CAMPAÑA PEQUEÑO COMERCIO DIPUTACIÓN CUENCA
Es noticia en Tarancón:
Natación

Superación a brazadas

El nadador taranconero Adrián González ha sido reconocido como Deportista de Alto Rendimiento tras sus numerosos logros deportivos
Superación a brazadas
Adrián González en una prueba de salvamento. Foto de archivo: Pepe Yunta (SVAT Tarancón)
09/04/2024 - Alejandro del Valle

C

omo pez en el agua, a Adrián González (2008) no le vale solo con un deporte: debatiéndose entre la natación y el salvamento, este joven con discapacidad visual protagoniza una historia de superación que lleva a cabo brazada a brazada cada día.

El joven taranconero cuenta que, desde pequeño, le llamaba la atención la natación después de que sus padres le apuntaron a unos cursillos. Con 10 años, y aprovechando que un notorio club como el SVAT se localiza en Tarancón, se apuntó a su escuela y, poco a poco, metería también la cabeza en salvamento y socorrismo, la especialidad de la entidad.

En la pandemia, durante el mes de mayo, explica que empezó a perder la visión de repente, y después de varias pruebas fue diagnosticado con la enfermedad de Stargardt, una enfermedad degenerativa de la vista que le ha hecho perder el 90% de su visión. Pero esto no ha sido impedimento para seguir disfrutando de lo que le gusta, sino que retomó la actividad física y en febrero de 2021 fue convocado para una concentración con la Federación Española de Deportes para Ciegos. “Me aceptaron y ahí fue cuando empecé realmente la carrera deportiva, ese mismo verano empezamos a entrenar en grupo”, cuenta Adrián.

Aunque debe practicar multitud de pruebas en ambos deportes, reconoce que sus favoritas son el estilo libre en natación –distancias de 50 a 400 metros–, así como los 200 metros obstáculos y 50 metros arrastre de maniquí en salvamento, que define como una prueba “muy explosiva”.

 

A pesar de su corta edad, Adrián es bicampeón regional y ya acude a campeonatos absolutos

A pesar de su corta edad, en 2022 ya estaba consiguiendo un cuarto puesto en un campeonato de España absoluto. Aunque el gran logro llegaba al año siguiente, cuando se proclamaba campeón de natación adaptada, lo que le valía también un homenaje por parte del Ayuntamiento de Tarancón. También ha participado en otras citas nacionales en Cataluña o Mallorca que define como grandes experiencias, y es que su doble faceta –natación y salvamento– le lleva a distintos lugares de la geografía española, además de haber ganado dos veces el Regional. 

 

MERECIDO RECONOCIMIENTO

Este esfuerzo se veía recompensado esta misma semana, cuando era nombrado Deportista de Alto Rendimiento que otorga la JCCM. “Estoy muy contento por este reconocimiento porque es muy importante para nosotros”, relata Adrián, pues sabe que otorga ventajas que le permitirán seguir desarrollándose en el ámbito deportivo. Y es que aunque todavía es muy joven –cumplirá los 16 en junio–, ya deja pistas de que en el futuro le gustaría trabajar en algo relacionado con el deporte, llamándole especialmente la atención la fisioterapia.

Mientras eso ocurre, Adrián piensa en el campeonato de España absoluto que se celebrará en Terrassa el próximo mes de junio, al que acudirá “por la experiencia y a mejorar mis marcas”.

Claro ejemplo de que el deporte no entiende de impedimentos ni de barreras para un joven que tratará de seguir llevando a su club a lo más alto.

Foto cedida
Pionero en adaptación

Cuando se habla de los logros deportivos de Adrián Gónzalez, es imposible obviar la gran capacidad de adaptación que ha demostrado. En natación compite en la categoría S13, donde usa distintas referencias para orientarse en el agua. “La teca en el fondo de la piscina, las corcheras para medir las distancias… hay que estar muy atento”, añade.

Aunque su gran virtud llega en la faceta de salvamento. “He sido pionero porque no existe el salvamento adaptado”, cuenta Adrián, desvelando que junto a su entrenador ha ido buscando esos trucos y referencias propias. “Tengo calculadas las brazadas que necesito para llegar a la mitad de la piscina, donde está el obstáculo que tengo que recoger, y entonces sé cuándo tengo que bajar”, ejemplifica el joven, señalando que interiorizar estas referencias cuesta bastante al principio, pero apuntando también que “ha sido divertido pensar la adaptación” junto con los técnicos del SVAT, que han estado pendientes y “me han ayudado mucho”.

Hablando desde la propia experiencia, lanza también unas palabras a cualquier persona que se encuentre en su situación para superar esas barreras y seguir disfrutando del deporte. “Aunque les vaya a costar más que al resto, les diría que es importante esforzarse para conseguirlo. Conseguir las metas es bonito, pero disfrutar el trayecto también”, transmite.


Etiquetas:

Natación