12 de Junio de 2021 Son las 13:07

Cultura

Cultura

Especial Semana Santa 2020

“Todavía hay muchas Sinsombrero, mujeres valientes que se quitaron el corsé”

El compositor presenta el sábado 29 de mayo en Tarancón su álbum dedicado a las poetisas de la Generación del 27, un proyecto que incluye actividades para trabajar en los centros educativos

“Todavía hay muchas Sinsombrero, mujeres valientes que se quitaron el corsé”
21/5/2021 · Dolo Cambronero

Estudió Medicina y ha acabado dedicándose a cuidar de los demás pero lo hace a través de la música. El compositor jienense Paco Damas, afincado en Granada desde hace más de veinte años, ha musicado la obra de poetas como Alberti, Cernuda, Lorca, Neruda y Miguel Hernández hasta que hace  una década decidió rescatar a las olvidadas autoras de la Generación del 27, las llamadas Sinsombrero. El cantautor presentará este álbum interactivo en Tarancón el próximo sábado 29 de mayo, a las 20:00 horas, en Casa Parada.      

¿En qué consiste el proyecto Paco Damas canta a Las Sinsombrero?

Soy un compositor -la palabra cantautor no me gusta- que lleva cantando a estas mujeres desde 2010. Había hecho un disco sobre Juan Ramón Jiménez, otro sobre Miguel Hernández... y ahora recupero a una serie de mujeres que estaban en la Generación del 27, Las Sinsombrero. Les doy visibilidad a través de mi música. En 2010 me sorprende que hubiera un grupo de mujeres que no aparecía en los libros. En las antologías de la Generación del 27 solo hablan de hombres. Comienzo a entender que hay una parte de injusticia con la historia y una dejación simplemente por el hecho de ser mujer porque algunas tienen una altura literaria muy importante. Desde ese momento, rescato su poesía y la he ido cantando por todo el país. Y por fin ve la luz un disco donde canto a esas mujeres. Quería que fuera un disco en femenino y me acompañan artistas como Rozalén, Carmen París, Marina Heredia, Carmen Linares… Canto a estas mujeres en duetos con estas artistas. Y también hay escritoras que han querido escribir en el proyecto sobre visibilidad e igualdad como Espido Freire, Ángeles Caso… Y como me preocupa mucho la educación, el disco es un DVD que incluye actividades interactivas para el profesorado y alumnado para trabajar en clase a estas mujeres. Todo el proyecto -la parte musical, la literaria y las actividades- pretende sensibilizar y visibilizar. Eso es lo que estamos haciendo presentando este proyecto en gira. En los conciertos, canto y hablo de todo el proyecto. 

Participan en el proyecto artistas de lujo. ¿Cómo ha sido la colaboración?

La parte musical ha sido muy emocionante porque ha habido muy buena disposición. El problema ha sido cuadrar agenda. Han colaborado Rozalén, Amparanoia, Carmen París, Clara Montes… Las colaboraciones literarias han sido más fáciles. En mis discos anteriores había un prólogo y pensé que aquí, en lugar de esto, escribieran sobre igualdad algunas autoras que conocía. Y tuve la fortuna de que me fueron llegando escritos. Y ha sido maravilloso encontrarme con Amalia Iglesias, Ángeles Vallvey, Ángeles Caso, Ángeles Mora, Espido Freire, Maruja Torres, Raquel Lanseros... Todas ellas han escrito para el proyecto. Ha llevado prácticamente dos años y medio. También ha sido un gran trabajo coordinarlo con las actividades interactivas. Hemos repartido 19.000 copias gratis a los centros que nos lo han solicitado. De hecho, el 50% de nuestros conciertos los estamos haciendo para el alumnado. Aunque en Tarancón, va a ser para adultos.

¿Cómo es la parte didáctica?

Las actividades están relacionadas con trabajar la biografía de las autoras y luego hacer tareas desde una aplicación móvil. Hay un enlace en mi web donde está todo el material didáctico. Les está sirviendo como herramienta a los profesores de coeducación, a los de Literatura y a los de Música. Estas autoras llegan a ser muy importantes. Por ejemplo, Concha Méndez, está considerada de una altura literaria similar a la de Federico García Lorca desde el punto de vista técnico. Hay que ver por qué Lorca está donde está y por qué Concha Méndez es una perfecta desconocida. En los institutos se les dedica a estas mujeres cinco líneas. En los últimos años, he presentado este disco a 100.000 chavales en teatros. Pero la pandemia ha paralizado todo. Estábamos haciendo 80 conciertos y el año pasado apenas dimos 15. Esperamos ir retomando la actividad. 

