Es noticia en Región: Climatología Formación UCLM Empleo público

La Junta reclama caudales ecológicos y la prioridad de la cuenca cedente

El Gobierno regional ha remitido al Ministerio de Transición Ecológica sus alegaciones al documento para modificar las normas de explotación del trasvase
La Junta reclama caudales ecológicos y la prioridad de la cuenca cedente
Foto: JCCM
02/05/2024 - EFE

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha remitido al Ministerio de Transición Ecológica sus alegaciones al documento para modificar las normas de explotación del trasvase Tajo-Segura, que se basan en la necesidad de cumplir las cinco sentencias del Tribunal Supremo que obligan a establecer caudales ecológicos en el río Tajo y en el principio de prioridad de la cuenca cedente que marca la ley.

La consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez, en una rueda de prensa este jueves en Toledo, ha presentado la propuesta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que es, ha dicho, un documento técnico que detalla las necesidades que se tienen que cubrir con esa modificación y que viene avalado por las resoluciones de los grupos parlamentarios del PSOE y el PP que fueron aprobadas en las Cortes regionales de forma conjunta el pasado jueves.

Asimismo, está avalado por el pacto regional del agua de julio de 2018 en el que estaba toda la sociedad castellano-manchega y los grupos socialista y popular, y en el que se especificaba que en los balances hidrológicos de cada cuenca se debían incluir los recursos procedentes de desalación en su totalidad, y que las transferencias entre cuencas son un recurso extraordinario que debe estar exclusivamente destinado a momentos de necesidad para garantizar el abastecimiento humano.

También, que todas las actuaciones del ciclo integral del agua deben llevar un primer objetivo, que es la conservación, mantenimiento y, si fuera necesario, la recuperación del buen estado ambiental de los ríos y acuíferos.

Con estos mandatos, ha explicado la consejera, se han redactado las propuestas técnicas que se basan fundamentalmente en que se tienen que respetar en todo momento las disposiciones del Plan Hidrológico de la Demarcación española del Tajo en lo relativo al establecimiento de caudales ecológicos.

Estos han de incrementarse, a su paso por Aranjuez en un 44 %, en Toledo en un 72,5 % y en Talavera de la Reina en un 80 %, y para poderse cumplir estos porcentajes en 2027 se requiere que haya más agua desembalsada de los pantanos de cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía.

Esos objetivos permitirían en Aranjuez un caudal ecológico de 8,65 metros cúbicos por segundo (m3/s), en Toledo 17,25 m3/s y en Talavera de la Reina 18 m3/s.

En la actualidad están pasando escasamente 7 m3 por segundo en Aranjuez, en Toledo 12 y en Talavera también 12, por lo tanto, ha dicho: "son incrementos sustanciales que tienen que permitir que el río Tajo sea un río vivo, sea un río de verdad", y además, hay que cumplir las 5 sentencias del Tribunal Supremo del año 2019, que "no tienen vuelta de hoja".

Es necesario, ha proseguido, tener en cuenta que hay que seguir manteniendo el principio de prioridad de la cuenca cedente, algo que no siempre sucede y, cuando se establece planificación específica por sequía, se fijan más restricciones para la cuenca cedente que al trasvase Tajo- Segura, y eso no puede ser, ha afirmado Mercedes Gómez.

También, ha continuado, tiene que haber un umbral mínimo de reservas no trasvasables superior a esos 400 hectómetros cúbicos que están ahora mismo establecidos, que "lo único que están avalando fundamentalmente es la situación de normalidad hidrológica sin tener en cuenta ni siquiera las sequías" y no estarían contemplando todas las necesidades de agua para beber de la cuenca cedente.

Hasta ahora, las reglas de explotación lo que hacen es mantener el nivel de llenado de estos embalses muy bajo y esto provoca una gran inestabilidad en todos los municipios de los alrededores de Entrepeñas y Buendía, pero también una inseguridad en cuanto a la posibilidad de cumplir los criterios de abastecimiento de la cuenca cedente, incluido Madrid.

Asimismo, dentro del plan especial de sequías siempre se establece que al canal bajo del Alberche le corresponde una demanda de agua que no se puede cubrir si no hay más desembalse de los embalses de Entrepeñas y Buendía y, por supuesto, ha dicho, hay que garantizar el abastecimiento de los municipios ribereños y de las más de 300.000 personas que viven en la cuenca del Guadiana y les llega agua en cantidad y calidad a través de la tubería manchega.

"No nos olvidemos - ha dicho- que en el interior de la península no tenemos la capacidad que tienen en el Mediterráneo de poder contar con desalinizadoras que les permiten contar con suficientes recursos para abastecimiento y para regadío".

La consejera ha asegurado que todas estas son consideraciones suficientemente técnicas y potentes para que se tengan en cuenta por parte del Gobierno de España y que próximamente, cuanto antes, dé a conocer su documento de alcance que permita conocer cuáles son las consideraciones que quiere hacer el Ministerio de Transición Ecológica para poder modificar las reglas de explotación del trasvase.

Ha criticado que los gobiernos de Murcia, Valencia y Andalucía solo quieren cargarse los caudales ecológicos porque no les vienen bien y ha añadido que aún menos entiende el planteamiento de la Comunidad de Madrid alineándose con las anteriores, porque tiene un municipio como Aranjuez que se merece también tener un caudal ecológico en el Tajo a su paso por esta ciudad patrimonio.