CAMPAÑA PEQUEÑO COMERCIO DIPUTACIÓN CUENCA
Es noticia en Cuenca: Comercio tabaco UCLM Escuelas de Verano Medio Ambiente Bienestar Social Solidaridad Educación Cruz Roja Cuenca
Semana Santa 2024

María Rodríguez, primera mujer capataz de banceros

La joven, que hasta ahora había sido teniente de capataz, dirigirá el paso de Nuestra Señora de los Dolores y las Santas Marías
Foto: Saúl García
19/02/2024 - Paula Montero

Por primera vez en la historia de la Semana Santa de Cuenca una mujer dirigirá el paso de una hermandad. María Rodríguez Castellanos (Cuenca, 1984) es la joven que el próximo Sábado Santo se pondrá al frente de los 38 banceros de Nuestra Señora de los Dolores y las Santas Marías tras haber sido designada por el anterior capataz y elegida por la Junta de Diputación para desempeñar el cargo. “Ser la primera mujer genera orgullo, pero también respeto. A lo largo de mi vida he pensado que todo lo que sea evolucionar en la tradición es necesario siempre y cuando no se pierda la esencia de la Semana Santa”, cuenta. 

María siempre ha estado ligada a la Semana Santa de una forma u otra. Tanto que, en marzo de 1985, con tan solo tres meses, participó por primera vez en varias procesiones junto a sus padres, Maribel y José Luis, y curiosamente fue bautizada el Domingo de Resurrección de aquel año como homenaje al fallecido abuelo Emilio, amigo íntimo de la familia que se encargaba de retirar el manto de Nuestra Señora del Amparo.

Durante todos estos años, María ha continuado muy involucrada y ha sido bancera del Cristo de la Luz, de la Magdalena, de Nuestra Señora de la Amargura y de Nuestra Señora del Amparo. Además, procesiona como nazarena junto a Nuestro Padre Jesús Nazareno del Puente y San Juan Apóstol Evangelista. “Somos muchos en casa y ya hemos empezado a sacar las túnicas, cordones, guantes y capuces para empezar a emparejarlos y ver si hace falta arreglar algo”, adelanta. 

Sin embargo, este año será “especial” porque se abre “una nueva etapa” que afronta con “miedo” pues debe tener bajo control diferentes cuestiones como, por ejemplo, los tiempos para no excederse en la duración de la procesión. Además, le preocupa especialmente el paso por la calle de El Peso ya que es un tramo muy estrecho. “He pedido consejo a capataces de otras hermandades de las que he sido bancera y estoy viendo vídeos”, explica.

Contará también con la ayuda de su teniente de capataz, Mario Lacor, que le apoyará durante la salida de San Esteban, la entrada a la Catedral y los puntos conflictivos como la citada calle. “Su trabajo será ayudarme a controlar aquellos ángulos que yo no alcanzo a ver”, recalca. 

 

"Todo lo que sea evolucionar la tradición es necesario siempre y cuando no se pierda la esencia de la Semana Santa”

Otra de las tareas en las que ya está trabajando es la elección de las marchas que sonarán durante la procesión y ya ha fijado algunas. En la entrada a la Plaza Mayor se escuchará la marcha Óscar Torrero, y en otro punto del recorrido sonará la de César Contreras, anterior capataz del paso que confió en María para el cargo y que este año vive circunstancias familiares difíciles. “Afortunadamente tenemos muchas marchas regaladas por grandes compositores y siempre se procura que suenen todas durante la procesión, aunque es inevitable que alguna se quede en el tintero”, señala. 

La nueva capataz ya tiene preparada su túnica pero el elemento más especial que llevará será una medalla de su padre. Las emociones están ya a flor de piel y siente como un triunfo que “una hermandad tan joven y con tantas ganas de trabajar haya conseguido hacerse un hueco en la Semana Santa de Cuenca a pesar de las críticas”, dice. Por último, a sus banceros, les agradece la confianza porque “sin ellos esto no tendría sentido” y solo espera que la climatología les deje disfrutar y emocionarse al llevar sobre sus hombros a las tres imáganes.