2 de Diciembre de 2021 Son las 2:02

Tarancón

Tarancón

Especial Semana Santa 2020
Naturaleza y Patrimonio

La red del proyecto Caminos de Agua se amplía con el Riánsares

Francisco Javier Rodríguez Laguía ha diseñado un itinerario de 100 kilómetros desde su nacimiento en Vellisca hasta su desembocadura en Quero

La red del proyecto Caminos de Agua se amplía con el Riánsares
Puente de Paredes. Fotos: F.J. Rodríguez Laguía
26/10/2021 · Miguel A. Ramón

En agosto de 2020 salía a la luz el camino natural del Gigüela, un año después pasaba lo propio con el Záncara y ahora le ha tocado el turno al río Riánsares. Y es que el proyecto Caminos de Agua, enmarcado dentro del programa Cuencleta que desarrolla la Asociación Cultural CuenCANP no para de crecer.

Su responsable Francisco Javier Rodríguez Laguía acaba de presentar el camino natural del Riánsares y no lo ha hecho ahora por casualidad. Todo lo contrario. La celebración durante el presente año 2021 del Centenario del Nombramiento de Tarancón como Noble Ciudad está detrás de esta decisión, que viene a convertirse en un pequeño homenaje a la ciudad, ya que este río pasa por su término municipal y, además, lleva el nombre de su Patrona.

Un itinerario cultural de 100 kilómetros de longitud que ofrece un completo recorrido por el cauce de este afluente principal del Gigüela, desde su nacimiento en un extremo de la Sierra de Altomira, en Vellisca, hasta su desembocadura en el término municipal de la localidad toledana de Quero, en el que confluyen naturaleza y patrimonio.

Con el fin de facilitar su realización, ya sea a pie, en bici o a caballo, se ha elaborado una guía con un mapa desplegable, editada por Alderabán Ediciones, al igual que se hiciera con los dos caminos naturales anteriores, que se puede conseguir en las librerías de la capital conquense. 

Una guía que se convierte en un excelente elemento de apoyo que, según recalca Rodríguez Laguía, ayuda a mejorar la experiencia y a conocer todos los recursos y atractivos que ofrece este itinerario natural, al que fue necesario dedicar cinco jornadas para la elaboración de su trazado, que, por cierto, se caracteriza por carecer de grandes hoces, salvo la del Estrecho de Paredes, y discurrir por un terreno bastante plano.

No en vano, desde la cota más alta del trazado (los 942 metros de altitud localizados en las proximidades a su nacimiento en Vellisca) a la más baja (los 651 metros en la desembocadura) tan solo hay 291 metros de diferencia, lo que denota la baja dificultad que ofrece la realización de este itinerario.

 

RECORRIDO

El camino natural del Riánsares recorre a lo largo de sus 100 kilómetros de longitud un total de trece localidades, siete de ellas conquenses y seis toledanas, y se encuentra dividido en dos tramos principales.

El primero parte de su nacimiento en Vellisca y discurre por los municipios conquenses de Alcázar del Rey, Paredes, Huelves, Tarancón, Fuente de Pedro Naharro y Horcajo de Santiago hasta llegar a la provincia de Toledo en Cabezamesada; en total, 56 kilómetros de recorrido repleto de todo tipo de atractivos.

Francisco Javier Rodríguez Laguía, responsable del programa Caminos de Agua. Foto: Saúl García

El segundo tramo, por su parte, de 44 kilómetros, comienza en Cabezamesada y continúa por Corral de Almaguer, Lillo, Villacañas y Quero, donde desemboca en el río Gigüela, afluente del Guadiana.

Un itinerario cultural que une la Sierra de Altomira, en plena Alcarria conquense, con La Mancha húmeda de la Mesa de Ocaña, y que, según su autor, ofrece numerosos puntos de interés a lo largo de su recorrido, como por ejemplo el rico patrimonio civil, industrial y religioso de cada una de las localidades por las que pasa. Así, llama la atención sobre la cultura del aceite que se puede encontrar en Vellisca o el patrimonio enológico enclavado en los municipios de Tarancón, con Finca La Estacada, y Fuente de Pedro Naharro, con Bodegas Fontana.

