18 de Febrero de 2020 Son las 10:47

Entrevistas

Entrevistas

Especial Semana Santa 2019
Antonio Díaz Arnido. Cartelista de Semana Santa Cuenca 2020

“Quería que impactara, para bien o para mal”

El artista sevillano ha apostado por una obra con un marcado sentido espiritual, sin dejar a un lado otro más turístico, a tenor de “la gran proyección de esta Semana Santa”

Imagen principal de la noticia
Antonio Díaz Arnido, junto a su cartel anunciador de la Semana Santa de Cuenca 2020. Foto: Miguel A. Ramón
5/2/2020 · Miguel A. Ramón

Es autor de cerca de medio centenar de carteles, la gran mayoría religiosos, y una de sus últimas obras ha sido muy especial: el cartel anunciador de la Semana Santa de Cuenca 2020.

Antonio Díaz Arnido (Sevilla, 1976), pintor y restaurador al 50% –tal y como se ha confesado en numerosas ocasiones–, no duda en asegurar que ha sido “todo un honor” que una de sus obras vaya a anunciar una Semana Santa como la de Cuenca, que, como ha podido comprobar está marcada por una devoción generalizada y, a su juicio, vertebra la ciudad a todos los niveles.

Se muestra satisfecho por el resultado final de su trabajo, aunque es consciente de que puede gustar o no. De hecho, asevera que “en esta profesión, hagas lo que hagas, siempre habrá gente que les guste y a otros no. Son cosas que hay que tener asumidas”.

P.- ¿Cómo recibió la noticia del encargo de la Junta de Cofradías de Cuenca para ser el cartelista de la Semana Santa de este año 2020?

R.- Para mí fue toda una sorpresa, además de todo un honor, máxime si se tiene en cuenta la forma tan democrática con la que se hace en Cuenca a la hora de determinar el nombre del cartelista, lo que, sin duda, hizo que me gustara más aún. Todo ello unido al hecho de que mi cartel va a estar con obras de artistas del renombre de Antonio Saura, Fernando Zóbel, Miguel Zapata, Cruz Novillo, etc., que me precedieron como cartelistas; algo que para mí es un sueño hecho realidad.

P.- ¿En qué te has inspirado a la hora de concebir tu cartel?

R.- Tenía claro que quería algo muy icónico, que fuera imagen muy gráfica, que impactara, para bien o para mal. Al fin y al cabo, que fuera una obra muy llamativa. Quería que la ciudad estuviera muy presente, porque considero que es una obra con un sentido muy espiritual, pero también turístico. Es una obra que mira hacia el interior del corazón de la ciudad y a su vez hacia el exterior desde el corazón de la propia ciudad. Una dualidad que quería que estuviera muy presente en este cartel, que he querido concebir expresamente para Cuenca y que solo sirva para la ciudad de Cuenca. Y, bueno, personalmente, estoy muy satisfecho del resultado final.

P.- ¿Le ha resultado especialmente difícil llegar hasta la idea del cartel?

R.- Sí, por supuesto. Es, sobre todo, un proceso de síntesis. Yo tenía claro desde el primer momento que quería representar algo más conceptual dentro de un estilo figurativo, sin centrarme en una hermandad concreta, porque quería que toda la ciudad se viera en el cartel. Al menos, ese era mi objetivo con esta obra eminentemente gráfica, muy sintética y publicitaria.

"Tenía claro desde el primer momento que quería representar algo más conceptual dentro de lo figurativo"

P.- No es extraño que tras la presentación del cartel, se desate en Cuenca una polémica sobre si gusta o no el cartel, ¿cómo afronta esta situación?

R.- Bueno, los profesionales convivimos con ese tipo de situaciones, porque hagas lo que hagas, siempre habrá gente que le guste mucho tu trabajo y a otra que le guste menos o, incluso, que no le guste. No obstante, respeto todas las opiniones que haya sobre este cartel, entre otras cosas, porque me he dado cuenta que la Semana Santa para la ciudad de Cuenca es algo muy importante, lo que, de hecho, me recuerda mucho a mi ciudad, Sevilla.

Bueno, yo lo he hecho lo mejor que he podido. Y espero, más a allá de que guste más o menos, que el cartel funcione dentro de Cuenca y, sobre todo, fuera de Cuenca.

P.- ¿Cuál ha sido su percepción sobre cómo se ha sido recibido este cartel entre los conquenses nazarenos?

R.- Pues, la verdad es que aún no tengo una percepción clara de cómo ha sido su recibimiento entre los nazarenos. Sí, puedo decir que en estos 15 años que llevo dedicado profesionalmente a esto, en los que he elaborado cerca de 50 carteles, la gran mayoría religiosos y para muchos puntos de todo el país, hagas lo que hagas, siempre habrá gente que les guste y a otros que no. Son cosas que tenemos que tener muy asumidas. Yo puedo decir que estoy muy satisfecho con la obra. Y es que en mis carteles, lo que siempre pretendo, a parte de que guste más o menos, es que la obra tenga recorrido y que funcione; es decir, que, desde el respeto y la responsabilidad, la obra tenga repercusión y haga ruido; pero ruido del bueno, claro.

P.- Para concebir este cartel, tendrá que haber estudiado y analizado nuestra Semana Santa ¿qué imagen tiene de la Semana de Pasión conquense?

R.- Me ha quedado claro que la Semana Santa es el corazón de la ciudad, la gran celebración de la capital. De hecho, me dijeron que más de la mitad de los conquenses son nazarenos y participan activamente en alguna hermandad y, por supuesto, en los desfiles profesionales; algo que, a nivel cuantitativo y proporcional, es más, incluso, que ciudades como la mía, Sevilla. Y si lo miramos desde el punto de vista devocional, lo de Cuenca es mucho más que lo que yo conocía. Es por eso que creo que la Semana Santa en Cuenca vertebra la ciudad a todos los niveles; algo que quedó patente en el acto del pasado viernes con la presentación del cartel de este año, donde estaba toda la ciudad representada, con autoridades religiosas, civiles y militares.

"El hecho de haber elaborado el cartel es la excusa perfecta para venir hasta Cuenca a disfrutar su Semana Santa"

P.- ¿Va a intentar este año vivir en primera persona la Semana Santa conquense?

R.- Sí, sí, claro. El hecho de haber elaborado el cartel de la Semana Santa es la excusa perfecta para venir hasta Cuenca y conocer esta celebración tan especial; otra Semana Santa distinta a las que conozco.

P.- ¿Qué le dirías a la gente de fuera de Cuenca para que no dudara en venir a disfrutar de su Semana Santa?

R.- Precisamente, hago mis carteles para no tener que decir nada. Mis palabras son el propio cartel, hasta el punto de que, por primera vez, las letras son de mi puño y letra en un intento de hacerlo más personal aún, si cabe, y, además, el ojo del bancero es el mío propio.

P.- ¿Qué le llama en especial la atención de la Semana Santa de Cuenca?

R.- A parte de las célebres Turbas, que deben de ser impactantes a nivel sensorial y religioso, me llama especialmente la atención la gran cantidad de personas que se agolpan en las calles a lo largo de los desfiles procesionales. Me impresiona cómo se vive la Semana Santa y por eso quiero vivirla en persona, aunque todavía no tengo claro qué días iré a Cuenca.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información