1 de Diciembre de 2021 Son las 19:43

Entrevistas

Entrevistas

Especial Semana Santa 2020

"Esta exposición reúne obras novedosas que llevaba tiempo queriendo hacer"

Luis del Castillo presenta ‘Cerámicas’ una muestra en solitario que reúne 59 piezas entre cuadros, meninas y jarrones a los que ha dado forma durante la pandemia

"Esta exposición reúne obras novedosas que llevaba tiempo queriendo hacer"
Fotos: Saúl García
14/11/2021 · Paula Montero

“Creo que he conseguido sorprender”. Estas son palabras del ceramista y fotógrafo Luis del Castillo (Cuenca, 1955) sobre ‘Cerámicas’, su nueva exposición en solitario que ya se puede disfrutar en la Sala Iberia y que estará abierta al público hasta el próximo 12 de diciembre.

Tras un parón de cuatro años, regresa con una muestra de 59 piezas entre las que hay cuadros, sus características meninas, jarrones y una reinterpretación del toro en barro. Eso sí, nada tienen que ver con la obra anterior del artista ya que esta vez ha jugado con técnicas, materiales y colores que nunca antes había empleado, fruto de “un trabajo de experimentación e investigación” que llevó a cabo durante los meses de la pandemia.

También habla de sus próximos proyectos entre los que destaca un emocionante homenaje a Miguel Ángel Moset previsto para el mes de febrero y que ocupará gran parte de las salas de exposiciones de la ciudad.

 

¿Qué se puede encontrar  en  esta  nueva exposición individual?

Encontrarán piezas de cerámica pero que verdaderamente no tienen nada que ver con ella. Hay 59 piezas entre jarrones decorados con figuras realistas y con esmaltes. También hay una pequeña muestra de mis meninas hechas con barros y refractarios secos  y mezclados que han provocado resultados muy diferentes a los habituales. Además, sobre unas cuarenta obras son cuadros que están hechos sobre una base cerámica pero trabajadas con esmaltes u óxidos y cocidos a distintas temperaturas.

Este ha sido un trabajo de experimentación que he podido hacer dentro de los peores meses de la pandemia porque el taller de La Melgosa ha estado cerrado y yo he podido utilizarlo y trabajar en él a pesar de que ya estoy jubilado.

Pasé horas y horas allí y estar activo me ha servido para no pensar en todos los problemas que nos estaban cayendo encima en esos momentos. Sin embargo, también me ha permitido encontrar y tener libertad dentro del confinamiento domiciliario.

Quise emplear el tiempo en hacer pruebas y ensayos, en investigar y probar cosas nuevas como pintar con espátula en lugar de con pincel. También hice mezclas de colores y materiales.

Si tuviera que elegir una de las 59 obras, ¿con cuál se quedaría?

Con una de las meninas porque está hecha con un barro refractario que fabriqué yo mismo mezclando varias tierras que tenía por el taller. Tiene unos colores diferentes e incluso parece que está hecha con piedra volcánica y hierro más que con cerámica. Es una pieza muy especial y que no puedo volver a repetir porque el material con el que está hecha no se puede comprar, es único.

¿Qué busca transmitir con estas piezas?

Durante la pandemia no solo he estado encerrado yo en mi taller, sino que las obras tampoco han podido salir y tienen derecho a ser mostradas.

Esta es una de esas veces en las que me he quedado satisfecho con lo que he hecho, incluso de las piezas que terminé la semana pasada. Solo puedo decir que me he quedado a gusto y me apetecía mostrarlo.

"Esta es una de esas veces en las que me he quedado satisfecho con el trabajo y me apetecía mostrarlo"

¿Por qué se anima a exponer individualmente después de cuatro años de parón?

Simplemente porque ahora tengo algo novedoso que mostrar. En estos años tampoco era cuestión de exponer lo mismo de siempre y seguir por esa línea. Además en el taller había trabajo y tampoco podía estar incordiando con mis pruebas. Estos meses han sido especiales porque he podido disfrutar de tres hornos y un taller para mí solo.

A lo largo de estos cuatro años he estado más pendiente de la fotografía y ahora he tenido el hueco perfecto para dedicarme a investigar y a hacer probaturas. Esto no significa que la pandemia me haya venido bien porque a nivel económico ha sido horrible. No se vendía nada. Eso sí, ahora parece que estamos empezando a remontar y estamos esperando que los comercios vuelvan a coger fuerza en sus ventas.

¿Qué tienen de especial las piezas de esta muestra?

No son cuadros al uso. Son obras pictóricas que están hechas sobre una base cerámica. No he utilizado un lienzo y unos óleos al uso, hay barro pintado con esmaltes y engobes.

Siempre es enredar y sacar cosas nuevas y con esta exposición hemos conseguido sorprender y sacar algo diferente a lo habitual. Son obras completamente distintas a lo que normalmente hago.

"La crisis económica de la pandemia se ha cargado a muchos artesanos y la situación es complicada"

El bache de la pandemia ha sido difícil para el mundo de la artesanía, ¿cómo está la situación en estos momentos?

La pandemia se ha cargado a muchos artesanos por la crisis económica y la situación es complicada.

Sin embargo hay un problema mayor. Las sucesiones en esta profesión están totalmente acabadas porque los hijos no quieren continuar el oficio y no existe ningún plan de ayudas para poder tener en el taller a un aprendiz.

Esta profesión requiere de mucho tiempo de aprendizaje y no hay ningún taller pequeño que pueda pagarle un sueldo a una persona que invierta meses e incluso años en aprender. Por supuesto esa persona necesita cobrar pero el artesano necesita ayuda para poder hacerlo. Nos quedamos sin relevo generacional y al final se acabará perdiendo esto. Todas las fábricas a nivel industrial seguirán funcionando pero las artesanos que fabriquen piezas únicas lo tendrán muy complicado.

¿Qué consejo le daría a los jóvenes que aspiran a convertirse en  artesanos de la cerámica?

Les diría que se están metiendo en un embolado muy difícil. Hay algunos que trabajan muy bien pero lo difícil es vender el producto.

Nosotros empezamos a acudir a la Feria del Regalo de Madrid y ahí conseguimos hacer una buena cartera de contactos para vender nuestros productos a tiendas de souvenirs, lo que nos permite tener el taller en funcionamiento.

Eso sí, el artesano que vende de tú a tú en su pequeña tienda se va manteniendo pero no le da para más. Por ello, a los jóvenes les diría que intenten buscar una línea de ventas y comercialización para que ellos puedan dedicarse en exclusiva a estar en el taller con sus piezas y otros sean los que vendan sus obras de cerámica.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información