CAMPAÑA PEQUEÑO COMERCIO DIPUTACIÓN CUENCA
Es noticia en Cultura: Libros Día de los Museos
Feria y Fiestas de San Julián 2022

Artistas consagrados dejaron su impronta en los carteles de la Feria

Torner, Aristizabal, Roibal, Zapata, Leonor Culebras, Alfonso Cabañas, Tony, Gregorio Álvaro, Amancio Contreras, Santy, Sahuquillo, Moset, Damián de Dios o Tomás Bux, figuran entre los cartelistas de encargo y ganadores de concursos
Artistas consagrados dejaron su impronta en los carteles de la Feria
27/08/2022 - José Vicente Ávila

El Cartel es una de las modalidades más antiguas para anunciar actos de todo tipo, tradicionales, costumbristas, de ferias y festejos, religiosos o de cualquier evento que se celebran en ciudades y pueblos. En Cuenca capital prima, entre la variopinta muestra de papel anunciador,  el cartel de la Semana Santa, que desde 1941 tiene personalidad propia y cada día más exigente. Sin embargo, el cartel más antiguo, aunque considerado quizá menor en el orden de prelación, es el que se edita con motivo de la Feria y Fiestas de San Julián, tanto en sus ediciones de septiembre, hasta 1963, como en las fiestas de agosto desde 1964.

Carteles de tipografía, grabado, litografía, serigrafía, offset o de impresión digital realizados por artistas pintores, fotógrafos y diseñadores, conforman la amplia muestra de la cartelería sanjulianera, que nos lleva desde 1927 (y años anteriores) hasta este 2022 con el cartel gráfico en collage del reconocido fotógrafo conquense Alex Simón.

En este primer esbozo sobre autores de carteles o portadas de folletos de la feria de San Julián nos vamos a referir, por ajuste de espacio, a recordar nombres de artistas ya consagrados que en su juventud o ya mediada su fama, dejaron su firma, y sobre todo su impronta de artistas, en un género de arte menor, pero muy popular, como lo es el cartel de ferias. Se da la circunstancia, además, que en algunas ediciones, los ganadores de los concursos de carteles de Semana Santa hacían el de ferias, bien ese mismo año o al siguiente. Pintores, la mayoría consagrados, que no faltaron a la cita cartelística de las tradiciones de Cuenca:

 

 

Gustavo Torner: Elaboró el cartel de la Feria del 1 al 9 de septiembre de 1956, con el fondo dibujado de la plaza de toros diseñada por el arquitecto Fernando Alcántara, entre caballitos de feria y noria, los gigantes y el circo y la base alineada de cinco toricos conquenses de diferentes tonalidades de los que salen las cuerdas de los globos. (En la mayoría de los carteles de la década de los 50-70 el torico era el tótem anunciador de la fiesta). Un año después, en 1957, Torner realizó el cartel de la coronación de la Virgen de las Angustias, que tuvo una gran profusión. Cuarenta y dos años después, en 1998, Gustavo Torner fue el autor del cartel de la Semana Santa de Cuenca.

Luis Roibal: Entre cucañas, músicos y los rocosos paisajes de la Hoz, con algún gigante fantasmagórico, el reconocido artista conquense dibujó el cartel de 1955. Roibal fue también el autor del impactante cartel de la Semana Santa de 1957, que levantó cierta polémica. Un pintor internacional en toda su extensión.

Leonor Culebras: Fue la primera pintora, en este caso conquense, autora tanto de carteles de ferias como de Semana Santa. Sobre la feria de San Julián hizo nada menos que cinco obras: 1965, 1967, 1970-71 y 1976 (en cuatro de ellas aparece la Torre de Mangana en dibujos o silueta) y dos carteles de la Semana de Pasión: 1964 y 1968.

Alfonso Cabañas: El acreditado acuarelista conquense  –músico y funcionario municipal-- fue otro de los prolíficos artistas de la Feria y de la Semana Santa. Su primer trabajo festero nos lleva a la portada de un folleto horizontal de 1945, de edición particular, con un hermoso toro de primer plano con banderillas de guiñol. Es probable que hiciese más carteles feriales entre finales de la década de los 40-50, y aunque en esos años sus trabajos fueron para los carteles de Semana Santa (1942, 1946-47 y 1963), tenemos anotados cinco carteles feriales de 1942, 1961, 1964 (la primera feria de agosto), 1966 y 1968. El torico conquense lo tuvo muy en cuenta en su obra. Su cartel de 1942 se anuncia en todocolección por 180 euros.

