Es noticia en Empresas: Ruta Gastronómica por la Provincia

Obrador del Huécar, repostería artesanal en el centro de la ciudad

Tras dos décadas en el sector, David López Tofiño se lanza a la aventura empresarial con la apertura de su primer establecimiento
Obrador del Huécar, repostería artesanal en el centro de la ciudad
Foto: Saúl García
01/02/2024 - Ruben M.Checa

David López Tofiño lleva más de veinte años trabajando en la repostería conquense. Durante dos décadas ha desarrollado su labor profesional en una conocida pastelería de la capital, pero tras cursar un máster en la escuela de Torreblanca durante tres meses, decidió lanzarse al mundo empresarial con la apertura de un establecimiento propio. “Si quiero seguir desarrollándome como pastelero, la mejor forma es que me dirija yo mismo”, pensó.

Así, aprovechando tanto su experiencia previa como la adquirida en la escuela, el 27 de noviembre  nacía el Obrador del Huécar, un céntrico y dulce espacio ubicado en la calle Sánchez Vera que aúna cafetería y repostería. Esta no era la idea original que barajaba el maestro pastelero, pero en esa búsqueda de locales para emprender su propio negocio se encontró con este antiguo restaurante y vio la oportunidad perfecta para invertir. 

De este modo, quien se acerque al Obrador del Huécar podrá degustar una amplia gama de productos: desde los más comunes en este tipo de establecimientos como la bollería artesanal con el croissant o las napolitanas como productos más demandados, López Tofiño también ofrece a su clientela diversas creaciones como galletas tipo americano o empanadas tanto dulces como saladas elaboradas con sus propias manos y con una materia prima de calidad. 

“No compro nada hecho, no hay nada industrial”, deja claro el maestro pastelero, quien asegura que después de unas semanas abierto aún no ha desarrollado un producto estrella pero, eso sí, cada una de las elaboraciones que salen de su horno le sale “perfecta”. 

Porque a parte de la tradicional bollería, el cliente también se puede encontrar una amplia variedad de tartas: de queso, de tres chocolates, una red velvet, pastas de té, tiramisú y muchas más que, sin duda, harán las delicias de quienes entren al Obrador del Huécar. 

Una oferta para todos los paladares que se puede disfrutar en el local gracias a la división por porciones en un amplio horario a lo largo del día. Abre de lunes a sábado desde las nueve de la mañana hasta las dos de la tarde, y luego de 17:00 a 20:00 horas. También se hacen pedidos por encargo para llevar. 

Desde que abriera las puertas de su obrador parece que la gente ya está empezando a responder. “Somos nuevos, estamos haciendo clientela poco a poco y vamos teniendo movimiento”, sostiene el maestro pastelero. 

De cara a futuro, tiene pensado ir introduciendo más elaboraciones en su carta, añadir ideas nuevas porque su filosofía de trabajo es ir introduciendo novedades poco a poco. “Quiero que la gente tenga en Obrador del Huécar una nota diferenciadora y alejarme un poco de lo que hacen los demás establecimientos de Cuenca”, concluye. 

“La repostería es mi oficio, mi vida, puesto que desde bien jovencito he estado adentrado en este mundo”, afirma con orgullo el maestro pastelero que no duda en que esta ocupación seguirá formando parte de él muchos años más porque, con el transcurso de los años, quiere seguir desarrollándose en este sector de la hostelería, seguir haciendo sus elaboraciones artesanales, y avanzar profesionalmente mucho más.