribir se aprende escribiendo, la autora considera que lo esencial es justamente la lectura. De hecho, es lo que recomienda cuando se tiene un bloqueo frente a la página en blanco: “Les digo que no se asusten, que dejen de escribir y se pongan a leer. Y luego vuelvan sin presión”.

“La escritura es el resultado de muchos años leyendo”, recalca Rodríguez Patiño, que lo primero que aconseja a los que deseen crear una historia es luchar contra el caos con una buena planificación. “Hay que organizar aunque luego no sigas todo al pie de la letra”, continúa explicando.

Otro consejo para los que empiezan a escribir es que apuesten por la estructura clásica de presentación, nudo y desenlace. Ya habrá tiempo en un futuro “de experimentar” con algo más arriesgado.

Por último, una vez que se haya terminado la novela habrá que enfrentarse al mundo editorial, al que define como “una jungla”. “Le dedico un capítulo en los talleres porque la gente tiene muchas preguntas”, indica, al tiempo que apunta que las redes sociales han cambiado todo. “Un escritor actual no tiene nada que ver con uno de hace unas décadas. Hoy, tiene que promocionarse porque hay mucha oferta”, recalca.

En cuanto a los beneficios de la escritura, apunta que ésta ayuda a sacar esa parte creativa que “todos tenemos”. “Es una maravillosa manera de conocernos pero, sobre todo, de expresar nuestro mundo interior”, subraya. En esta línea, asegura que ella es “tímida” y escribe desde pequeña porque le permitía contar cosas de las que no hablaba. Como anécdota, relata que en Madrid escribía relatos de humor y le decían: “Con lo seria que tú eres...”.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información