Es noticia en Región: Ganadería Trasvase Tajo-Segura ASAJA Castilla-La Mancha
Día de Castilla-La Mancha

40 años de autonomía en Castilla-La Mancha: de tierra “de paso” a lugar de “destino”

El salto exponencial en infraestructuras y servicios y una política de cercanía con las necesidades y problemas del territorio, grandes logros de la comunidad desde la autonomía
Imágenes de la segunda legislatura de la Junta (1987-91). Foto: Archivo de las Cortes de C-LM
31/05/2022 - Dolo Cambronero

Castilla-La Mancha celebra el 31 de mayo el Día de la Región, una efeméride que se torna más especial que nunca este año, dado que en agosto se cumple el 40º aniversario de la entrada en vigor del Estatuto de Autonomía. Cuarenta años en los que la comunidad ha experimentado un desarrollo exponencial y en los que ha dejado de ser “tierra de paso” para convertirse en lugar “de destino”, en palabras de la portavoz del Gobierno regional y consejera de Igualdad, Blanca Fernández. 

El acto institucional por el Día de Castilla-La Mancha se celebrará el martes 31 en el Auditorio Municipal Pedro Almodóvar de Puertollano. En el evento, que estará presidido por el presidente regional, Emiliano García-Page, se entregarán 32 distinciones: dos Medallas de Oro, cinco Hijos Adoptivos, diez Hijas e Hijos Predilectos y 15 placas al Mérito Regional.

Por otro lado, para conmemorar los 40 años de autonomía se han programado más de 300 actividades en la región que incluyen actos institucionales, espectáculos con drones, exposiciones fotográficas, conciertos, pruebas deportivas, concursos y certámenes de artes plásticas y artesanía. La programación arrancó en Alarcón en diciembre y se prolongará hasta el 31 de mayo de 2023, fecha en la que se conmemora la primera constitución de las Cortes.

Para la portavoz de la Junta, la autonomía supuso la modernización de esta tierra y un avance “serio de la democracia” en Castilla-La Mancha. “Se hace política de aquí con gente de aquí, que conocemos muy bien cuáles son las necesidades del territorio. Eso es siempre más eficaz que debatan en Madrid sobre nuestra problemática porque se pierde esa cercanía”, considera.

En cuanto a la gestión, Fernández hace hincapié especialmente en el desarrollo durante estos cuarenta años de infraestructuras educativas y sanitarias, entre otros recursos, que se reparten por los pueblos de la región. “Ha sido un salto cualitativo. Castilla-La Mancha era una tierra considerada de paso y ahora es un lugar de destino, atractivo para quedarse e invertir. Y ese avance tiene que ver con la capacidad para decidir sobre nosotros mismos que llegó con la autonomía”, subraya.     

Pero si el avance ha sido “gigante” para toda la ciudadanía en este tiempo, “el salto para las mujeres ha sido todavía mayor”. Sobre esta cuestión, la consejera resalta la apuesta firme por las políticas activas de promoción de la igualdad y prevención de la violencia machista que se ha hecho en Castilla-La Mancha, a la vanguardia en este ámbito.   

También destaca el salto cualitativo que ha experimentado la comunidad el presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido. “Hemos avanzado muchísimo. Uno compara la fotografía de cualquier pueblo, de cualquier ciudad de Castilla-La Mancha de hace cuarenta años con la actualidad y el cambio es espectacular. Hemos mejorado de manera exponencial en todos los parámetros: en sanidad, educación, servicios sociales, infraestructuras, carreteras...”, recalca.

SENTIMIENTO DE PERTENENCIA

Pero además del avance material, Bellido también destaca los valores “intangibles” de la autonomía. “Hoy, un ciudadano de Toledo se enorgullece de un éxito de alguien de Albacete. Cuando Almodóvar ganó un Óscar, todos nos sentimos orgullosos. Hay un sentimiento fraternal de pertenencia”, asegura, recordando que hace cuarenta años se creó una comunidad autónoma sobre una región que no existía como tal, sin demasiados vínculos, pero que en la actualidad es un territorio totalmente cohesionado. Una emoción que “es absolutamente compatible porque nunca ha sido exclusivo” con el “sentimiento español”. “Somos una comunidad integradora, abierta que no nacimos para ser más que nadie pero tampoco para ser menos que el resto”, apunta el responsable, quien añade que la igualdad ha sido el leitmotiv durante estas cuatro décadas. 

“Lo hemos defendido y nos sentimos muy orgullosos de que hoy podamos decir que gracias al estado de las autonomías y gracias a nuestro autogobierno, nuestra comunidad autónoma, que fue una tierra de paso, es un lugar del que ya no se puede pasar ni tampoco de sus gentes”, concluye.

PAPEL DE LA UCLM
40 años de autonomía en Castilla-La Mancha: de tierra “de paso” a lugar de “destino”

Además de la autonomía, este año se conmemora también otro hecho trascendental para la comunidad: la ley de creación de la Universidad de Castilla-La Mancha. La normativa se publicaba en el Boletín Oficial del Estado el 10 de julio de 1982 aunque la entidad no comenzó su andadura hasta el curso académico 1985/1986. Para su actual rector, “el mayor logro que ha supuesto para la comunidad autónoma es que ha servido para democratizar el acceso a los estudios universitarios” dado que hasta entonces, solo podían salir fuera a continuar su educación aquellos castellanomanchegos cuyas familias se lo podían permitir.

Cuarenta años después de aquel hito, Garde destaca que la UCLM “es el mayor agente investigador e innovador de la región”. “Esto, además de suponer resultados que mejoran nuestra vida y que se transfieren a las empresas, sirve también para generar riqueza en el territorio, para mejorar nuestra renta”, apunta, haciendo hincapié igualmente en que sirve para asentar población y también empresas, que tienen en cuenta que en el lugar en que se ubican se pueden cursar estudios universitarios afines a su ámbito. 

“La UCLM es uno de los agentes que más ha contribuido al desarrollo, a la vertebración y a la cohesión de nuestra comunidad autónoma”, afirma sin duda. 

Mirando al futuro ¿hacia dónde debe caminar Castilla-La Mancha? Para la portavoz del Gobierno regional, la comunidad tiene que seguir consolidándose como un lugar de “destino para las personas y para las empresas” mientras que Bellido pone el acento en continuar avanzando en igualdad. Por su parte, Garde considera que “el papel de la universidad tiene que ser aún más potente que hasta ahora”, aportando “un extra aún mayor en investigación e innovación”.   

Respecto a la reforma del Estatuto, Bellido señala que habrá que concitar un gran consenso y que ahora no se dan las circunstancias en el ámbito nacional, donde deberá refrendarse.                   

40 años de autonomía en Castilla-La Mancha: de tierra “de paso” a lugar de “destino”