Es noticia en Deportes: Balonmano Fútbol Fútbol Sala Orientación Piragüismo Baloncesto MTB Escalada Lucha de brazos Atletismo
Gimnasia rítmica

Referentes nacionales de la rítmica conquense

Con motivo de su reciente participación en un campeonato nacional, conocemos un poco más a fondo lo que hay detrás del trabajo del CD Esperanza Calvo y el CD Rítmica Húecar
Fotos: M.Gómez y CD Rítmica Huécar
15/11/2018 - M.Gómez

La gimnasia rítmica base tiene una cita especial estos días con la celebración en la ciudad de Murcia del Campeonato Nacional Base de Conjuntos y la Copa Base Individual. Un evento en el que dos clubes de la capital conquense, el CD Esperanza Calvo y el CD Rítmica Huécar, ha tenido representación en los dos formatos de competición con un total de 25 gimnastas.

Formación y juego del Esperanza Calvo

La entidad presidida por Yolanda Calvo afrontó este torneo de categoría nacional con la participación de sus conjuntos prebenjamín (formado por M.ª Dolores, Ainara, Carla, Coral y Carolina), infantil (compuesto por Paula R., Violeta, Naiara, Paula C. y Luz) y la gimnasta Mar Álvaro, que compitió en modalidad individual en categoría benjamín. El ímpetu de este equipo pasa por la formación de gimnastas.

Hoy en día, cuenta con más de medio centenar de deportistas de las que Yolanda, como presidenta y entrenadora, sólo quiere “que ganen experiencia y disfruten de la gimnasia rítmica”. A raíz de esto, las chicas del Esperanza Calvo trabajan en distintas modalidades para perfeccionar poco a poco la técnica y llegar a alcanzar citas como la de este Campeonato nacional. “Trabajamos a contrarreloj porque tenemos pocas horas de disponibilidad, pese a ello, las chicas compiten, logran pasar el control para estos torneos para luego jugárselo todo en un instante”, señala Yolanda.

En esta pequeña familia que lleva desde 1998 dedicándose a la disciplina, el pilar fundamental bajo el que se sustenta la ilusión y el trabajo de las pequeñas gimnastas son sus propios padres.

“Este deporte es de mucha dedicación. Por una parte, la gimnasia exige mucho física y mentalmente a la deportista, y por otro, no es algo que sea barato. Las mallas que llevan las chicas valen algo más de 100 euros, más las licencias y el competir en esta serie de eventos conlleva un gasto que cuesta mucho asumir, pero que se compensa con el buen trabajo”, declaraba la entrenadora valorando el esfuerzo de cada paso que dan sus alumnas, que llevan desde el verano entrenando para este campeonato.

Referentes nacionales de la rítmica conquense Rítmica y competición, esencia del CD Huécar

La flexibilidad, la coordinación, la estética y, sobre todo, el trabajo en equipo son características que también comparten y trabajan en el CD Rítmica Huécar. El equipo conquense presentó un total de 14 deportistas a estos dos torneos. Marta García, Cristina Ruiz, Dana Mellado e Isabel Chaler en competición individual mientras que el equipo conquense contará con representación en los conjuntos alevín (con María Algarra, Martina Escamilla, Camila Cortez, Emma del Pozo y Blanca García) e infantil (con Ainhoa Gómez, Ainara Huete, Ana Priego, Nazaret Alberto y Julia González).

La mayor de las alegrías fue para Chaler. la gimnasta juvenil finalizó en 15ª posición general, siendo la mejor atleta castellano-manchega, con un ejercico lleno de fuerza y emocion que supondrá su despedida de la competición. Una trayectoria que desde el club se encargaron de ensalzar por su inagotable "esfuerzo, tesón, dedicación y afán de superación", el cual tuvo una despedida con gran recompensa. En el resto de las participantes individuales, María García finalizó en 25ª posición en infantil, y experiencia para la primeriza Dana Mellado y Cristina Ruiz, la más joven representante del club en la cita nacional.

Por otro lado, los conjuntos alevín e infantil demostraron su elaborado trabajo y meses de rutina sobre el tapiz finalizando como segundas y primeras mejores representantes de Castilla-La Mancha en la tabla general.

HORAS DE DEDICACIÓN, UN INSTANTE DE DECISIÓN

La institución del Rítmica Huécar es una referencia a nivel regional y lleva más de 25 años dedicada tanto a la formación de gimnastas desde edades muy tempranas (3 años) hasta su entrenamiento para competición de categoría prebenjamín a absoluta.

“Somos nueve entrenadoras de varios niveles que se dividen en las tres grandes secciones del club, donde se agrupan las más de 100 gimnastas con las que contamos”, declara Beatriz Fernández, antigua gimnasta y entrenadora hoy día del Rítmica Huécar. “Por un lado, cuenta con un nivel elemental que se da en las Escuelas del club, donde entrenan más de 50 deportistas. Después está el grupo de precompetición, que cuenta con 23 gimnastas a las cuales se va mejorando de cara a competir, y por último, está el grupo de competición, con 27 gimnastas que llevan más dedicación y entrenamiento, y entre los que hay grandes referentes de nuestro club como Lucía Romero o Ismael Gómez”, señala Beatriz.

Referentes nacionales de la rítmica conquense

El club sigue creciendo año a año para equiparse a equipos de comunidades vecinas con un nivel más alto, de ahí que organice eventos como la IV Copa de Conjuntos CD Huécar, celebrada la pasada semana, y que contó con más 250 gimnastas y 37 equipos de otras regiones como Madrid y la Comunidad Valenciana.

“La rítmica es una disciplina que exige una dedicación y entrenamiento más estricto que otros deportes. Entrenamos tres horas y media durante cuatro días a la semana para luego jugártelo todo en un minuto en individual, o dos si es por conjuntos” comenta Cristina Jiménez, otra de las formadoras de este club conquense, que deja constancia de la saturación que a veces lleva dedicarse a esto: “Lo más duro es enseñarles y corregirles y que ellas no sepan muy bien el porqué, a veces creen que son manías nuestras cuando lo que hacemos es corregir sus movimientos, pero lo más reconfortante es ver cómo confían en ti”, añade.

Así, estos dos clubes y los centenares de gimnastas que acumulan, siguen formándose día a día en sus clases para promocionar un deporte mucho más exigente de lo que se piensa y que se revela en cada salto, pirueta o maniobra que realizan sin perder la sonrisa de su rostro. Todo ello, sumándo a su largo recorrido, otra participación más en un campeonato de ámbito nacional.