Es noticia en Provincia: Carnaval 2024 Tráfico Asistencia Técnica a Entidades Locales Reto demográfico Agricultura Comercio Formación Música Política
Memoria histórica

ARMH Cuenca pide poner placas en recuerdo de deportados a campos nazis

Critica el silencio de las instituciones ante esta demanda, por lo que ha colocado placas simbólicas de papel en varios lugares de la provincia
ARMH Cuenca
23/10/2021 - EFE

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Cuenca (ARMH) ha lamentado que varios ayuntamientos de la provincia hayan ignorado su petición de colocar, frente a los que fueron sus domicilios, placas conmemorativas de vecinos deportados a campos de concentración nazis, y en su lugar ha colocado reproducciones de papel.

En un nota de prensa, la Asociación ha recordado que se ha dirigido a varios ayuntamientos y solo uno, el de Olmeda del Rey, ha accedido a colocar dos placas, en homenaje y recuerdo de Alfredo Ruescas y Félix Murcia.

De hecho, la ARMH sostiene que en ambas ocasiones estuvo presente la alcaldesa, Ana Isabel Martínez Checa (PP), a la que ha calificado como "un ejemplo de concordia y reparación".

Este colectivo ha manifestado que quería realizar un "pequeño homenaje que se inició con la primera placa en recuerdo de Dositeo Moreno Barrios, colocada en el año 2017 en Tarancón por petición de su familia".

Sin embargo, ha lamentado que ayuntamientos como el de Buendía, donde se quería colocar una placa en el cementerio en memoria de seis deportados; La Peraleja, Villaconejos de Trabaque, Huete, Alcázar del Rey, El Provencio o Cuenca "han respondido con silencio tras haber contactado con ellos".

Así, ha afirmado que ninguno ha rechazado la propuesta, pero después de cinco meses tampoco la han aceptado.

Esta asociación para la recuperación de la memoria histórica ha explicado que "no es una cuestión de presupuesto, porque todos los costes de la placa y la mano de obra de su colocación corren a cuenta de ARMH", y ha señalado que sólo piden autorización para colocar una placa de 11x17 centímetros, en la acera, frente a los antiguos domicilios de los deportados.

Por ello, ante lo que ha calificado de "irrespetuosa indiferencia de las instituciones locales", la asociación ha optado por colocar placas simbólicas de papel en estos lugares.