Es noticia en Empresas: Entidades Bancarias Asociación Párkinson Cuenca Incarlopsa Cuenca

Pedro Sausor triunfa en Barcelona con sus tortillas de 60 huevos

Este conquense natural de La Huérguina regenta el conocido Bar Morryssom por donde han pasado desde Los Beatles a Julio Iglesias
Pedro Sausor triunfa en Barcelona con sus tortillas de 60 huevos
Foto: Bar Morryssom
09/03/2024 - Paula Montero

El día 9 de marzo se celebra el Día Mundial de la tortilla de patata y Pedro Sausor, natural del municipio conquense de La Huérguina, es propietario del Bar Morryssom en Barcelona, un establecimiento conocido por elaborarlas con hasta 60 huevos. Este conquense se mudó a la ciudad condal para emprender junto a su familia, que decidió abrir este establecimiento hostelero en 1974. “Empezamos haciendo tortillas de 15, 20 y 30 huevos, vimos que tenían bastante aceptación y las hicimos cada vez más grandes hasta lograr la receta de ahora”, cuenta el propierio.

Cada día pelan y cortan de manera artesanal diez kilos de patatas aproximadamente a los que añaden cebolla picada en proporción y, como no, los 60 huevos. “Hago la receta que hacía mi abuela, la preparo exactamente igual, solo adapto las cantidades pero sigo picando la patata a mano”, subraya el propietario.

Además, prefiere cuajar bien la tortilla, aunque en el centro siempre intenta que se quede jugosa pero no cruda. “Controlo la temperatura para alcanzar los 60 grados y así evitar la salmonella, no me gusta que salga el huevo al partirla”, apostilla. 

Le da la vuelta al aire, sin utilizar un plato de apoyo, y emplea sartenes con mangos reforzados para que no se partan al soportar tanto peso. “Un amigo de Cuenca que es herrero me suelda los mangos para que sean más resistentes y duraderos”, dice. Esta fórmula, que cuanto menos es llamativa, se ha hecho viral por redes sociales en varias ocasiones. 

De estas tortillas gigantes Pedro saca hasta 40 raciones que se venden en el día, incluso hay jornadas en las que tiene que cuajar dos, dependiendo del flujo de clientes que pasen por Morryssom. 

No obstante también recibe encargos todas las semanas y, aunque es trabajoso, siempre dice que sí porque sus tortillas son el buque insignia de esta casa de comidas. De hecho, por este local han pasado personajes famosos como los Beatles, Julio Iglesias, Montserrat Caballé o el Dúo Dinámico porque junto al restaurante estaba hace años el estudio de grabación Columbia por el que han pasado grandes artistas de los que guarda fotografías y discos firmados como recuerdo. “Todos los que venían a grabar pasaban por nuestro restaurante a tomar un aperitivo o a comer”, recuerda.

Este conquense ha participado también en la grabación de varios programas de televisión que se han emitido en Estados Unidos y Japón.

En su carta, a parte de las famosísimas tortillas, figuran productos conquenses como el morteruelo, el ajoarriero o los zarajos porque “soy de Cuenca y me gusta que la gente que pasa por mi bar tenga la oportunidad de conocer nuestros productos tradicionales”, concluye. 

¿Cuál es el secreto para hacer una buena tortilla de patatas?

‘Cada maestrillo tiene su librillo’ en lo que a elaboración de tortilla de patatas se refiere. Hay quien la prefiere fina y poco cuajada, grande y bien hecha, rellena, con cebolla o sin ella, pero ¿cuál es el secreto para hacerla perfecta en cada uno de los casos? 

Elena Ochandio regenta el Café-Bar San Julián de la capital conquense y para ella la tortilla perfecta es “fina y poco hecha” porque así la demanda su clientela diaria, aunque este es tan solo un ejemplo. Elena llega a hacer hasta 7 unidades al día, aunque en Jueves Lardero la cifra se dispara hasta las 35. “La gente viene a consumir pinchos al bar, pero también me pueden hacer encargos”, cuenta. En su caso, todas las mañanas a partir de las 7:00 horas pela y corta las patatas –que no sean de variedad roja–, las fríe a fuego muy lento y a partir de las 9:15 tiene lista la primera. Y es que, principalmente se vende para almuerzos y aperitivos. El secreto, en su opinión, está usar buenas materias primas, añadir cebolla y dedicarle el tiempo necesario a cada uno de los pasos. Esta es una de las infinitas recetas que se puede seguir para hacer este manjar español que ha traspasado fronteras. Y ustedes, ¿cómo la prefieren?