31 de Octubre de 2020 Son las 14:30

Cuenca

Cuenca

Especial Semana Santa 2020
Educación

Nominada una conquense a Mejor Docente de España 2020

La maestra Asun Flores Vicente apuesta por trabajar en el aula las emociones y la educación vivencial

Nominada una conquense a Mejor Docente de España 2020
13/10/2020 · Dolo Cambronero

Recordar significa volver a pasar los hechos por el corazón. Pero si no lo tocaron una primera vez, difícilmente podrán hacerlo ni una segunda ni sucesivas veces. Por eso, la maestra de Infantil Asun Flores Vicente (Cuenca, 1976), única conquense nominada en los IV Premios Educa Abanca al Mejor Docente de España del curso 2019/2020, está empeñada en no solo enseñar conocimientos a nivel cognitivo al alumnado sino que se centra especialmente en trabajar las emociones y apostar por la “educación vivencial”.

“El contacto emocional con los alumnos, sobre todo con los más pequeños, es fundamental. Hay que tocarles el corazón también”, subraya esta maestra, que lleva 15 años en el mundo de la docencia. Su destino de este año es el Colegio Rural Agrupado (CRA) Elena Fortún, en la sección de Arcas, aunque ha sido nominada a estos premios por su labor durante el curso anterior, en el que impartió clases en el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Gúzquez, en Villamayor de Santiago.

La docente ha sido nominada ya dos veces a estos premios, la primera en la convocatoria correspondiente al curso 2017/2018, en el que también era maestra en este último colegio. En el caso de Educación Infantil y Primaria, los maestros deben ser propuestos por las familias del alumnado mientras que en el resto de categorías son los propios estudiantes los que hacen las propuestas.

EL SECRETO: LA PASIÓN

“Mi mayor premio es estar con los niños y que las familias reconozcan tu labor ya es mucho”, celebra. Pero ¿cuál es el secreto de la buena nota que dan a Asun los padres y madres de sus alumnos? “No hay ninguno -asegura-. Es la pasión que siento por mi trabajo. Lo demás viene solo.”.

De todas formas, hace hincapié en que son muchos los profesionales que desarrollan cada día una actividad docente tan implicada como la suya. “Como yo hay muchos maestros”, afirma, aunque también reconoce que hay otros docentes que continúan impartiendo clases a la manera tradicional y no les interesa demasiado trabajar las emociones. “Pero la gran mayoría intenta involucrarse. Siempre me he sentido muy arropada por los compañeros”, añade.

"Trabajo mucho con títeres en las clases. Me dan mucho juego, sobre todo en matemáticas, para que puedan experimentar, tocar... Me acercan mucho a los niños"

Aunque el estado de alarma decretado en marzo hizo añicos el curso pasado la dinámica de sus clases “vivenciales”, esta docente no se conformó con limitarse a enviar fichas a sus pequeños alumnos sino que centró sus esfuerzos en ofrecer sobre todo “acompañamiento” a los niños. Un grupo de WhatsApp y frecuentes videollamadas se encargaron de seguir manteniendo en la medida de lo posible la “cercanía” con el alumnado. “Y también creé un canal en YouTube”, recuerda.

En unos tiempos llenos de incertidumbre debido a la pandemia, cuidar la parte emocional era todavía más importante: “Les decía a las familias que me llamaran si los niños querían hablar conmigo. Pero no solo lo necesitaban ellos. Para mí también era necesario comunicarme con los alumnos”. Y, a veces, se ponían en contacto con ella solamente para contarle que tenían un juguete nuevo. “Otro día, una mamá me dijo que notaba a su hijo un poco triste y lo llamé después para ver cómo se sentía”, rememora.

Si la Covid-19 no hubiera interrumpido las clases el curso pasado, esta docente hubiera continuado intentando que los pequeños aprendieran a través del juego. “Trabajo mucho con títeres. Me dan mucho juego, sobre todo en matemáticas para que puedan experimentar, tocar... Me acercan mucho a los niños”, subraya.

PROPUESTAS RECIBIDAS

En total, entre las categorías de Infantil, Primaria, Secundaria/Bachillerato, Formación Profesional y Universidad, los Premios Educa Abanca han recibido en esta convocatoria 1.045 propuestas de alumnado y familiares. En concreto, en la etapa educativa en la que compite esta conquense se presentaron 233 candidaturas, habiendo resultado nominadas una veintena de docentes, entre ellas Asun Flores.

Los maestros y profesores seleccionados tienen ahora que aportar sus méritos, valorándose cuestiones como: la calidad docente y satisfacción del alumnado; proyección docente en la sociedad; investigación y transferencia del conocimiento; formación y reciclaje de conocimientos; transmisión de valores; e innovación y TIC.

Posteriormente, se otorgará a cada nominado una puntuación final que se dará a conocer en enero y que permitirá obtener los diez finalistas. El profesor con más puntos será el ganador del Premio Educa Abanca Mejor Docente de España 2020, estando prevista la entrega de galardones a finales de febrero.

Con independencia del resultado de estos premios, Asun Flores continuará trabajando en sus clases las emociones con el alumnado a la par que los conocimientos. Su reto lo tiene claro: “La educación tiene que ser vivencial. Es sentir. Les estamos preparando para el futuro, para la vida”.

Temas relacionados:
EducaciónAsun Flores
logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información