CAMPAÑA PEQUEÑO COMERCIO DIPUTACIÓN CUENCA
Es noticia en Tarancón:

Dos décadas de trabajo en pro de la salud mental

La Asociación Nueva Luz de Tarancón trabaja cada año con entre 75 y 90 personas a las que ayudan en materia laboral, de ocio o deportiva
Dos décadas de trabajo en pro de la salud mental
Foto: Asoc. Nueva Luz
10/10/2023 - Rubén M. Checa

Corrían los años 80 y 90 cuando, a raíz de la falta de recursos en materia de salud mental, el taranconero Delfín Gómez empezó a reivindicar espacios donde poder atender a personas con problemas mentales. En esa época empezaron a surgir los primeros movimientos asociativos en esta materia, y tras hablar con diferentes autoridades, en el año 1994 surgía la Asociación Vivir Cuenca. En el año 2000, dado el número de personas que necesitaban de la ayuda de la asociación en Tarancón y su comarca, Gómez constituyó Nueva Luz, que desde entonces no ha parado de crecer consiguiendo más recursos para atender a las personas y familiares de enfermos que lo necesiten. 

Así, en estas dos décadas de camino junto a enfermos y familiares, Nueva Luz ha conseguido la instalación en Tarancón de diferentes recursos para ayudar a quienes han sufrido problemas de salud mental, como es el centro de rehabilitación psicosocial y laboral (en 2003) o la vivienda supervisada (en 2006), ambas gestionadas por la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha. Además, todo ello ha supuesto contar con una amplia plantilla que poco a poco se ha ido reforzando con recursos tanto económicos como materiales, y que en la actualidad permite ofrecer atención a entre 75 y 90 personas de forma directa a lo largo del año. Lo indica el trabajador social de la asociación pro salud mental de Tarancón, Raúl Cantarero, quien detalla que todo el trabajo que llevan a cabo en su día a día consiste en la información, orientación y asesoramiento tanto de las personas que están sufriendo enfermedades mentales como a familiares y amigos de gente a las que les notan que podrían estar empezando a desarrollar alguna. 

Gracias a los recursos económicos que las distintas administraciones han ido aportando a Nueva Luz a lo largo de estas dos décadas, el principal proyecto que han priorizado es la reincorporación al sistema laboral con programas muy importantes de formación, tanto a través de talleres propios o en colaboración con empresas de la ciudad como es Incarlopsa. Pero el trabajo que llevan a cabo tanto trabajadores como voluntarios de la asociación se centra en la elaboración de actividades de ocio para que esas personas afectadas por algún tipo de enfermedad mental pueda tener movimiento y salga de su casa. Y es que, dada la medicación que tienen que tomar las personas con problemas de salud mental, se hace necesario no caer en el sedentarismo. Por ello, es habitual que entre las actividades organizadas por la asociación estén aquellas relacionadas con el deporte, el ocio y el tiempo libre como natación o senderismo e incluso llevan ya más de nueve años yendo cada año todos los usuarios a hacer el Camino de Santiago. Pero la entidad social no solo trabaja en mejorar la calidad de vida de las personas que sufren o han tenido problemas de salud mental, sino que también se dedican a la concienciación de estas enfermedades. 

“Este tipo de dolencias antes era un tema tabú, pero hablar de suicidios salva vidas”, explica Cantarero, y de ahí que Nueva Luz no pare de dar charlas sobre enfermedades mentales en colegios e institutos de Tarancón y su comarca, asesorar a familias y amigos de los pacientes porque muchas veces no conocen cómo es la enfermedad o qué síntomas tiene.

El número de consultas sobre las enfermedades mentales se ha visto incrementado desde la pandemia de la COVID-19 puesto que esos meses de encierro han provocado un aumento de las llamadas y los correos electrónicos a Nueva Luz para preguntar sobre síntomas que amigos o familiares están teniendo como pérdida de ganas de ir a trabajar, conductas suicidas o pérdida de interés en relacionarse socialmente. 

Todo un arduo trabajo en pro de los enfermos mentales de Tarancón y comarca que ahora, coincidiendo con el Día Mundial de la Salud Mental este 10 de octubre, se ha organizado un amplio programa de actividades para dar visibilidad a esta enfermedad y las muchas carencias que aún se perciben en la atención a estas personas.  

INTENSO PROGRAMA DE ACTIVIDADES

Entre ellas, este martes la asociación participará en la celebración de la efeméride en el acto organizado por la federación de asociaciones de Salud Mental de Castilla-La Mancha en Toledo, donde Nueva Luz va a ser premiada con el segundo premio del XXIV Concurso de Carteles de la federación.

Además, el miércoles 11 de octubre se ha programado un viaje al Museo Paleontológico de Castilla-La Mancha así como una ruta de senderismo para pasar una jornada en hermandad.

El sábado 14 de octubre, el Auditorio Municipal de Tarancón acogerá el acto de premiación del XXI concurso de carteles ‘Nueva Luz’, así como el acto institucional con la lectura del manifiesto del Día Mundial de la Salud Mental 2023. A partir de las 20:15 horas, en el mismo escenario, el humorista Agustín Durán actuará para ofrecer al público taranconero la obra ‘Veinte años de tontás’. El miércoles 18 de octubre tendrá lugar la ruta de senderismo ‘CaixaBank’ con salida a partir de las 16:30 horas desde el pabellón Peña el Águila.

Dentro del programa de actividades de la Asociación Nueva Luz para conmemorar este Día Mundial destaca también la exposición fotográfica bajo el título ‘la fuerza de la fotografía como terapia en salud mental’, coordinada por Conchi García. Ella ha sido la encarga de llevar a cabo un taller de fotografía terapéutica durante este verano, y ahora todos los taranconeros pueden ver el resultado del mismo en el Hall del Auditorio de Tarancón hasta el próximo 15 de octubre.

Compuesta por 32 imágenes de los 12 usuarios de Nueva Luz que participaron en el taller, la muestra, que también se ha editado en libro, tiene como principal objetivo sensibilizar a la ciudadanía de que quienes sufre algún tipo de enfermedad mental son personas normales y corrientes, y que aunque tengan un diagnóstico o una serie de medicación, pueden llevar a cabo una vida sin problema junto a sus familiares y amigos. Así, la exposición muestra experiencias que los usuarios han vivido este verano, y tras recogerse en torno a 500 imágenes, finalmente se han instalado 31 instantáneas.

“No hay que estigmatizar a las personas que sufren enfermedades mentales, porque pueden hacer una vida normal, no están encerradas”, explica la coordinadora, quien subraya que cada imagen lleva una frase motivadora para que el espectador entienda mejor lo que se quiere expresar con la fotografía expuesta.