CAMPAÑA PEQUEÑO COMERCIO DIPUTACIÓN CUENCA
Es noticia: Castilla-La Mancha es Moda ToroVerde Balonmano Cáritas Cuenca Baloncesto Día de los Museos Socorrismo
Mota del Cuervo reaviva el 'canto de la Llueva'

Mota del Cuervo reaviva el 'canto de la Llueva'

11/03/2023 - Miguel Romero

Un recuerdo a Miguel de Cervantes y el Quijote de la Mancha, reaviva esta caminata que siguiendo la tradición del llamado “Canto de la Illueca” hará que los moteños y moteñas disfruten paseando y compartiendo merienda y jolgorio, por los alrededores del Molino Piqueras y Cervantes.

Este próximo domingo una costumbre molinera, en torno a uno de los dulces más propios del municipio, la Illueca, que se canta todos los domingos después del Carnaval, provocará el reencuentro con el sentimiento, con la tradición, con la gastronomía, los dulces y los bailes.

Gracias a la asociación de senderismo Molisenda, la I Caminata Cervantina iniciará su andadura desde el Pozo de la Aldea y recorrerá todos los lugares más emblemáticos de Mota del Cuervo. Desde el paraje del Valle, donde se elaborarán las gachas y migas manchegas junto a esos buenos vinos de la Cooperativa “Nuestra Señora de Manjavacas”.

Por la tarde se llegará a la sierra de los Molinos para proceder a ese vuelo de cometas ya tradicional, y sobre todo, al canto de la Illueca que se realizará en los alrededores del molino Cervantes y Piqueras.

El origen de estos bollos –según nos dice el presidente actual de la Asociación de los Molinos- “se remonta a tiempos de antaño, se hacían para el domingo de pascua y eran de masa salada, aunque después se hicieron dulces. Se elaboraban de tres tipos y se adornaban con huevos, el caballo en forma muy estilizada, el gallo con la forma de esta ave y la llueca, una rosca cruzada por dos trenzas para regalar a los niños tras el infantil canto petitorio que dice así”.

«Esta llueca cucurucada ha puesto un huevo en la cañada, puso uno, puso dos, puso tres … (y así hasta 22). Llegó la madre de Dios y se comió «to», y lo poquito que dejó, me lo comí yo».

Y como siempre hago en mis escritos, debo de expresar algo más de la historia de sus pueblos; por eso, después de hablar de la Illueca, qué menos que citar algunos aspectos históricos de este bello lugar: Mota del Cuervo.

Podríamos hablar de muchas cosas, de sus molinos, de su caserío blanco y bien delineado, de su Asociación de Amigos de los Molinos, donde yo he hecho pregón al uso, de su Romería de interés nacional, El “correr a la carrera” la Virgen de Manjavacas, a lo largo de tres semanas de agosto, fiesta por excelencia y de sus tradiciones que son muchas y buenas.

Desde el Cerro Mingote y su caldereta o la laguna de Manjavacas como emblema, esta Mota, sin duda, fue y es, señera en hidalguía, con casas de sillería y buenas fachadas blasonadas, tuvo excelente Pósito que buen cereal albergaba, Hospitales para pobres, militares y clérigos de aquel bien llamado Martínez del Cojo, su benefactor, buenos edificios que ahora albergan Ayuntamiento, Centro de Salud, Instituto, Polideportivo, Centro Social, etc., en un entramado de callejas radiales, bien pavimentadas con elevada blancura entre sus ripios y curiosos balconajes de buen sabor manchego. Estas gentes son, ante todo, moteños y así lo hacen creer en sus músicas:

“El oficio de labrar,

es un oficio que apesta;

trabajando con tesón

con el azadón a cuestas.”

Me gusta y mucho, este lugar. Por paisanaje

 y por mantener vivas las tradiciones que son

 el Alma del Pueblo.

Lo más leido en "Blogs"
On the road - 19/05/2024