Es noticia en Provincia: Tráfico Agricultura Bibliobuses Educación Ferias rurales Accidente de tráfico Desarrollo Sostenible Servicios Política municipal

El Servicio de Emergencias 112 gestionó en la provincia cerca de 100.000 llamadas en 2022

En verano se incrementan los siniestros a consecuencia del aumento de población en la provincia, a lo que se suma un mayor número de desplazamientos por carretera y accidentes acuáticos
El Servicio de Emergencias 112  gestionó en la provincia cerca de 100.000 llamadas en 2022
Foto: Saúl García
21/03/2023 - Paula Montero

Gestionar las llamadas de urgencia o emergencia de la ciudadanía y coordinar el trabajo de todos los cuerpos de intervención para resolver la alerta lo antes posible. Esta es la labor que lleva a cabo el Servicio de Emergencias 112 de Castilla-La Mancha, que tiene asociado un teléfono único para que la ciudadanía pueda contactar con ellos sin necesidad de aprenderse el número de los diferentes organismos de actuación en emergencias, como son los servicios sanitarios, bomberos, efectivos de Guardia Civil o Policía Local, entre otros. Es decir, ante cualquier riesgo el 112 siempre está ahí, las 24 horas de los 365 días del año. 

Y año tras año, este servicio que se creó a principio de siglo, ha calado en la sociedad hasta el punto de que el aumento de llamadas que se notifica cada año evidencia un alto grado de aceptación por parte de los ciudadanos. Y es que, ¿quién no conoce hoy en día el 112?

En este sentido, el 112 juega un papel crucial y en el caso de la provincia de Cuenca atendió 97.328 llamadas procedentes a lo largo de 2022, que son aquellas que generan respuesta en el operador y activación de algún servicio pues el resto suelen ser equivocadas, bromas o ruidos de línea. Una cifra que representa el 10,9 por ciento del total regional que asciende hasta las 711.408. 

Un dato positivo si tenemos en cuenta que en 2021 se registraron 677.254 en toda Castilla-La Mancha lo que demuestra que “cada vez se conoce más el servicio”, señala el delegado provincial de Hacienda y Administraciones Públicas en Cuenca, Ramón Pérez Tornero. 

En el caso de Cuenca, los meses en los que más llamadas se registran coinciden con el periodo estival. Principalmente entre junio y septiembre se reciben una media de 9.800 llamadas mensuales, un incremento notable si se compara con el mes de febrero cuando se contabilizaron algo más de 5.800. Esta notable subida está estrechamente ligada al aumento de población en la provincia durante esos meses pues “muchas familias pasan el verano en nuestros pueblos”, apunta Ramón Pérez Tornero. 

A esto hay que sumar que la provincia está vertebrada por una de las principales carreteras que conectan el centro peninsular con el levante, la A-3, y los accidentes de tráfico también son comunes en estos meses al aumentar el número de desplazamientos. 

También en los últimos años, el Servicio de Emergencia 112 ha notado cómo se han disparado los accidentes acuáticos en la provincia pues cada vez son más la personas que acuden a parajes naturales como Las Chorreras del Cabriel para soportar las altas temperaturas. “La gente no es consciente del riesgo que corren en estos lugares porque deben acudir equipados y ser siempre precavidos con lo que hacen ya que nadie está exento de resbalarse y caerse”, recalca el delegado provincial. 

 

My112, la aplicación móvil que permite comunicarse con el Centro de Emergencias y envía la posición actual del usuario al operador que le atiende

Es necesario tener en cuenta que para atender un 52,8 por ciento de las llamadas recibidas fue necesario movilizar personal sanitario, en un 32,2 por ciento se recurrió a las fuerzas de seguridad y en un 5,3 por ciento de los siniestros se reclamó la presencia del personal especializado en salvamento y rescate. Y es que, el 112 reúne todos estos servicios y se encarga de coordinarlos para garantizar una atención inmediata y efectiva. 

Siguiendo esta misma línea de trabajo de inmediatez, el 112 ha puesto en marcha un nuevo recurso. Se trata de My112, una aplicación para smartphones que puede descargarse cualquier persona. En ella hay un botón de emergencia que al pulsarlo permite localizar exactamente el punto en el que se encuentra ese dispositivo y “en el caso de Cuenca para las personas que hacen senderismo o salen a buscar setas puede resultarles de gran ayuda si se pierden o se accidentan”, apunta Pérez Tornero. 

Está claro que el 112 es un referente en nuestra región y cada día trabaja para mejorar sus tiempos de respuesta y para ello desarrollan nuevas fórmulas como esta app que permite garantizar la seguridad entre la población castellanomanchega.

En el centro, Roberto Fernández, jefe del Parque de Tarancón. Foto: Servicio Provincial de Bomberos
La actuación de los bomberos de Tarancón, clave en 400 siniestros

Cuando el teléfono empieza a sonar en el Parque de Bomberos de Tarancón la plantilla se moviliza para, si es necesario, salir a la mayor brevedad posible hacia el lugar donde se les necesita. Todos los bomberos tienen unas tareas predefinidas, el material preparado en las dársenas de salida junto a los camiones y dependiendo de si se trata de un incendio en altura, un rescate en un accidente de tráfico o en el medio acuático escogen el vehículo o vehículos más adecuados dependiendo de la situación.

“Podemos elegir entre, por ejemplo, un primera salida en el que llevábamos lo necesario para actuar en el 90 por ciento de los sucesos, un nodriza que se necesita de apoyo para incendios o un auto-brazo articulado con el que sofocamos las llamas en altura”, señala el jefe del Parque de Tarancón, Roberto Fernández. 

El material es imprescindible, pero actuar coordinados y con rapidez es “crucial” porque “están en juego vidas y en estos casos siempre se llega tarde”, explica Fernández. En este sentido, desde el Parque de Tarancón atendieron el año pasado alrededor de 400 siniestros de los que la mayoría llegaron a través del Servicio de Emergencias 112 de Castilla-La Mancha.

“Trabajar de la mano del 112 es un paso de gigante porque ellos coordinan todos los medios, desde los sanitarios hasta las fuerzas y cuerpos de seguridad”, apunta. Aunque eso no quita que en algunas ocasiones los tiempos de respuesta sean elevados porque “desde el Parque de Tarancón atendemos los sucesos que ocurren en pueblos del sur de la provincia a los que hay veces que tardamos en llegar más de una hora”, cuenta. 

Por ello, la construcción de dos nuevos parques en Cañete y Motilla es fundamental pues “llegaríamos mucho antes a los sucesos, en como máximo 30 minutos a cualquier punto y esto es totalmente necesario”, concluye.