8 de Febrero de 2023 Son las 12:09

Cuenca

Cuenca

Especial Semana Santa 2020

El Ayuntamiento de Cuenca ultima el plan de gestión de las colonias felinas

Medio Ambiente espera tener listo a finales de noviembre o principios de diciembre el texto que regulará el control de los gatos callejeros

El Ayuntamiento de Cuenca ultima el plan de gestión de las colonias felinas
Foto: Saúl García
26/11/2022 · Dolo Cambronero

El Ayuntamiento de Cuenca está ultimando el texto del Plan de Control de Colonias Felinas, con el que se busca frenar el crecimiento de la población de gatos callejeros que existe en la ciudad al tiempo que se garantice el bienestar animal. El concejal de Medio Ambiente, Adrián Martínez Vicente, espera que el documento esté listo a finales de noviembre o principios de diciembre para que, una vez que sea aprobado en la Junta de Gobierno local, se pueda implantar cuanto antes. 

“Alguien tiene que tomar las riendas de la situación. No podemos dilatarlo más. Hay que ordenar esta cuestión”, reconoce el edil, que apunta que las colonias felinas están generando algunos problemas de convivencia entre los propios vecinos: ciudadanos que increpan a otros porque dan de comer a gatos que vagan por las calles de la ciudad o porque lo hacen mal. Además, el concejal también recuerda que la Ley de Bienestar Animal establece que las administraciones públicas deben disponer los medios necesarios para garantizar el confort de los animales, de los gatos en este caso.

El Consistorio abrió el pasado julio un periodo de participación pública para que la ciudadanía pudiera plantear sus sugerencias sobre esta cuestión. “Intentamos que el proceso fuese lo más participativo posible. La gestión requiere de voluntarios que colaboren con el cuidado de los gatos por lo que entendíamos que el texto debía recoger las inquietudes de aquellas personas que están en el día a día con las colonias”, explica el concejal. Se recibieron 22 aportaciones que han sido estudiadas por parte del Ayuntamiento, la mayoría de ellas procedentes de protectoras de animales. “Ha habido propuestas interesantes que tenemos que ver cómo encajar, siempre teniendo en cuenta nuestra normativa en materia de Medio Ambiente”, añade el edil.

Identificación de las colonias, plan de control a través del método CER (captura, esterilización y retorno), voluntariado, funciones del Ayuntamiento, adopción de gatos socializados, hospitalización, desinfección, bienestar animal, seguimiento de las poblaciones felinas y donaciones son algunas de las cuestiones que recogerá el documento.

Para elaborar el texto, el Ayuntamiento ha estado contando con colectivos que ya vienen ocupándose de alguna manera de los gatos como Bonamiko y SOS Rescue. “Van a tener un papel muy importante a la hora de identificar las colonias que hay en la ciudad y también en el control de los animales a través del sistema CER”, cuenta el responsable municipal de Medio Ambiente.

 

RESULTADOS A MEDIO PLAZO 

Porque el gran reto es ir frenando el crecimiento exponencial de estas colonias aunque el edil matiza que los resultados no se van a ver de forma inmediata sino a medio y largo plazo. “Pero es importante dimensionar la situación para asignarle recursos económicos”, hace hincapié. Para ello, lo primero es hacer una estimación del número de colonias y ejemplares. “Es complicado calcular ahora el coste para las arcas municipales sin saber la cifra. Y no cuesta lo mismo esterilizar a un macho que a una hembra”, incide.  

Una vez que esté listo el plan, se contactará con las personas que se quieran identificar como alimentadores, capturadores –pondrán jaulas para apresar a los mininos para su posterior esterilización–  y responsables de las colonias, figuras que recogerá el texto y que serán las personas que estarán en contacto con el Ayuntamiento para la gestión de las poblaciones felinas. Deberán estar formados sobre este ámbito o instruirse en el caso de que no.

  

CUIDAR LA ALIMENTACIÓN

Otra de las cuestiones que preocupa en relación con la gestión de las colonias felinas es la alimentación. “Hay que ser conscientes de que no se les puede dar cualquier cosa. Hay gente que se piensa que está haciendo un bien y resulta que provoca lo contrario”, advierte el edil. Y pone un ejemplo: personas que dejan sobras de comida humana que acaba descomponiéndose en la vía pública generando incluso enfermedades en las propias colonias felinas.

El Cerro de la Horca, zona más urgente para la esterilización de gatos

Aunque es “difícil” estimar una cifra, desde la Asociación Protectora de Animales Bonamiko calculan que podría haber más de 6.000 gatos callejeros en Cuenca. Por ello, consideran que hay que empezar a actuar de una forma  “urgente y ética” para controlar la población de felinos a través del sistema CER (Control, Esterilización y Retorno).  

“Hay colonias por toda la ciudad”, asegura Ángela de la Vega, miembro del colectivo, quien apunta que, aunque lo recomendable sería intervenir por toda la capital de forma coordinada, la zona en la que debe actuarse con prioridad es el barrio del Cerro de la Horca dado que se están registrando problemas vecinales y hay animales enfermos. 

La zona que va desde las escaleras del Gallo hasta el Auditorio y los aledaños del mercadillo, con una “población muy extensa”, son otros de los lugares en los que debe intervenirse con urgencia a juicio de Bonamiko, un colectivo que lleva años cuidando y esterilizando gatos que vagan por la ciudad con fondos propios y donaciones de particulares. “Nosotras ponemos un parche”, puntualiza, haciendo hincapié en que es obligación de la administración ocuparse de estas colonias.

Desde la asociación piden por ello al Ayuntamiento que les adelanten fondos para actuar en estas zonas concretas dado que el coste de una esterilización se sitúa alrededor de los 100 euros en el caso de las hembras y de 80 si se trata de un macho. Eso sin contar las horas de “mano de obra gratis” empleadas por los voluntarios de Bonamiko para capturar a los felinos, que deberán retornarse tras la castración al mismo hábitat en el que se cogieron.

 

Bonamiko estima que hay más de 6.000 felinos por las calles de Cuenca

La asociación apoya la puesta en marcha del carné de alimentador que se plantea el Ayuntamiento y que consistiría en dar a aquellas personas que lo soliciten un permiso del Consistorio, previa formación, para alimentar a los gatos, lo que evitaría conflictos con otros vecinos y animales desnutridos, e incluso que les multen. “Los gatos con hambre van a ampliar su territorio”, advierte, poniendo como ejemplo que en algunas zonas pululan por las terrazas de los bares en busca de comida e incluso se meten en casas.

Habilitar refugios para los felinos en lugares seguros de, por ejemplo, parques es otra de las peticiones que lanza la asociación, que denuncia que se están produciendo envenenamientos de estos animales.  “Los gatos son necesarios para controlar a otras especies”, recalca De la Vega.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información