28 de Enero de 2021 Son las 13:28

Cuenca

Cuenca

Especial Semana Santa 2020
Reproducción asistida

La pandemia no frena el deseo de tener hijos

La consulta de Fertilidad del hospital de Cuenca ha derivado este año a 69 pacientes a otras clínicas para fecundación in vitro, frente a las 98 de todo 2019

La pandemia no frena el deseo de tener hijos
Foto: Saúl García
23/11/2020 · Dolo Cambronero

En la reproducción asistida, cada mes cuenta. Por ello y a pesar de la pandemia, no se ha frenado el deseo de tener hijos y la “demanda ha seguido igual” en la consulta de Fertilidad del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, según explica el jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia, Andrés Moya.

En esta unidad se llevan a cabo tanto estimulaciones de ovulación como inseminaciones artificiales, derivándose a las mujeres que precisan fecundación in vitro a dos clínicas con las que el sistema público tiene concierto en este ámbito en la región. En lo que va de año, se ha enviado a 69 pacientes, frente a las 98 de todo 2019, por lo que la reducción es mínima pese a la crisis sanitaria.

“No se han quitado las ganas de tener hijos. Al final va a ser casi un año normal”, apunta el responsable, que recuerda que la unidad se paralizó durante el periodo crítico de la pandemia y solo se mantuvo la atención a las embarazadas, habiéndose retomado de nuevo toda la actividad a principios de octubre. Desde entonces, ya se han realizado seis inseminaciones artificiales.

A pesar de la pandemia de Covid-19, la atención en la consulta de Fertilidad se mantiene de manera presencial, adoptando todas las medidas de seguridad necesarias para evitar los contagios.

La consulta de Fertilidad del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca comenzó a funcionar en el año 2015. En esta unidad se lleva a cabo un seguimiento personalizado de cada una de las mujeres y parejas que acuden para solicitar tratamiento, información o asesoramiento sobre reproducción asistida.

Desde la unidad destacan que la atención a las pacientes es muy cercana y no existe apenas demora para las primeras consultas. El estudio de esterilidad suele prolongarse entre dos y tres meses aunque el jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia puntualiza que este periodo no se puede acortar porque es el tiempo necesario para llevar a cabo las pruebas diagnósticas conforme al ciclo de la mujer.

El primer paso después de que una pareja acuda a la unidad es precisamente llevar a cabo un estudio de esterilidad de los dos miembros. En algunos casos, es suficiente con hacer una estimulación de la ovulación y no se necesita nada más.

En caso de que se precise algo más de ayuda, en la unidad se realizan también inseminaciones artificiales conyugales contando para ello con la colaboración de los servicios de Farmacia y de Laboratorio. Además, Moya precisa que también se han llevado a cabo algunas inseminaciones con semen de donante.

La tasa de inseminación artificial en el hospital Virgen de la Luz de Cuenca en el caso de inseminación artificial se sitúa en el 15,4%, por encima del estándar medio del 14%

TASA DE EMBARAZO

Desde la puesta en marcha de la consulta en Cuenca se han realizado cerca de 600 ciclos de inseminación artificial, habiendo alcanzado un total de 92 embarazos. Esto supone una tasa de embarazo clínico por encima del 15,4%, superando las tasas establecidas como estándares de clásicos de calidad en este tipo de técnica que se sitúan en el 14%.

En el caso de que sea necesario una fecundación in vitro para alcanzar el embarazo, desde la consulta de Fertilidad se realizan todas las pruebas diagnósticas que se precisan y, posteriormente, son derivadas a dos clínicas privadas de la región (ubicadas en Albacete y Guadalajara) para someterse a esa intervención.

Desde el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) concretan que en 2019 se derivaron 98 pacientes que se sometieron a un total de 127 procesos (hay mujeres que necesitan dos o más tratamientos hasta que se logra el embarazo). En lo que llevamos de año, se ha mandado a estas clínicas a 69 mujeres, a las que se les ha practicado un total de 93 procesos.

Según los datos de las derivaciones, se observa que aunque las cifras de fecundaciones in vitro han disminuido con respecto al año pasado, la reducción no ha sido tan acentuada como podría pensarse tras la crisis sanitaria, teniendo en cuenta que todavía no ha finalizado el año 2020, consideran desde el Sescam.

MÁS DE 35 AÑOS

El retraso de la maternidad es uno de los factores que explican las dificultades para quedarse embarazada. De hecho, el jefe de Ginecología apunta que la media de edad de las mujeres que acuden a esta unidad se sitúa por encima de los 35 años. El sistema público cubre en Castilla-La Mancha los tratamientos de reproducción asistida hasta los 40 años. Por encima de esta edad, hay que acudir a un centro privado.

Pero ¿cuánto tiempo tiene que pasar para considerar que está habiendo dificultades para lograr un embarazo? En este punto, la edad también cambia los parámetros: la alerta puede saltar si la mujer tiene menos de 30 años y llevan intentándolo más de dos años sin éxito. Si tiene entre 30 y 35 años, el plazo se reduce a un año; y a seis meses en el caso de que tenga más de 35.

Moya reconoce que antes había más miedo a estas técnicas aunque esto ha cambiado porque los tratamientos han ido evolucionando y mejorado mucho. Antiguamente se ponían varios embriones por lo que existía la posibilidad de embarazos de trillizos y más aunque ahora se ha limitado a dos. La tasa de partos gemelares ha crecido así. “Hay unos 14-15 al año. Algunos son naturales pero la mayoría son por reproducción asistida”, dice.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información