Rodríguez Laguía destaca, igualmente, la gran cantidad de molinos de agua en todo el trayecto y, en especial, una infraestructura muy característica de esta zona, como es el acueducto Tajo-Segura, sobre todo en la zona de Alcázar del Rey y Paredes, donde se encuentra un tramo en altura. 

Otro punto a tener en cuenta es, en su opinión, la Vía Verde del Trenillo, en Villa de Don Fadrique, y el hecho de pasar cerca de las lagunas de Lillo, Villacañas y Quero. No olvida del mismo modo la gran cantidad de rollos de justicia, yacimientos, puentes y casas de labranza salpicados a lo largo del itinerario, así como dos santuarios de gran devoción mariana, como son el de la Virgen de Riánsares, en Tarancón, y el de la Virgen de la Muela, en Corral de Almaguer.

Puente romano del Riánsares. Foto: Fco. Javier Rodríguez Laguía

Mención especial merece tanto la ZEC-ZEPA Sierra de Altomira, en los términos municipales de Vellisca, Alcázar del Rey, Paredes y Huelves, y la Cañada Real Soriana Oriental, en las proximidades a la desembocadura del río Riánsares.

 

RÍO BEDIJA

Pero este camino natural, a diferencia de los dos anteriores, tiene una peculiaridad, que no es otra que su afluente, el Bedija, que también ha sido incluido en el itinerario, como un tercer tramo, por su relevancia al formar el cañón y el estrecho defensivo de la imponente fortaleza de Uclés, sede en su día de la Orden de Santiago que tanto apoyo dio al reino de Castilla en el proceso de reconquista.

El afluente más importante del Riánsares nace al oeste de la serrezuela, donde se encuentra el parque eólico de Carrascosa del Campo, en el término municipal de Rozalén del Monte, y desemboca a la altura de Horcajo de Santiago. 

En su recorrido de 28,8 kilómetros por ocho localidades conquenses, el responsable del proyecto Caminos de Agua llama la atención sobre el hecho de que se cruza la Cañada Real de Molina de Aragón y, en especial, su paso por la bella Uclés, con su magnífico monasterio, castillo y fortaleza.

Un itinerario cultural que, a su juicio, viene a complementar el atractivo del camino natural del Riánsares; última incorporación al proyecto Caminos de Agua, al que está previsto que se sume en la próxima primavera el del río Tajuña, afluente del Henares y que discurre por tierras guadalajareñas. 

Una red vinculada al agua con la que la Asociación Cultural CuenCANP resalta la importancia de nuestros ríos, al tiempo que fomenta la actividad física, el contacto con la naturaleza, la vida saludable y el conocimiento del patrimonio de la región.

Fuente de La Hontanilla, en Huelves. Foto: Fco. Javier Rodríguez Laguía

PROGRAMACIÓN DE ACTIVIDADES

El proyecto Caminos de Agua, desarrollado por la Asociación Cultural CuenCANP, no se reduce al diseño y trazado de los caminos naturales de nuestros ríos, sino que va más allá. Muestra de ello, bien puede servir la programación de actividades de divulgación de estos itinerarios culturales en los distintos municipios por los que discurren, que están teniendo una gran aceptación. Acciones que consisten en una presentación detallada a la población del camino natural en cuestión, que se acompaña al día siguiente con el desarrollo de una ruta por uno de los tramos de ese itinerario cultural. Sirva de ejemplo, la presentacion del pasado fin de semana en la Casa Parada de Tarancón del camino natural del Riánsares, que llevó consigo al día siguente, sábado 16 de octubre, la I RUTANSARES, con un recorrido a pie y en bicicleta de parte del tramo primero. Asimismo, dentro del mismo camino natural, los próximos días 5 y 6 de noviembre se hará lo propio en Corral de Almaguer con la I VADI RUTA, mientras que el 29 y 30 de octubre se desarrollará en El Provencio la I Celtiberia Riberas del Záncara.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información