Es noticia en Deportes: Fútbol Infraestructuras deportivas Tiro olímpico Baloncesto Balonmano Ciclismo Diputación de Cuenca Orientación Voleibol
Balonmano

Samu Ibáñez encamina al Liberbank Cuenca a la fase final de la Copa del Rey (24-23)

Estelar actuación del guardameta que mantuvo a su equipo ante el Bada Huesca y logra la segunda clasificación en la historia del club
Samu Ibáñez celebra una de sus 18 intervenciones en el partido de vuelta de la Copa del Rey. Foto: Mario Gómez
02/02/2020 - Mario Gómez

Volvía el balonmano el templo deportivo de El Sargal tras el casi interminable parón invernal y lo hacía en una especie de juego de puzle para Lidio Jiménez que tenía la necesidad de mover sus piezas fuera de sus posiciones habituales para completar un equipo azotado por las lesiones. Con la ventaja lograda en terreno oscense, el Liberbank Cuenca encaraba el partido de vuelta de esta eliminatoria en un pabellón que no tuvo el lleno, pero sí una gran entrada.

Con antelación al pitido inicial, la entidad presidida por Isidoro Gómez Cavero rindió homenaje al piloto Manolo Plaza y la copiloto Mónica Plaza tras volver de completar de forma exitosa su primer dakar. Así, padre e hija amantes del motor recibieron un obsequio por parte del club y presenciaron el encuentro.

Samu Ibáñez encamina al Liberbank Cuenca a la fase final de la Copa del Rey (24-23)

Con peculiaridades como Eskericic en el extremo derecho o Dutra ocupando el puesto que le pertenecería por naturaleza al croata en el lateral del mismo ala, el Cuenca salió a pista para sentenciar su pase por segunda ocasión consecutiva a la final a ocho de la Copa del Rey de Balonmano. Lo hizo de manera seria y trabajada, con unos primeros compases en los que los locales se sirvieron de un extraordinario Samu Ibáñez bajo palos para lograr parciales tempranos de ventaja. Thiago y Dutra desde el exterior y Moscariello en el pivote, vanagloriaban el aspecto ofensivo de su equipo que alcanzó los cuatro tantos de diferencia respecto a su rival en el ecuador del primer tiempo (8-4), mismo instante que Ibáñez reventó El Sargal en aplausos encadenando varias intervenciones consecutivas, la más espectacular una doble parada desde seis metros que minó considerablemente el ánimo del Bada Huesca.

Todo iba viento en popa hasta entrado los diez últimos minutos del choque. Los conquenses lograron su ventaja máxima en el electrónico (13-6) para sucumbir en un parcial que igualaría al máximo las cosas al descanso. El desgaste y los despistes en el extremo, sirvieron a los de José Francisco Nolasco para ajustar la contienda endosando un 0-6 que tuvo como protagonista a Oier García, que anotó tres de los seis últimos goles de la primera parte. No ayudaron tampoco las dos exclusiones, una de Thiago y otra de Lindblad, que hicieron que la eliminatoria encarase sus últimos 30 minutos con el 13-12.

Samu Ibáñez encamina al Liberbank Cuenca a la fase final de la Copa del Rey (24-23)

Nada más reanudarse el juego, continuaron la pájara del Liberbank, pérdida en ataque, contra y empata de la mano de Gerard Carmona. Por suerte momentánea, Thiago acabó con más de 10 minutos sin anotar y devolver la iniciativa en el tanteo para los suyos (14-13). Fue precisamente el brasileño con espectaculares cañonazos a la escuadra quien devolvió al Cuenca con tres goles consecutivos, creando un pequeño hueco en el electrónico (18-14).

Pero de poco sirvió, Huesca volvió a subirse al carro ante las exclusiones de Eskericic y Lindblad, que volvió a mostrar su abrupta versión, y no sólo empataron el partido sino que consiguieron ponerse por delante por primera vez en el choque (19-20). En momentos de nerviosismo, fue crucial de nuevo la figura de Samu Ibáñez para evitar males mayores.

El de Almassora mantuvo a su equipo cuando peor lo pasó y, con un tiempo muerto de Lidio de por medio, el Liberbank volvió a anotar con Marrochi y Natan como principales protagonistas, para devolver, en el último minuto, la iniciativa en el marcador a los locales (24-23).

Así, con un incesante tira y afloja y con Samu levantando los puños sin parar tras sus acciones cruciales, el Liberbank Cuenca se llevó la victoria en un partido de desgaste, que evidenció la necesidad de efectivos al plantel de Lidio, pero que también certificó por segundo año consecutivo el pase a la fase final de la Copa del Rey de Balonmano, donde los conquenses esperan correr la misma suerte que el curso anterior.

Samu Ibáñez encamina al Liberbank Cuenca a la fase final de la Copa del Rey (24-23)