Es noticia en Cuenca: Día Mundial de las Personas Refugiadas Renfe Empresas UCLM Cuenca Educación Hábitos saludables Juzgados Asociación del Comercio de Cuenca Pleno Ayuntamiento Cuenca

El Servicio de Urología detecta 150 casos de cáncer de próstata al año

Las pruebas de diagnóstico precoz se realizan a todos los varones de entre 50 y 80 años
El Servicio de Urología detecta 150 casos de cáncer de próstata al año
Fotos: Paula Montero
11/06/2024 - Paula Montero

El cáncer de próstata es el más frecuente en hombres. Según la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN), cada año se diagnostican a nivel nacional alrededor de 29.000 nuevos casos de cáncer de próstata, sobre todo en varones mayores de 65 años.

De ellos, unos 1.400 se detectan en Castilla-La Mancha y una media de 150 en la provincia de Cuenca, tal y como pone de manifiesto la nueva jefa del Servicio de Urología del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, Laura Martínez Arcos, tomando como referencia datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). 

Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Próstata, que se conmemora cada 11 de junio, la doctora Martínez Arcos, natural de Tarancón, repasa la evolución de esta enfermedad en Cuenca que, al tener una población envejecida, es la provincia castellanomanchega con mayor incidencia. 

Si bien, es necesario tener en cuenta que no todos los cánceres de próstata son iguales y cada uno de ellos lleva asociado un tratamiento. El 90% de los tumores que se identifican están localizados en la próstata, es decir, no tienen metástasis. Otro 5% se descubren cuando ya tienen metástasis a nivel ganglionar y el 5% restante se corresponde con los casos en los que la enfermedad está localmente avanzada. 

Las pruebas de diagnóstico precoz se realizan a todos los varones de entre 50 y 80 años

Dentro de ese 90% que están localizados en la próstata, un 30% son indolentes y el paciente fallecerá por otros motivos antes que por cáncer ya que el avance de esta enfermedad es lento. Estas personas entran en un protocolo de vigilancia mediante el que se les hace un seguimiento estrecho para detectar cuanto antes cualquier cambio que pueda producirse y no es necesario tratamiento. “Así les evitamos los efectos secundarios de la medicación”, señala la doctora Martínez Arcos.

El 70% restante sí deben recibir tratamiento. Para estos pacientes existen dos opciones, pueden someterse a radioterapia externa o interna –también conocida como braquiterapia–, que consiste en colocar unas semillas radioactivas dentro de la próstata; o bien deben pasar por quirófano para que se les practique una prostactectomía radical, una operación a través de la que se les extirpará toda la glándula prostática y algunos tejidos alrededor de esta. “Es más frecuente que la cirugía tenga más efectos secundarios que la radioterapia y normalmente tendemos a recomendar este segundo tratamiento”, cuenta la doctora. 

Desgraciadamente, el cáncer de próstata no da síntomas hasta que el tumor es ya muy grande y ha invadido otros órganos como la vejiga o los riñones, de ahí la importancia de realizar pruebas de diagnóstico precoz a todos los varones de entre 50 y 80 años. “Debemos hacer un diagnóstico a aquellos hombres cuya expectativa de vida sea de entre 10 y 15 años”, subraya la jefa del Servicio de Urología. Desde Atención Primaria, a los hombres de ese rango de edad se les da la posibilidad de analizar mediante un análisis de sangre sus niveles de PSA (Antígeno Prostático Específico). En los casos en los que los niveles salen altos se hace una biopsia mediante una ecografía rectal para sacar tejido que, posteriormente, se estudiará al microscopio para ver si existen células cancerígenas o no.

No obstante, a los pacientes con antecedentes familiares se les revisa a partir de los 45 años y a aquellos con otros factores de riesgo como mutaciones relacionadas con el cáncer de mama se les revisa a partir de los 40. Además, aunque el cribado de población está recomendado para hombres de entre 50 y 80 años, aquellos pacientes que superen la edad límite, pero tengan síntomas de cáncer de próstata avanzado sí que serán diagnosticados.

Laura Martínez Arcos, jefa del Servicio de Urología: “Afortunadamente, si manejamos bien el cáncer de próstata, estos pacientes vivirán mucho tiempo”

Por otro lado, desde el Servicio de Urología del Virgen de la Luz realizan consultas monográficas de cáncer de próstata a pacientes que han recibido tratamiento para ver si realmente ha funcionado y, en los casos avanzados llevan a cabo consultas específicas para poner en práctica tratamientos actuales. Para buscar la mejor solución en casos complejos, los profesionales de Urología trabajan de forma coordinada en un comité multidisciplinar conocido como Comité de Tumores de Urología en los que se reúnen con expertos de Radiología, Oncología Médica, Oncología Radioterápica y, a veces, con Medicina Nuclear. 

 

SUPERVIVENCIA

A pesar de que el cáncer de próstata sea el más común en hombres la probabilidad de supervivencia es alta ya que la enfermedad evoluciona lentamente y los tratamientos son efectivos durante años. “Es el primer cáncer en incidencia, pero en mortalidad se sitúa en quinto puesto”, recalca la jefa de Urología. Si bien, cuando un tumor se opera o se radia la probabilidad de supervivencia a 10 años es de más del 90%. Cuando se trata de un caso en el que el cáncer de próstata está localmente avanzado la probabilidad baja a un 80% y si es metastásico oscila entre un 60 y 70%. “Afortunadamente, si manejamos bien el cáncer de próstata, estos pacientes vivirán mucho tiempo”, concluye la doctora.