CAMPAÑA PEQUEÑO COMERCIO DIPUTACIÓN CUENCA
Es noticia en Provincia: Agroalimentaria Meteorología adversa Tradiciones Bomberos Política
Línea férrea Madrid-Cuenca-Valencia

CCOO apuesta por la intermodalidad para reabrir la línea del tren convencional

Ha elaborado un proyecto que ya está en manos de la Secretaría de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, con acciones que - dicen- hacen factible revertir el cierre
CCOO apuesta por la intermodalidad para reabrir la línea del tren convencional
CCOO ha dado a conocer su proyecto para reabrir la línea del tren convencional.Foto: Miguel A. Ramón
26/10/2022 - Miguel A. Ramón

Comisiones Obreras considera que aún no se ha dicho la última palabra en cuanto a la línea del tren convencional Aranjuez-Cuenca-Utiel, a pesar de que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ADIF y Renfe procedieran al cierre de facto de este servicio.

Es por ello que desde este sindicato se asegura que no han dejado de trabajar en este asunto y, a las alegaciones presentadas contra esta decisión, entre otras acciones, ahora aportan un proyecto que plantea las claves para la reapertura de esta línea de tren convencional sin necesidad de grandes inversiones, del que ha dado cuenta en rueda de prensa el responsable Institucional del Sector Ferroviario de este sindicato, Rafael García, que ha estado acompañado de la secretaria general de CCOO de Cuenca, María José Mesas, y su homóloga de CCOO-FSP C-LM, Lola Cachero, instantes antes de reunirse con representantes de la Agrupación de Pueblos por el Tren y la Plataforma de Defensa del Ferrocarril Público y Social.

Un documento denominado Proyecto Intermodal de la Línea Convencional 310 Madrid-Cuenca-Valencia que, por cierto, ya está en manos de la Secretaría de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, y que propone la intermodalidad, mediante autobús y tren, como clave para el regreso del servicio en la línea Aranjuez-Cuenca-Utiel.

Y es que la idea general de esta propuesta pasa, tal y como ha subrayado García, por la instauración del autobús como medio de transporte para acercar al tren a los vecinos no solo del municipio de cada estación, sino también a los de las localidades de la comarca, en busca de una movilidad completa; eso sí, ofreciendo un servicio ferroviario con unas condiciones mínimas y unas velocidades comerciales entre 120 y 160 km/h.

 

PROYECTO INTERMODAL

Para ello, los redactores del proyecto han realizado un análisis pormenorizado de los desplazamientos en tren y en autobús tanto en los municipios afectados por esta línea férrea como en zonas industriales entre Aranjuez y Tarancón, han mostrado una experiencia de éxito en una línea similar a la conquense, como es la Lleida-La Pobla de Segur, y han realizado una serie de propuestas para desarrollar esa intermodalidad que lleve consigo la reapertura del servicio ferroviario.

La creación de una mesa de trabajo específica para el futuro de la línea Aranjuez-Cuenca-Utiel sería el primer paso imprescindible a dar, a juicio de los redactores de este proyecto, con el objeto de que todos los actores tengan voz en este asunto.

CCOO plantea, igualmente, una inversión de mínimos en la línea férrea que permita prestar un servicio adecuado para la movilidad de las personas, con reducciones en los tiempos de viaje subiendo la velocidad comercial y ofrecer más frecuencias.

Inversiones en la infraestructura viaria que el responsable Institucional del Sector Ferroviario de CCOO estima aproximadamente en los 210 millones de euros, a razón de un millón por kilómetro de línea, a lo que habría que sumar un plan de rehabilitación de las estaciones y la puesta en servicio de mejores tres. Algo factible, en su opinión, “si se tiene voluntad política”, porque, según dice, se podría financiar con los fondos europeos del Plan de Recuperación, Recuperación y Resiliencia.

La organización sindical propone, de la misma manera, configurar una red intermodal para el traslado de viajeros a la línea férrea, la conversión del servicio ferroviario en mixto con paradas regulares y discrecionales, la implementación de lanzaderas para las llegadas a los polígonos industriales y la elaboración de planes de movilidad sostenibles para todas las áreas de actividad industrial.

Un paquete de medidas que, para Comisiones Obreras, son perfectamente aplicables y que permitirían que el tren convencional conviva sin problemas con la alta velocidad y, de esta manera, garantizar una movilidad total a la ciudadanía.