23 de Mayo de 2022 Son las 17:47

Cultura

Cultura

Especial Semana Santa 2020
Lectura

Los cuentos se cuelan en la Vivienda de Mayores de Albalate de las Nogueras

Teresa Roldán, la bibliotecaria del municipio, prepara cada semana actividades para que los usuarios escapen de la monotonía

Los cuentos se cuelan en la Vivienda de Mayores de Albalate de las Nogueras
Fotos: Diego M. / Paula Montero
10/5/2022 · Paula Montero

Lleva desde el año 2000 al frente de la Biblioteca Pública Municipal ‘Mayda Antelo’ de Albalate de las Nogueras y desde hace quince acude todos los lunes a la Vivienda de Mayores para acercar la lectura a los dieciséis usuarios de este recurso. 

Hablamos de Teresa Roldán, la bibliotecaria del municipio que, a falta de menos de un año para jubilarse, está completamente “satisfecha” con la labor que viene realizando desde hace más de 22 años y, como buena lectora, mantiene intacta la ilusión de acercar la Biblioteca a todos los habitantes de la localidad alcarreña, en especial a los más longevos. 

Por ello, cada semana prepara con cariño y mucho esmero ejercicios para mantener a los mayores de la Vivienda activos porque su objetivo es que salgan de la rutina habitual pero, sin duda, la parte favorita de los usuarios es el momento de la lectura. Y es que, Teresa les cuenta cuentos cortos, de animales y con moraleja porque “son sus favoritos”, asegura. Normalmente los elige entre la colección de más de 4.000 ejemplares de la Biblioteca o bien los busca en internet para variar y que no sean siempre los mismos. “Hay veces que me decanto por textos raros porque está bien sorprenderlos de vez en cuando”, dice.

Al fin y al cabo podríamos decir que les ofrece una especie de ‘biblioterapia’, donde no solo ella habla sino que los 16 mayores cuentan anécdotas, historias del pueblo o refranes, hablan con el resto de compañeros, ejercitan las manos y, sobre todo, se ríen y pasan un rato agradable para mantener despierta su memoria y activas sus articulaciones. “Mi objetivo es que sean participativos en todas las actividades porque a veces están muy ensimismados y lo importante es que interactúen entre ellos”, señala. 

Una tarea que cobra más importancia si cabe si tenemos en cuenta los efectos que la pandemia ha causado en las residencias de mayores de todo el mundo, donde el aislamiento y la falta de contacto con personas del exterior ha marcado estos dos últimos años aunque, por suerte, en la de Albalate no han registrado ningún caso de Covid hasta el momento. 

Vivienda de Mayores de Albalate de las Nogueras. Foto: Paula Montero

Dos años complicados que han hecho a estos 16 hombres y mujeres recibir cada lunes a Teresa con ilusión y muchas ganas, más de las habituales. “He estado de baja dos meses por motivos de salud y nos hemos echado mucho de menos, tanto que el reencuentro fue muy especial y todos me abrazaron”, recuerda. 

Teresa, por su parte, tiene claro que dentro de un año, cuando termine de escribir el último capitulo de su historia como bibliotecaria de Albalate, echará en falta las tardes en compañía de estos 16 vecinos y vecinas, pero “es momento de descansar, de viajar y de disfrutar”, señala. 

 

LA BIBLIOTECA

Tampoco se olvida de los niños y niñas del Colegio Rural Agrupado ‘Los Sauces’ a los que confiesa “me cuesta horrores traer a la Biblioteca”. Sin embargo, con ayuda de las maestras prepara actividades de cuentacuentos los miércoles para crear en ellos un buen hábito de lectura, aunque tal y como reconoce los efectos de la despoblación también se dejan ver en Albalate pues “hace 22 años había muchos más niños que ahora”. 

Si ahonda un poco más en su memoria, recuerda con cariño innumerables buenos momentos que ha vivido de la mano del Club del lectura al que acuden todos los martes varias mujeres del municipio. Y es que, “hemos viajado a ferias del libro, hemos participado en encuentros con autores y cada año preparamos actividades para celebrar, entre otras cosas, el Día del Libro”, apunta.

Además, a lo largo de toda su trayectoria profesional también ha desarollado una habilidad especial que consiste en saber qué libros o novelas van a gustar a cada vecino o vecina. “Les conozco y cuando vienen a preguntarme por las novedades ya tengo en mente qué lectura recomendarles”.

Y es que, al fin y al cabo, ser bibliotecaria no es solo mantener ordenadas las instalaciones, comprar libros  o saber utilizar los programas informáticos; es también desprender ilusión e interés por cada volumen o saber aconsejar. Tareas que son muy sencillas para aquellos a los que les gusta la literatura y, sin duda, Teresa Roldán es una de esas personas. 

Una docente que hace 22 años decidió reinventarse para trabajar en la Biblioteca Pública Municipal ‘Mayda Antelo’ y ahora, solo espera que el servicio se mantega activo para no dejar abandonados a los vecinos y vecinas, especialmente, a los usuarios de la Vivienda de Mayores.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información