Es noticia en Deportes: Piragüismo Tiro con arco Balonmano Lucha de brazos Atletismo Fútbol Orientación
Fútbol

Así entrena el Conquense su exigente vuelta a la liga

Tras notificar el pasado lunes dos nuevos positivos por Covid, el equipo se ejercita de manera individualizada para el encuentro ante el CD Madridejos
Así entrena el Conquense su exigente vuelta a la liga
Foto: Nacho Ortega / Mario Gómez
23/01/2021 - Mario Gómez

Está claro que por el mes de septiembre se preveía una temporada difícil por la situación de convivencia entre las competiciones y una pandemia, pero pocos imaginarían el constante número de contratiempos que está azotando a la Balompédica.
El Conquense notificó dos nuevos casos positivos por Covid-19 que obligaron, una vez más, a paralizar la actividad deportiva en conjunto del equipo y solicitar el aplazamiento de los dos próximos encuentros de los blanquinegros planificados ante Toledo y Tarancón.De esta forma, si no hay nuevos incidentes, el equipo de Fran García tendrá su prueba de fuego para cortar su mala racha el próximo miércoles visitando al C.D. Madridejos.

Pero, ¿cómo se preparan los jugadores de la Balompédica en esta situación? El preparador físico del club, Nacho Ortega, ha contado a Las Noticias que la plantilla sigue un plan estructurado en función de la situación de cada jugador, con el objetivo de que “se trabaje la fuerza funcional para que el rendimiento sea óptimo y haya una buena prevención ante posibles lesiones por el parón de la competición”.

Según Ortega, a los jugadores sin contagio se les asigna un trabajo diario “donde poder jugar con el volumen de carga y con ejercicios pensados para realizar en un espacio de movilidad reducida como es una habitación”. A esto, se le añade un pequeño aporte de trabajo de cardio, “puesto que tenemos la suerte de que la mayoría de los jugadores cuentan con cintas de correr o bicicletas para efectuar este trabajo”.

Así entrena el Conquense su exigente vuelta a la liga

En el caso de los jugadores positivos pero asintomáticos se les vigila mediante “ejercicios suaves y mucha movilidad articular, pero siempre muy pendientes de su evolución, ya que si aparece algún síntoma, paramos por completo cualquier actividad, pues si bien el ejercicio es bueno para nuestro sistema inmunitario, la actividad de carácter intenso es inmunodepresora, de esta forma, el jugador reposará hasta que no tenga ningún síntoma”, añade Nacho.

El control de esta serie de actividades se realiza a través de aplicaciones de telemetría que le indican al preparador físico el esfuerzo y la actividad de los jugadores, aunque reconocen que “son muy profesionales y realizan sin falta todas las actividades que les mandamos”. Gracias a esta tecnología, Ortega puede ver en tiempo real o a posteriori el trabajo realizado. “Antes realizábamos sesiones de Zoom o video llamadas, pero al ser jugadores con estudios, otros con hijos, les damos la libertad de poder realizarlo en el tramo horario que les venga mejor”.

Una vez superado el periodo de siete días establecido por el protocolo, en la vuelta a los entrenamientos en conjunto cobra un importante protagonismo el balón “para que los jugadores recobren sensaciones con la pelota lo más temprano posible”, añade.
Este será el proceso que los jugadores del Conquense deberán seguir hasta el próximo miércoles, cuando se jueguen algo más que tres puntos en el Nuevo Campo de Madridejos.