Es noticia en Deportes: Atletismo Orientación Baloncesto Lucha de brazos Fútbol Piragüismo Balonmano
Motor

El debut de ensueño de Víctor Notario en el Campeonato de España de Rallyes TT

El copiloto conquense se ha estrenado trayéndose un bronce del Cierzo Rally, aunque su gran proyecto para ponerse a los mandos pasa por restaurar un coche mítico de Cuenca
Fotos: A.D.V.
15/09/2023 - Alejandro del Valle

Por todos es sabido que el motor conquense encuentra su hueco en las competiciones nacionales con distintas escuderías que, lejos de solo competir, habitúan a copar los podios. A este nutrido grupo se le ha sumado, por si fuesen pocos, el joven Víctor Notario, que el pasado fin de semana consiguió un tercer puesto a nivel nacional durante la disputa del Cierzo Rally TT. Para un mayor mérito, se trataba de su debut en este campeonato, aunque más allá de esta competición, tiene otros interesantes proyectos entre manos relacionados con el motor.

La historia de Víctor comienza desde bien pequeño, cuando fue a una carrera con una compañera del colegio cuyo padre corría rallyes, donde supo que “eso era lo mío”. Así pues, su educación ha ido ya encaminada al mundo del motor, estudiante un grado superior de automoción mientras hacía prácticas en un antiguo taller que tenía Manolo Plaza. “Allí preparábamos coches, íbamos al desierto… me envenené de este mundo por completo”, recuerda con una sonrisa.

Sin antecedentes, el conquense se lanzó a una aventura a dos ruedas cuando, en el Rally de Cuenca de 2018, se apuntó para vivir la experiencia, la cual ha repetido en varias ocasiones. Desde entonces, ha ido introduciéndose a través de un piloto al que asistió en carrera, y poco a poco se ha hecho un nombre en el apartado competitivo.

“Nos quedamos con ese tercer puesto que podría haber sido algo más, pero no nos podemos quejar”

SU ÚLTIMO GRAN TRIUNFO

“Este primer nacional ya vale más que todas las demás competiciones y encima nos traemos el tercer puesto”. Así relata el copiloto lo que ha sido su participación en el Cierzo Rally TT, que ha sido prácticamente llegar y besar el santo. Sin creerse casi el tercer puesto, reconoce también por otra parte que se quedaron con la miel en los labios, ya que los dos últimos tramos fueron cancelados debido a las adversas condiciones meteorológicas de la DANA. “La zona de la mañana estaba muy rota y fuimos despacito para no romper nada. Cuando íbamos a sacar el cuchillo se canceló y nos quedamos con ese tercer puesto que quizás podría haber sido algo más, pero no nos podemos quejar”, reconoce Notario, que define el fin de semana como “una locura de principio a fin”.

De momento, reconoce que seguir como copiloto en el CERTT no entra entre sus planes. Si bien valora que el haberse puesto en la piel de copiloto es una buena experiencia le hace mejorar mucho en la faceta de conductor, le puede el “mono” de esto último, por lo que prefiere actuar como piloto en citas regionales -ya ha firmado grandes resultados en los campeonatos aragoneses- mientras reúne los recursos y medios necesarios como para llevar el volante a nivel nacional.

De momento, el aliciente de esta gran tercera plaza a nivel nacional le anima a continuar con su proyecto de restauración. Y es que, como él mismo reconoce -rodeado de otros coches cuya puesta en marcha tiene en mente-, “el motor es mi vida”. Cada vez queda menos para ver a otro motor conquense rugiendo en la parrilla de salida.

Un coche mítico de Cuenca, el as bajo la manga de Notario

El as que se guarda Notario bajo la manga para el futuro, su proyecto prioritario, su gran ocupación… no es otra que poner en marcha a una auténtica joya que cualquier amante de los automóviles reconocería al instante. Se trata del Suzuki Vitara que una vez perteneció a Pablo Hernaiz, un mítico del motor conquense. Este coche, un pata negra en toda regla, tiene escasos 14.000 kilómetros de pura carrera y ha pasado por grandes campeonatos nacionales e internacionales, corriendo también en Marruecos. Pegatinas de la carrera “Montes de Cuenca” de los años 90 adornan la carrocería, de fibra -no de chapa normal-, lo que le hace ser muy ligero.

Aunque evidentemente no puede tenerlo listo para el Rally TT Cuenca de este año, desvela que está intentando que el coche se pueda exhibir en el Recinto Ferial La Hípica, donde se harán las comprobaciones. “Sé que hay mucha gente a la que le haría ilusión ver este coche, es mítico”, relata, añadiendo como curiosidad que antes de pertenecer a Hernaiz, el coche era del padre de Charles Pic, ex piloto de Fórmula 1 para Marussia y Caterham. Más allá de poner a punto el coche en lo que a mecánica se refiere, la burocracia y el papeleo para apuntarse a competiciones nacionales es otro hándicap a enfrentar. 


Noticias relacionadas