CAMPAÑA PEQUEÑO COMERCIO DIPUTACIÓN CUENCA
Es noticia en Tarancón:
Arqueología

Tarancón recupera su historia

El legado de Martínez Fronce será el germen del Museo Arqueológico de Tarancón. Ayuntamiento y herederos firmarán un convenio de colaboración para poner en valor los restos celtíberos y romanos cedidos
Tarancón recupera su historia
08/05/2018 - M. Jiménez

El legado del escritor e investigador con raíces taranconeras Félix Martínez Fronce, estudioso del mundo celtibérico y romano, será el punto de partida del futuro Museo Arqueológico de Tarancón después de que sus herederos hayan puesto a disposición del consistorio el conjunto de piezas que descubrió en los años sesenta y setenta y de las que dejó constancia por escrito en su obra ‘Introducción al Tarancón primero’, fruto de sus incesantes búsquedas de material de otras épocas históricas.

En este trabajo, que servirá de “guía” en la ordenación y descripción de los restos a musealizar, según relata el archivero municipal de Tarancón, Jesús Garrido, el investigador realizó una pormenorizada descripción de piezas tan importantes como el León de Los Hornillos, que este experto considera “de gran relevancia, porque habla de un iberismo primigenio en la comarca”, a pesar de que no se encontró. “Quedó en una zona en la que echaron muchísimos escombros, después de verlo, él regresó a buscarlo pero ya no lo pudo encontrar”, lamenta.

Entre los restos celtibéricos y romanos que la familia del fallecido ha querido legar a la localidad por deseo del investigador y que sí han llegado hasta nuestros días, Garrido destaca cerámicas que aparecieron en muy buenas condiciones, ánforas, puntas de flecha, restos de época paleocristiana o distintos enseres y recipientes fabricados en bronce y “de bastante interés”.

Tarancón recupera su historia

Tras la recepción, él, con ayuda de un arqueólogo, será el encargado de analizar el contenido y hacer una descripción y enumeración de todas las piezas. “Hay que hacer inventario de todo para dar constancia de lo que nos están legando”, asegura, consciente de que, con su puesta en valor, los taranconeros podrán conocer algo más sobre la historia del Tarancón del siglo I a.C. a través de vestigios de los antiguos poblados con los que contaba la ciudad, incluido ese León de Los Hornillos, del que se podría hacer una réplica en piedra arenisca, tal y como lo describe Martínez Fronce.

“Es un auténtico regalo, porque la gente va a poder ver ese tipo de elementos, un plano de las zonas donde se encontraron y conocer de un pasado que hasta ahora era desconocido por mucha gente”, espeta, convencido de que este legado “servirá de vehículo de cultura” y de que el proyecto se ha llevado a cabo “con gran sensibilidad para facilitar que esto llegue a buen puerto, porque puede interesar a toda la ciudadanía y divulgarse en las escuelas”.

"Es un auténtico regalo, porque la gente va a poder ver ese tipo de elementos, un plano de las zonas donde se encontraron y conocer de un pasado desconocido" Tarancón recupera su historia

En cuanto a la futura ubicación de todos estos restos, se ha estudiado la posibilidad de que el espacio elegido sea la Casa Parada, que cuenta con estancias libres, aunque la decisión definitiva aún no se ha tomado.

“A lo mejor es tantísimo lo que tenemos y está todo en tan buen estado y merece la pena tanto que a lo mejor no cabe allí y hay que buscar otro lugar para que se exponga”, ha resuelto, al tiempo que ha apuntado a que la apertura de este Museo Arqueológico “no va a ser inminente”.

En esta línea, advertía de que resultaría “muy importante” para Tarancón y su cultura contar con su primer museo arqueológico.

“Nosotros estamos intentando unir cultura y turismo y sabemos que Tarancón es la puerta desde Madrid a la provincia”, ha señalado en este sentido el responsable de Cultura taranconero.

LEGADO DE UN HIJO ILUSTRE

Félix Martínez Fronce fue un investigador y estudioso que descendía de Tarancón, donde vivió en alguna época de su vida antes de fijar su residencia en Madrid.

Su figura y el trabajo que llevó a cabo continúan siendo relevantes porque, tal y como detalla Raúl Añover, algunos de los restos que él encontró reposan actualmente en el Museo de Cuenca.

Se trata, según el responsable del Archivo Municipal de Tarancón, de un “hijo ilustre” del municipio cuyo minucioso trabajo de investigación es necesario poner en valor.

A este respecto, Jesús Garrido insta a todos los actores implicados en la apertura del futuro museo a “ir todos a una”, al igual que ocurrió cuando se dedicó una calle a su memoria, un pequeño homenaje de sus antiguos vecinos.

“Cuando nos encontramos ante una colección de un hijo ilustre es importante que todos estén en buena sintonía para que su puesta en valor se lleve a cabo en beneficio del pueblo”, concluye.