LUZ CUENCA FUNDACIÓN IMPULSA CLM
Es noticia en Cultura: Estival Cuenca
Premio Glauka

“Hemos querido convertir a Cuenca en una gran biblioteca”

David Martínez Ayllón, promotor del programa Biblioteca Solidaria creado en Cuenca y que se ha extendido por toda la región, recogerá este miércoles el Premio Glauka de Amigas de la Lectura
“Hemos querido convertir a Cuenca en una gran biblioteca”
Foto: Saúl García
28/11/2023 - Dolo Cambronero

El círculo que se empezó a dibujar hace ya más de dos décadas se ha cerrado. La asociación Amigas de la Lectura, aquel grupo de mujeres que inspiraron a David Martínez Ayllón (Villar de Olalla, Cuenca, 1971) para la creación en Cuenca en 2009 del programa Biblioteca Solidaria, ha concedido ahora a este promotor de la cultura entre los colectivos más vulnerables el emblemático Premio Glauka, que cumple ya su XXXII edición. La entrega del galardón será el miércoles 29 de noviembre, a las 18:00 horas, en el Museo Paleontológico (MUPA) de Castilla-La Mancha, en la capital conquense.       

“Estoy muy agradecido por este premio, que es humilde en cuanto a su dotación pero que han recibido grandes autores. Para mí es muy entrañable porque le tengo mucho cariño a la asociación, a la que considero todo un referente en nuestra ciudad”, subraya el galardonado, que entró en contacto con este colectivo cuando empezó a trabajar en 2001 como técnico de actividades culturales en la Biblioteca Pública del Estado de Cuenca ‘Fermín Caballero’ a través de la Fundación Impulsa Castilla-La Mancha.

Un grupo de mujeres entusiastas y muy participativas -había también un par de hombres– que asistían a los clubes de lectura organizados desde la biblioteca –en colaboración también con el Centro de Personas Adultas– a pesar de que muchas contaban con un bajo nivel de formación, recuerda Martínez Ayllón. “Fueron un elemento muy motivador en mi trabajo”, rememora, añadiendo que fue así como empezó a pensar en la idea de Biblioteca Solidaria con el fin de extender las actividades de promoción de la lectura a colectivos en riesgo de exclusión como personas con discapacidad, migrantes, población reclusa o de la tercera edad, entre otros.

 

LECTURA FÁCIL

Apoyado en el voluntariado y bajo la premisa de la inclusión, este programa buscaba salir de la propia biblioteca para atraer a todos aquellos colectivos que no acceden habitualmente ni a esta entidad ni a otros espacios culturales organizando acciones específicas adaptadas a ellos, destacando especialmente los talleres de lectura fácil para personas con discapacidad.

A lo largo de todo este tiempo el programa de Biblioteca Solidaria ha ido creciendo en actividades y se ha ido extendiendo también por otras provincias de la región. Asimismo, también han puesto en marcha puntos de lectura por distintos lugares de la capital como el Hospital Virgen de la Luz, centros de salud, la prisión, residencias de mayores y el Centro Base de Atención a Personas con Discapacidad, entre otros espacios. “Todos estos años hemos querido hacer de la ciudad una gran biblioteca”, subraya el coordinador de la iniciativa.

 El pilar de todas estas acciones son los voluntarios y voluntarias que forman parte de este programa. Martínez Ayllón reconoce que a raíz de la pandemia hubo una merma en su número aunque poco a poco se ha ido cogiendo el ritmo y este curso han tenido un repunte de personas solidarias que quieren llevar la lectura y la cultura a colectivos en situación vulnerable, acompañándoles también a otros espacios como museos o a distintas actividades culturales.

La asociación reconoce la labor de Martínez Ayllón en la promoción de la lectura y de la cultura entre los colectivos más vulnerables

TALLERES DE ESPAÑOL

Otra de las líneas de acción de Biblioteca Solidaria es el desarrollo de talleres de español para extranjeros. De hecho, también tienen previsto trabajar con la cincuentena de migrantes llegados a las costas canarias que se ha anunciado que   se van a trasladar a Cuenca en el marco del reparto llevado a cabo por el Gobierno central para descongestionar los centros de acogida de las islas, según avanza Martínez Ayllón, que en 2021 se incorporó al Museo de las Ciencias  de Castilla-La Mancha como gestor cultural dentro del programa Cultura Sostenible, también de la Fundación Impulsa.  

Formación a los profesionales de prisiones para que acerquen la cultura a los presos y facilitar materiales a personas que no pueden salir de su hogar o que viven en centros tutelados son otras de las acciones que se llevan a cabo dentro de Biblioteca Solidaria.

“El germen de todo es la asociación Amigas de la Lectura”, insiste Martínez Ayllón. Por eso, dice que “es un honor formar parte de la gran familia de los Premios Glauka”.