Miguel Zapata: Cartel de impacto el de 1975, que rompía todos los moldes con una pintura de la Mujer serrana, la mujer de Cuenca, vestida con sus mejores galas festivas de rancia tradición. Un cartel de altura artística que también levantó polémicas, y que, salvando las distancias, nos recuerda, en otra pose, al cartel de 1927 con el serrano ataviado de fiesta. Tres décadas después, Miguel Zapata nos dejó otra obra de arte en el cartel de Semana Santa de 2006, que por cierto figura en una de las vidrieras de la ermita de San Isidro. Pintor y escultor que ha dejado profunda huella a nivel internacional.

Amancio Contreras, artesano de la madera, fotógrafo y pintor, es otro de nuestros artistas que merece todo el reconocimiento, tras cierto olvido en el tiempo. Autor y coautor de tres carteles feriales --en los que ya priman retazos gráficos--, de los años 1981-82,  1987, y quizá algún  otro, además de los carteles de la Semana Santa de 1982 y 1984. (En la edición de papel publiqué que el de 1973 era también de Amancio Contreras (sólo aparece la firma Contreras) cuando en realidad el autor es su hijo Amancio Contreras Castellano, ganador del cartel de la Semana Santa de 1972, en el que sí figura A. Contreras Hijo. A cada cual lo suyo).

Gregorio Álvaro: Otro de los pintores clásicos de nuestras tradiciones, batió el récord de los carteles de Semana Santa, ganando ¡seis concursos!: 1943, 1949,1956, 1966, 1970 y 1989. Su obra, siempre bien recibida por el público en general, se extendió a los carteles sanjulianeros de los años 1963 y 1969, y quizá algún otro.

Toni Beamud: Desde su tienda de comestibles, este pintor autodidacta de gran afición logró pintar nada menos que cuatro carteles feriales casi seguidos: 1958, 1959 (en ambos la plaza de toros cobra protagonismo y el torico), 1960 y 1962, lo cual es tremendamente meritorio, ganando concursos.

 

Vidal Acebrón: Publicista, radiofónico y dibujante, firmó el cartel de la Feria de 1957, con su torico sobre un tambor y un relieve paisajístico, y en esa década compitió con la Junta Local de Festejos publicando folletos de la feria, Semana Santa y de otros eventos, con la anécdota de insertar en la portada de su programa de 1965 el cartel del 57, variando el año y el mes de septiembre por agosto. Un mortal accidente de tráfico corto la carrera de tan inquieto publicista.

Donato Lobo: El pintor extremeño realizó el cartel de 1943 (por cierto, cotizado en todocolección en 225 euros) y ganó el concurso de Semana Santa de 1944.

También el conquense Santy García hace doblete en carteles de Semana Santa y de Ferias, ya en la década de los setenta, y con uno en cada celebración, Ángel Pérez Palacios y los recordados pintores Óscar Pinar y Miguel Ángel Moset, y cómo no Nicolás Mateo Sahuquillo, y más recientemente Tomás Bux con su arte buxiano nazareno y ferial. Destaca el grabado de Manuel Aristizabal en 1953 y brilla con luz propia la pintura del serrano del cartel de 1927, cuya firma no se identifica.

En la década de los 70, 80 y 90 aparecen grupos como Delta, Goyo Martínez/Video Producciones, Publicinco&Asociados, Editorial MIC (2)  y distintos diseñadores, entre ellos Cerezo y Miguel López, junto a otros dibujantes o pintores como LuisCa, Enrique Fernández Atienza, Alberto Malo y Damián de Dios, éste nunca llamado, lamentablemente, para el cartel nazareno.

En 2011, de nuevo la firma de una mujer en el cartel festivo, Cora Serrano, a la que siguieron Berta Jiménez (2013) y Ana Delgado (2016). La lista de cartelistas es más extensa e incluso intentaremos ampliar nombres ahora desconocidos y felicitar al cartelista de este año, Alex Simón por su impacto grafico entendible en dos segundos para comprender un cartel, avalado además por sus premios en los “Sanfermines”, y precedido en 2014 por otro gran fotógrafo: Julio Palencia.

En los años de la República, de la década de los 30, la variación en algunos de los pocos carteles o folletos conocidos es la palabra Grandes Festejos o Ferias de septiembre, sin alusión a San Julián, el Patrón de Cuenca. Usted lector, observando algunos de estos antiguos carteles, tendrá la mejor opinión de cómo varían los tiempos artísticos. Y conste que no hemos hablado de la cartelera taurina, de más antigua tradición. Queda abierta la puerta… grande.