Es noticia en Cuenca: Empresas Loterías y Apuestas del Estado Día Internacional del Orgullo LGTBI Conka Street 2024 UCLM Cirugía pediátrica Educación Sucesos Renfe
Pérez Sola

Los pacientes con otras patologías ingresados triplican a los Covid-19

La convivencia con el coronavirus será larga por lo que, entre otras cosas, se crearán dos circuitos para separar a los pacientes
Los pacientes con otras patologías ingresados triplican a los Covid-19
Foto: Saúl García
03/05/2020 - C.I.P.

El hospital 'Virgen de La Luz' de Cuenca registra en estos momentos el triple de pacientes ingresados por otras patologías que por coronavirus. Los quirófanos están libres, los medios diagnósticos y las consultas preparadas para retomar una actividad ordinaria que empieza ya a adaptarse a la nueva normalidad que traerá la desescalada.

La convivencia con la COVID-19 será larga y hay que tomar medidas para evitar la contaminación en el hospital, por lo que, entre otras cosas, se crearán dos circuitos para separar a los pacientes con coronavirus de los que no lo tienen.

De momento la actividad se retoma poco a poco mientras se sigue avanzando en conocer la situación epidemiológica para contener su expansión, especialmente entre los mayores, que son los más vulnerable, pero también con otros colectivos.

De hecho, en la actualidad el hospital conquense está en condiciones de realizar diariamente unos 450 test entre PCR y serológicos.

La situación en el centro hospitalario ha mejorado. Los ingresos han descendido notablemente, aunque los contagios y también las muertes en la provincia aumentan. El incremento en la realización de test epidemiológicos, el envejecimiento poblacional y la confluencia en la provincia de cuatro áreas de salud estarían detrás de este desfase en las cifras. De todo ello hablamos con el gerente de Área de Salud de Cuenca, Ángel Pérez Sola.

P.- ¿Cómo está la situación del Hospital?

R.- Está bastante bien. En estos momentos hay casi el triple de pacientes ingresados en el hospital por otras patologías que por coronavirus. Tenemos 25 pacientes ingresados por infección de coronavirus, 8 están en investigación y 8 más en la UCI, intubados. En cuanto a camas tenemos habilitadas suficientes. Hoy son 24 las que están disponibles, además de otras 8 posibles más.

P.- Bajan los ingresos pero preocupa que suben los contagios en la provincia y sobre todo las muertes, que especialmente han subido en las ultimas semanas…

R.- En la provincia de Cuenca hay tres áreas de salud que tienen influencia sobre los pacientes, como es la del Hospital de Villarrobledo en la zona de San Clemente, El Provencio y Las Pedroñeras; la de Albacete, en la zona de Casasimarro, y la de Alcázar de San Juan en Mota del Cuervo. Por tanto, el número de fallecidos no corresponde solo al hospital de Cuenca. Por ejemplo, el día 24 hubo 12 muertos y de ellos ninguno en el Hospital Virgen de la Luz; el día 25 hubo 11 y solo 1 falleció en Cuenca; el día 26 también con 11 muertos por coronavirus en nuestro hospital solo murió una persona; el día 21 fueron 2 de 10, y así sucesivamente. Hablamos de la provincia y el Área de Salud fundamental es Cuenca pero hay otras tres, de ahí que haya una discordancia importante entre el número de muertos en la provincia y en nuestro hospital.

P.- En todo caso son muchos los fallecidos a causa de la COVID-19 ¿A qué se debe que la provincia registre una tasa tan alta?

Tenemos una población muy envejecida. El porcentaje de mayores de 80 años es más alto que en el resto de provincias de Castilla-La Mancha y también que en otras zonas de España. Sabemos que los mayores son mucho más vulnerables y, por tanto, el índice de mortalidad es más alto. Nuestra tasa es de 114 por 100.000 habitantes mientras que en Madrid es de 121 por 100.000, en otras provincias comparables a la nuestra son algo más bajas y respecto al resto de la región tenemos menos muertes, aunque lógicamente tienen más población.

¿Y por qué tenemos tanta infección?

Por la proximidad a Madrid, seguramente. El primer paciente que ingresamos por coronavirus venía de Tarancón pero en realidad venía de Madrid que es donde estaba viviendo una semana antes. Cuando se produjo la primera oleada de ingresos hicimos un estudio para ver cuanta gente no correspondía a nuestra área sanitaria y el 6,5% eran pacientes que tenían residencia habitual en Madrid, y que en el confinamiento probablemente muchos se vinieron. Luego hubo un brote importante en Tomelloso, Alcázar de San Juan y Mota del Cuervo, que es lo que probablemente haya producido esta situación.

