30 de Noviembre de 2020 Son las 0:15

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2020
0
Imagen de Ángel D. Álvarez

Ángel D. Álvarez

Hoy peor que ayer para estar mejor mañana

Esto es lo que se está decidiendo cada día, cada hora. Los responsables políticos, asesorados por expertos sanitarios, y a veces haciendo equilibrios sobre una línea imaginaria muy delgada; tienen que determinar las medidas que se adoptan para evitar la expansión de un virus nos desequilibra psicológicamente, pero que, sobretodo, nos mata.

Es mucho tiempo, más de seis meses, los que llevamos sufriendo una situación muy tensa que afecta a nuestra salud, aunque a la vez este tiempo se les ha antojado corto a los responsables políticos de toda índole para afrontar la segunda parte de esta batalla; lo que estamos sufriendo en esta segunda ola, creo que nunca superamos la primera, se veía venir y las más estudiosas del tema, y entendidas de todas disciplinas científicas, ya avisaron que el otoño sería peor y efectivamente así está sucediendo. En este punto, cabría preguntarse, ¿cómo puede estar pasando lo mismo? Al ciudadano medio no le entra en la cabeza que abran nuevos hospitales sin haber contratado al personal sanitario necesario antes e incluso que hayan sido despedidos los que fueron fundamentales en el momento crítico.

El lenguaje bélico, que tanto le gustan a algunos líderes políticos, lo vamos a extrapolar a la actual situación, no hemos ampliado nuestras filas, ni hemos construido trincheras, ni hemos hecho acopio de material; ahora nos tocará volver a los héroes.

Añadido a la situación pandémica, se suma una gran crisis económica que provoca pánico y desánimo en el ciudadano medio. La pérdida de credibilidad, sobre los que deberían infundir tranquilidad, es clara y manifiesta, aquí quiero hacer un llamamiento a la calma para que no demos vía libre a nuestra frustración a través de la violencia, ya que los pequeños conatos de revuelta en España y Francia son muy preocupantes.

Las normas dictadas por el gobierno central han dejado la puerta abierta y el amparo jurídico a las autonomías, que se plasma en un cierre perimetral, como aquí en Castilla-La Mancha, para evitar toda aquella movilidad improductiva.

Por extensión, los ayuntamientos, como administraciones más cercanas, deben hacer cumplir estas normas en su ámbito de actuación. Aquí es donde se pueden dar las paradojas del cumplimiento, no todos los ayuntamientos tienen los medios para aplicar las medidas, por ello, de manera especial deberíamos ser los ciudadanos, otra vez, los que cumplamos estas medidas por responsabilidad y sentido común.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información