CAMPAÑA PEQUEÑO COMERCIO DIPUTACIÓN CUENCA
Es noticia en Provincia: Bomberos Agroalimentaria Meteorología adversa
Teleasistencia

Teleasistencia, una llamada que salva y acompaña

Este servicio de la Junta da cobertura a 7.577 personas a domicilio en la provincia, a las que se suman 522 en viviendas tuteladas
Teleasistencia, una llamada que salva y acompaña
María Martínez, responsable del servicio de Cruz Roja, con Esther y Rafael. Foto: Saúl García
23/09/2023 - María Valverde

Una llamada que salva o reconforta. Estas son las dos misiones principales del servicio de teleasistencia, una prestación que brinda en la provincia no solo una herramienta de socorro. Es, también, una forma de combatir la soledad y de acompañar.

A nivel público esta atención, a cargo de la Junta de Comunidades a través de la empresa Tunstall Televida, da cobertura totalmente gratuita a 8.099 personas, en su gran mayoría, a domicilio, en concreto, 7.577. A estas se suman aquellas que la reciben en viviendas tuteladas, en total, 522. 

A estas cifras se unen las de Cruz Roja, que cuenta con 97 usuarios. La entidad ofrece este servicio sin ningún tipo de requisito. El pago del montaje de los dispositivos corre a cargo de los solicitantes, que pueden ser ancianos, discapacitados e incluso mujeres embarazadas. María Martínez, responsable de este servicio dentro de la organización, señala que el grueso de los inscritos son personas mayores de 65 años. 

Hay dos tipos de instalaciones domiciliarias. La primera de ellas, con un coste de 27,50 euros, solo precisa ser conectada a la línea eléctrica del hogar, por lo que ofrece la posibilidad de ser trasladada de una residencia a otra en caso de ser necesario y, la segunda, por 25 euros solo funciona si está enlazada a una línea de teléfono fija. La organización dispone también de este servicio a través de una aplicación móvil por el precio de 10 euros.

Esther es usuaria del servicio de Cruz Roja. Al igual que otras personas mayores la ciudad, ella vive sola. “Este servicio me da mucha seguridad. Mis vecinos son estupendos, pero prefiero tener la tranquilidad de que alguien está disponible de día y de noche. Así, no tengo ningún problema para recibir ayuda”. 

La conquense de 67 años tiene descargada en su teléfono móvil la aplicación de teleasistencia de la entidad. De momento, no ha recurrido a ella, pero tenerla al alcance le aporta seguridad. Aun así, sí la usa para informar de su estado de salud o tener la compañía de los trabajadores a través del teléfono.

“Me llaman cada 15 días. Algunas veces los llamo yo”, explica. Esther, en lugar de pedir la instalación domiciliaria, ha preferido pagar por la aplicación móvil ya que le gusta dar paseos por la calle. Ella recomienda sin lugar a dudas esta prestación. “Es imprescindible. No supone nada y aporta muchísima seguridad”. 

“Estoy encantado con Cruz Roja. Es para mí, no mi primera casa, pero sí la segunda con total seguridad”. Rafael lleva tres años inscrito a este servicio junto a su hija Pilar. El conquense, originario de Palomera, tiene 86 años y en este tiempo ha estrechado lazos con algunos de los voluntarios del servicio, como, por ejemplo, Elena. 

Él y su hija Pilar, que presenta una discapacidad, son usuarios de la prestación. Únicamente han tenido que recurrir a ella una sola vez. “Me atendieron rápidamente. Un vecino abrió la puerta. Tenía llaves. Vino el 112. Estuve ingresado de viernes a martes”, cuenta. Después de vivir esta experiencia, Rafael aconseja a otras personas hacer uso de la teleasistencia.

A lo largo y ancho de la provincia, existen 6.156 terminales instalados por la Junta de Comunidades con la finalidad de garantizar la seguridad de los usuarios. El funcionamiento, es sencillo. Un simple toque a un botón o una llamada y, acto seguido, se da asistencia o un rato de compañía a la persona. Desde el Gobierno regional se concede este servicio a mayores de forma gratuita, a excepción del coste de las llamadas y de la línea telefónica. 

El único requisito es tener 70 años. Se puede solicitar en el centro de Servicios Sociales más cercano o en la sede electrónica de Castilla-La Mancha. Una vez realizada la petición, se hace una valoración por parte de los Servicios Sociales antes de responderla.

Este servicio público gratuito atiende a personas de 224 municipios de los 238 que existen en Cuenca. Amelia López, delegada provincial de Bienestar Social, explica que aún no ha llegado a estas 14 localidades a causa de una falta de cobertura suficiente para poder realizar las instalaciones pertinentes.

 

El servicio de teleasistencia de la Junta de Comunidades atiende a 3.878 usuarios dependientes

Uno de los datos más significativos de esta prestación es su auge en usuarios con dependencia. Actualmente, en este sentido,  el Gobierno regional atiende a 3.878 usuarios. Desde 2015, año en el que se prestaba servicio a 1.172 personas con dependencia, hasta julio de este año la cifra de terminales ha aumentado un 200,30%. 

La teleasistencia, junto con la ayuda a domicilio, es para López un aliciente para fijar población. “Promueve que las personas más vulnerables no se trasladen de su domicilio, que se genere empleo en la localidad y que se fije la población. En definitiva, crea actividad económica y, con ello, que los pueblos no desaparezcan”.

La prestación, más allá de brindar una ayuda necesaria en caso de emergencia, acompaña a mayores y personas con dependencia, dos motivos que la convierten en un pilar esencial en la provincia.


Etiquetas:

Teleasistencia