Pero también estamos haciendo cada vez más tests diagnósticos y lógicamente el número de diagnosticados aumenta, pero no la hospitalización. Desde el 9 de marzo en el área de Cuenca hemos realizado 3.414 PCR, una parte se hizo en Guadalajara y aquí se han hecho ya más de 1.000. En el hospital se han realiado 3.071 test serológicos de anticuerpos y por dígitopunción, con la unidad móvil, otros 1.300. Hemos hecho 4.391 test de anticuerpos, lógicamente se diagnostica mas gente. Son 7.800 diagnósticos los que hemos realizado hasta la fecha en el Hospital de Cuenca. No aumenta la gravedad de los casos pero sí el número.

"Hemos realizado 7.800 test diagnósticos hasta la fecha en el Hospital de Cuenca. No aumenta la gravedad de los casos pero sí el número"

P. ¿Según la evolución epidemiológica de la provincia y la situación del hospital cree que se cumplirán con el plan de desescalada?

R.- Sí. Yo creo que cumplimos en lo que específicamente se nos pide a nosotros en ese plan de transición, como que tengamos suficientes camas de críticos, y tenemos 2,5 veces más de lo normal. Teníamos 12 en UCI antes de la pandemia y ahora tenemos disponibles con dotación completa de 27 puestos para poder intubar. Y también cumplimos con el criterio de tener más camas de hospitalización por si hay un repunte. Hacemos test diagnósticos a todas las personas que ingresan por urgencias y tenemos posibilidad de desplegar en menos de cuatro horas dispositivos adicionales como el que ya montamos en el policlínico. Tenemos todo preparado. Por tanto, cumplimos ampliamente en el Área de Cuenca.

Otro criterio que nos encomiendan es que el sistema sanitario sea capaz de de aislar a los pacientes que inicien síntomas y de poner en cuarentena a sus contactos directos.Y a través de los dispositivos de Atención Primaria, que son los que ven mayor número de gente con sospecha por coronavirus, tras consulta telefónica con los médicos, pues podemos estarán condiciones de cumplirlo. Además nos hemos planteado hacer el mayor número de test posibles para saber bien la situación epidemiológica de todos los colectivos de la provincia. Residentes, profesionales, pacientes… En estos momentos ya podemos realizar diariamente en el hospital prácticamente 150 test PCR y más de 200 test serológicos.

P.- Teniendo en cuenta que la desescalada se realiza por provincias pero que en el caso de Cuenca son varias las Áreas de Salud que intervienen ¿Cómo se coordina el estado epidemiológico de la población?

R.- El servicio de Epidemiología y la Dirección Provincial de Sanidad son los que controlan ese tipo de factores. No hay problemas en la provincia de Cuenca porque hay suficientes criterios para que la desescalada sea igual que en otras. Pero hay otro recurso, nosotros tenemos encomendada la asistencia sanitaria de manera global en las residencias de mayores. Son a los que más hay que proteger y estamos comprometidos con ellos. Hemos creado tres dispositivos para atender a estos centros y también estamos haciendo un estudio para ver la situación epidemiológica de los 2.900 residentes que tenemos en nuestra área sanitaria. Vamos a hacer el test a todos y esto nos permite gestionar la situación epidemiológica de las residencias mejor que antes. Además nos hemos planteado hacer el mayor número de test posibles para saber bien la situación epidemiológica de todos los colectivos de la provincia. Residentes, profesionales, pacientes, etc… En estos momentos estamos ya en situación de poder realizar prácticamente 150 test PCR diarios en el Hospital de Cuenca y más de 200 test serológicos.

P.- ¿Tras la desaceleración de la presión asistencial que ha provocado la pandemia cómo se preparan para la recuperación de la actividad ordinaria y la agenda de consultas?

R.- Nosotros estamos preparados. Todas las consultas están disponibles pero la población sigue confinada. Los quirófanos están libres, limpios y dispuestos para hacer la actividad que vamos recuperando poco a poco. La preferente, la quirúrgica, oncológica y algunas otra que recuperemos en los próximos días. Los ingresos por otras patologías se están realizando con normalidad, y son tres veces más que los pacientes con coronavirus. Por tanto, estamos preparados pero hasta que no tengamos una vacuna y se encuentre un medicamento realmente eficaz vamos a tener que convivir con el coronavirus y para recuperar estándares altos en la actividad habitual tendremos que tener dos circuitos, uno para los pacientes infectados y otro para los no infectados para que no haya contaminación dentro del hospital, pero claro esto conlleva un periodo de resurgimiento para poner todo esto en pie.

