Es noticia en Tarancón: Natación

Los torreznos de Javier Morillas, entre los mejores del mundo

Este taranconero lleva tres años participando en el concurso El Mejor Torrezno del Mundo
Los torreznos de Javier Morillas, entre los mejores del mundo
Fotos: Saúl García
20/03/2024 - Rubén M. Checa

R

ecetas para cocinar un buen torrezno hay muchas, pero la que tiene el taranconero Javier Jiménez Morillas le ha servido para alzarse con el tercer premio en la fase clasificatoria de Madrid del concurso ‘El Mejor Torrezno del Mundo’, que organiza cada año la Asociación de Fabricantes de Torrezno de Soria. 

Lleva más de quince años trabajando en la tienda que Incarlopsa tiene detrás de la principal fábrica de Tarancón, así que ya conoce más que de sobra todas las peculiaridades de los productos cárnicos derivados del cerdo. Desde siempre le ha llamado la atención la forma en la que un vecino suyo hacía los torreznos, y el siempre le animaba a seguir investigando recetas para que le saliesen mejor. 

Desde pequeño siempre ha tenido soltura en el mundo de la cocina, y con el paso del tiempo, se preguntó cómo le saldrían a él. Por eso, encendió los fogones de su casa y, en tres años, ha conseguido dar con una técnica que, asegura, “podría estar en cualquier bar o restaurante del país”. 

Cuando empezó a cocinar sus torreznos, le dijeron que existía un concurso donde cada año se busca el mejor del mundo, organizado por la Asociación de Fabricantes de Torreznos de Soria, donde no dudó en presentarse en cuanto lo descubrió. 

Morillas lo ha hecho siempre en la fase clasificatoria para la final que se organiza en Madrid, y si bien no ha conseguido colocar su torrezno en la final del certamen, sí que ha llegado a ocupar los primeros puestos. El primer año que participó, en 2022, sus torreznos ya consiguieron deleitar los paladares del jurado y se alzó como tercer clasificado, el año pasado escaló hasta la segunda posición. y este año ha vuelto a ganar el tercer premio. 

“Llevo tres años perfeccionando la técnica y voy a seguir haciéndolo hasta llegar a la final, porque mi sueño y mi reto es que mis torreznos taranconeros sean reconocidos como los mejores del mundo”, explica Morillas. 

Su técnica consiste en dejar la panceta cuatro días a temperatura ambiente, después calentarla una hora al horno y, por último, freirla en sartén con aceite de oliva a 200 grados

TÉCNICA 

Pero, ¿cómo hace este taranconero sus torreznos para que lleguen a estar entre los mejores del mundo? Morillas explica las claves de su técnica: antes de ponerse manos a la obra, hay que dejar la panceta a temperatura ambiente unos 4 días para que la corteza se ponga dura. Al quinto día, se corta en tiras con el grosor que uno desee y se deja una hora en el horno a baja temperatura. Mientras tanto, se calienta aceite de oliva en una sartén, y cuando esté humeante, se echan las tiras de panceta para crear ese torrezno. 

Con su método, todo el torrezno se queda muy esponjoso, sin ninguna parte más dura que otra, ya que él quiere que sus comensales “se coman todo”. Aunque su actividad profesional está ligada a Incarlopsa, el cocinado del torrezno ocupa muchos de sus ratos libres, puesto que es mucha la gente tanto de Tarancón como de la comarca la que le pide a Morillas que le frían raciones de torreznos para eventos familiares, celebraciones u otros menesteres, algo que él hace con gusto. Por eso, se ofrece también a hacer de profesor para quien quiera aprender a cocinar un buen torrezno. Quien quiera encargarle unas clases o alguna ración, puede buscarle en Facebook por su nombre completo: Javier Jiménez Morillas.