La mayoría de proyectos para visibilizar el saber femenino en cualquier campo nacen de mujeres. Un valor añadido es que el artífice de este disco es un hombre.

Hay una parte de la sociedad que lo ve perfectamente pero también he sido criticado por ser hombre haciendo este tipo de cosas. Soy muy comprometido y defiendo mis posturas con honestidad. En el escenario somos actualmente hombres y eso también puede ser criticable. Pero llevamos 250 conciertos con Las Sinsombrero por todo el país y estamos encantados. Hemos estado en Cuenca capital y en la provincia. Nosotros somos de cantar en la España vaciada. Lo mismo actuamos en teatros de ciudades que en pueblos pequeñitos. Nos encanta. Tienen el mismo derecho. 

“En el disco colaboran artistas como Rozalén, Carmen París, Marina Heredia y Carmen Linares. Y han escrito sobre igualdad Espido Freire, Ángeles Caso, Maruja Torres..."

Se define como comprometido y dice que la cultura es una especie de bálsamo. 

[Risas] Yo estudié Medicina. Y digo de broma que la música es como una terapia de grupo, con todos mis respetos a la Salud Mental. No concibo subirme a un escenario si no hay un compromiso con lo que uno está diciendo, defendiendo. Esa es la parte educativa. Tengo un disco anterior de 2009 dedicado a Miguel Hernández, que se llamaba Tristes guerras y otro posterior titulado Que a todas las balas se les haga de noche. Siempre ha habido un compromiso por mi parte con la sociedad. Creo que un concierto puede ser un sitio del que salir concienciado de que tenemos que educar a nuestros hijos porque ya educamos a nuestras hijas diciéndoles lo que no deben hacer pero no hay que perder de vista a los varones. Todo eso se dice en los conciertos. 

Hay sectores que niegan la existencia de la violencia de género...

Un ejemplo de violencia es que las mujeres han sido ocultadas durante tanto tiempo, como Las Sinsombrero. En nuestra sociedad hay muchas Sinsombrero en las instituciones, en la política… La mujer de aquella generación estaba predestinada a ocuparse de la casa y de coser. Ellas fueron mujeres valientes, atrevidas, modernas que se quitaron ese corsé.  El año que viene se cumple el cincuenta aniversario de la muerte de Clara Campoamor. Se paralizó todo con la dictadura pero gracias a ellas hemos podido llegar donde estamos. Queda mucho por hacer pero se ha avanzado. Quien lo niegue, está fuera de la realidad porque todavía existe el control por parte de algunos hombres sobre los móviles de sus parejas, sobre cómo visten, sobre con quién se juntan... Eso ocurrre en nuestras escuelas. No se puede negar eso. 

Uno de los temas del disco, 016 ¿Quién eres tú?, es un himno contra la violencia machista.

Es un tema propio contra la violencia de género. Intenta dar un mensaje: quién eres tú para faltarme el respeto, para quitarme mi dignidad, para cortarme las alas. Convivir con alguien es convivir en plena libertad. No se puede tener a nadie sometido.

¿Cómo son los conciertos de la era Covid?

Hemos estado siete meses parados. La vuelta está siendo muy emocionante porque tenemos muchas ganas de subirnos a un escenario para generar y compartir emociones, para firmar discos, para conectar con la gente. La gente y nosotros estamos muy necesitados, así que la recepción de lo que estamos haciendo es maravillosa.

¿Y los próximos retos? 

El reto es seguir dando visibilidad a mujeres olvidadas. Estamos preparando la segunda parte de este proyecto que, si todo va bien, verá la luz el año que viene. Y sorprenderá alguna de las mujeres a las que descubro porque todo esto es un proceso de investigación. Mujeres cuya obra está a nombre de su marido porque firmaba él y ella no aparecía por ningún sitio. Eso ha pasado en este país hasta hace no mucho tiempo. Intentaremos descubrir a otras autoras para darles visibilidad porque es de justicia. Muchas de ellas eran compañeras de autores muy conocidos: María Teresa León, esposa de Alberti; Zenobia Camprubí, de Juan Ramón Jiménez; Concha Méndez, de Manuel Altolaguirre. Todas ellas escribían y algunas muy bien pero la figura de ellos las socavaba, las ocultaba.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información