Es noticia en Empresas: Donde nacen los sabores
Ruta Gastronómica por la Provincia

La Valentina: un viaje culinario por los sabores de la cocina italiana

Alberto Torres y Maris Aguilar, propietarios de este restaurante de Motilla del Palancar, planean abrir un segundo establecimiento en Cuenca capital en los próximos meses
Fotos: Saúl García
20/04/2024 - Paula Montero

Hacer un viaje por Italia sin salir de Motilla del Palancar es posible. Solo hace falta probar alguno de los platos de La Valentina, el restaurante que triunfa en La Manchuela, para transportarse por los sabores del bello país transalpino. 

Cerca de trescientos platos conforman la carta del establecimiento regentado por Alberto Torres y Maris Aguilar, ya que el cliente puede hacer un sinfín de combinaciones al poder elegir entre diferentes salsas y aliños. Concretamente, su propuesta gastronómica incluye diferentes variedades de pasta fresca, pizzas elaboradas con masa casera, carpaccios, risottos, aperitivos y carnes. Una oferta que cocinan a partir de materias primas italianas que tienen denominación de origen protegida. “El 95% de los platos de la carta contienen productos originarios de Italia como por ejemplo el parmesano, el pecorino romano, la mozzarela di bufala o el guanciale”, señalan. 

Una oferta amplísima y versátil que triunfa entre el público de todas las edades. “Los platos son asequibles y el formato que tenemos, que permite al cliente personalizar lo que va a comer funciona muy bien”, explican. De ahí que sea un restaurante que eligen desde grupos de amigos hasta familias o trabajadores de la zona, incluso acogen celebraciones. “La gente que viene suele escoger varios platos al centro para probar un poco de todo y después un segundo y un postre”, apostillan. 

En el apartado de postres, como no podía ser de otra forma, también hay dulces italianos como tiramisú, ciocofondente (crema de mascarpone con chocolate fundido) o cannolis rellenos de queso ricota y crema de pistacho, entre otras propuestas. Por si fuera poco, en su carta de vinos conviven caldos de la tierra y otros de origen italiano para que el viaje gastronómico que experimente el comensal sea completo en todos los aspectos. 

Además, los vecinos de Motilla del Palancar y de poblaciones cercanas tienen la oportunidad de degustar los platos en casa. Para ello solo tienen que llamar a La Valentina, encargar lo que deseen y pasar a recogerlo. “De momento no nos planteamos el servicio de entrega a domicilio porque la gente se ha acostumbrado a venir a nuestro local”, explican Torres y Aguilar. 

PROYECTOS DE FUTURO

El próximo mes de mayo el matrimonio abrirá una heladería en Motilla del Palancar donde el cliente podrá elegir entre tarrinas de diferentes tamaños, postres como gofres, donuts o crepes acompañados de bolas de helado e incoporarán también un puesto de yogur que se podrá aderezar con diferentes toppings y salsas.

Y no se quedan ahí, sino que Alberto Torres y Maris Aguilar tienen en mente abrir un nuevo local en los próximos meses y han elegido la capital conquense para crecer. 


Noticias relacionadas