22 de Mayo de 2022 Son las 0:01

Provincia

Provincia

Especial Semana Santa 2020
Cereal en Cuenca

Cuenca destina este año a cereal más de 330.000 hectáreas

Desde Asaja apuntan que la nascencia del cultivo está siendo buena hasta el momento, aunque aún es pronto para hablar de perspectivas de campaña

Cuenca destina este año a cereal más de 330.000 hectáreas
Este es el aspecto que presenta la siembra del cereal en Canalejas del Arroyo. Foto: David Gil
22/1/2022 · Miguel A. Ramón

Después de más de dos meses de trabajos, la siembra del cereal prácticamente ha concluido en la provincia de Cuenca, salvo contadas excepciones por cuestiones de exceso de humedad. Labores que se iniciaban entre finales de octubre y principios de noviembre y que se han desarrollado con normalidad, en términos generales. Así lo pone de manifiesto el secretario general de Asaja Cuenca, Manuel Torrero, quien asevera que “los agricultores conquenses han podido sembrar sus explotaciones en plazo y con normalidad, más allá de algún que otro contratiempo registrado muy puntualmente debido a los cerca de 100 litros caídos en noviembre, que supuso la pérdida de grano en algunas explotaciones ya sembradas”. Aun así, la valoración general del campo conquense es buena.

Y es que, tal y como subraya Torrero, hasta el momento la siembra está naciendo bien y el campo se encuentra en unas buenas condiciones, lo que, sin duda, es una buena noticia a priori. Sin embargo, aclara que todavía es demasiado pronto para hablar de perspectivas de campaña, porque “aún queda mucho por esperar”. 

En este sentido, explica que “ahora viene un mes complicado de heladas, después la siembra necesitará agua y, a partir de finales de febrero, llegará el periodo decisivo que marcará la tendencia de productividad de la campaña de este año”. Por lo tanto, recalca que hay que ser cauteloso y ver cómo se va desarrollando todo.

 

SUPERFICIE DE CULTIVO

Los agricultores conquenses continúan apostando por este cultivo y, según las primeras estimaciones de esta organización agraria, se mantiene la superficie sembrada de cereal respecto a campañas anteriores, que oscila entre las 330.000 y las 335.000 hectáreas. De éstas, la cebada vuelve a ser el cultivo mayoritario con unas 270.000 hectáreas y el trigo continúa subiendo en superficie y ronda las 30.000 hectáreas, mientras que la avena, el centeno y los triticales siguen teniendo una presencia casi testimonial.

Una siembra que, al igual que ocurriera con la última campaña de la siega, ha estado marcada por los “inusuales y elevados precios de la energía y los fertilizantes”, tal y como subraya Torrero, quien recuerda que “en estos meses no solo se siembra, sino que también se aporta a la tierra el abono de fondo”. Y es que, según lamenta, “el precio de los fertilizantes se ha incrementado entre un 200 y un 300% con respecto al año pasado por estas fechas; algo que está minando de una manera considerable la rentabilidad de las explotaciones agrícolas”. Pero por si esto fuera poco, Torrero hace hincapié en lo que le viene a los agricultores en cuestión de poco más de un mes, como es el desembolso para el abonado de cobertera; una fase crucial que conlleva el mayor gasto de explotación y de la que dependerá en gran parte la productividad final de la campaña de este año. Y eso, según resalta, con unos precios inadmisibles.

Primeros compases, por lo tanto, de la nueva campaña del cereal que vienen después de una cosecha ligeramente por encima de los rendimientos normales de la provincia con una producción que rondó los 1,1 millones de kilos, según los datos provisionales del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Labores de siembra. Foto: José Manuel Huete
logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información