Respecto a la agenda de las consultas, la verdad es que no hemos dejado de atender las consultas de revisión. Lo que no estamos atendiendo son las de los pacientes que vienen de nuevo al hospital pero si el médico de Atención Primaria considera que es preferente pues se pone en contacto con el especialista y lo ve. Nunca hemos dejado de ver a los pacientes crónicos. Eso sí, mediante consulta telefónica o presencialmente si hacia falta pero era el periodo de mayor confinamiento ahora esto se está relajando un poquito y tendremos que recuperar la actividad poco a poco y aquí todos los dispositivos están coordinados para ello. Atención Primaria, los especialistas, las consultas y las pruebas diagnosticas, todos están disponibles.

P.- ¿Y en qué situación se encuentra el personal? ¿Cuántos sanitarios están en aislamiento?

En estos momentos hay 362 altas y 172 bajas pero de estas últimas 68 son de personal que no está infectado pero es sensible porque tiene más de 60 años o problemas de inmunidad y por precaución están de baja. En estos momentos, según datos de Prevención Riesgos laborales, son 104 los que están infectados de una plantilla de 2.500 profesional, 2.200 habituales más los 360 que se han contratado.

P. Se ha hablado mucho de que las infecciones de lo trabajadores se podían haber evitado si se hubiese realizado una mejor planificación en la gestión y dotación de material ¿Qué tiene que decir al respecto?

Son opiniones. Ha habido momentos en los que hemos tenido menos material pero nunca ha faltado. En este tiempo hemos dispuesto de 1.731.570 artículos de protección. Batas, delantales, gafas, guantes, manguitos, gorros, mascarillas fpp2, fpp3 y quirúrgicas, monos…. Hemos llegado a tener 2.370 monos, 2732 pantallas faciales y 2.703 litros de solución hidroalcohólica . Material que en un 75% corresponde a las compras realizadas por el hospital y el proporcionado por el Sescam y la Consejería de Sanidad, el resto, un 25%, es aportación solidaria. Del global, 592.000 artículos son donados, lo agradecemos mucho y desde aquí animamos a que si pueden sigan donándonos cosas porque nunca serán pocas. Pero la realidad es que, aunque podría haber habido más en algunos momentos, nunca ha faltado material de protección.

Los pacientes con otras patologías ingresados triplican a los Covid-19

P.- Entramos en una nueva fase para volver a la normalidad en la que no se descarta un rebrote….

R.- Si, es posible siempre. Pero no vamos a estar como al principio porque ya hay una corte de personas que están inmunizadas, que han pasado la enfermedad, tienen anticuerpos y son como un cortafuegos para la expansión del virus. Y luego tendremos que esperar a ver si dentro de todos los estudios que hay sobre el tratamiento sale algún medicamento que sea realmente eficaz contra el virus, hasta ahora los estudios realizados no se han hecho en condiciones científicas y se están desarrollando ahora, o se descubre una vacuna, que será cuando cortemos la posibilidad de expansión del virus.

P- Además del estudio de seroprevalencia que se está desarrollando entre la población, el hospital de Cuenca participa en el primer ensayo clínico para prevenir la enfermedad ¿cómo va?

R. Sí es un estudio del Ministerio de Sanidad en el que una serie de profesionales toman un tratamiento y otros un placebo para ver los efectos sobre uno y otro. El objetivo es ver si hay un medicamento que pueda prevenir la infección del virus. Se está desarrollando ahora. Es pronto para saber, al menos durará unas dos semanas.

P- La crisis sanitaria de la Covid-19 está siendo muy dura para todos, especialmente para todos los que están en la primera línea, pero sobre todo para los familiares de las víctimas. ¿Si pudiera qué les diría de toda esta situación?

R. Lo que quiero decir es que tenemos que recordar a las personas que han fallecido y a sus familias. Ha sido una situación muy dramática que no podemos valorizar de ninguna manera. Es muy triste perder a un ser querido. Tendremos que recordarles muchas veces, y si hemos fallado en alguna cosa, que seguro lo hemos hecho en el trato con las familias porque la situación al inicio fue muy desbordante, pues les queremos pedir perdón y se lo pediremos muchas veces porque quizá no haya sido el adecuado al ser una situación en la que había que dedicarse a atender la avalancha de pacientes que venían graves y quizá hemos tenido algún fallo. Estamos con las familias, les acompañamos en su sentimiento y desde aquí les pedimos perdón, que lo tendremos que pedir muchas veces.