Es noticia en Provincia: Robo exceso de velocidad Paleontología Sucesos Parque Arqueológico de Segóbriga Memoria histórica Medio Ambiente incendios forestales Agricultura
Infancia

Todos los niños tienen derecho a jugar

Un año más Cruz Roja Cuenca ha lanzado la campaña ‘Sus derechos en Juego’ con la que recogerá más de 1.300 juguetes que hará llegar a los niños más desfavorecidos de la provincia
Todos los niños tienen derecho a jugar
Voluntarias de Cruz Roja haciendo la selección y envoltorio de los juguetes
24/12/2017 - Nuria Lozano

Jugar es sinónimo de diversión y entretenimiento para todos los niños y niñas, pero también es un derecho. Así lo reconoce la Declaración Universal de los Derechos de la Infancia, que subraya que jugar posibilita situaciones óptimas que influyen en el sano crecimiento y desarrollo de los niños. Para garantizar los derechos de la infancia, y que nadie se quede sin juguetes, sea cual sea su situación y mucho menos en Navidad, Cruz Roja Cuenca ha lanzado un año más la campaña ‘Sus derechos en juego’. Tal y como expresan desde la organización, “las personas adultas tenemos un gran deber que puede convertirse en una pequeña acción. Una manera de ayudar. A través de la educación y una pequeña acción de donación, podemos conseguir que lestos derechos se cumplan”.

A nivel nacional, el 35 por cierto de la población atendida por Cruz Roja sufre una tasa de privación material severa que se traduce en carencias como no poder poner la calefacción en invierno o no poder hacer cargo a gastos imprevistos, por ejemplo, comprar un simple balón o una muñeca a sus hijos.

El Boletín sobre Vulnerabilidad Social de la Infancia arroja que un 18 por ciento de los niños y niñas españoles reconoce que no tiene juguetes.

Gracias a sus ‘Derechos en juego’ se consigue acabar con esta injusta situación. Los objetivos son promover el uso de juegos como herramienta educativa y dotar a las familias con dificultades sociales e hijos a su cargo de juguetes, así como concienciar a la sociedad de la importancia de jugar para el desarrollo en estas edades y aprendizaje de valores fundamentales como la igualdad, la paz, o la cooperación frente al individualismo.

En el caso de Cuenca, este año se pretende llegar a 450 niños desde los cero a los 14 años de cuatro localidades- Cuenca capital, Tarancón, Minglanilla y San Clemente- cuyas familias tienen una situación de vulnerabilidad extrema.

La meta es conseguir recoger 1.300 juguetes. En total, están participando en esta campaña 32 voluntarios.

CÓMO COLABORAR

La colaboración se puede hacer de diferentes maneras. En primer lugar, donando juguetes nuevos en los puntos de recogida habilitados. También a través de aportaciones económicas, en el teléfono 900 22 44 90; con el envío de un SMS con la palabra JUGUETE al 38088; o ayudando a difundir la campaña en las redes con los hashtags #CampañadeJuguetes y #SusDerechosEnJuego.

Por otra parte, las entidades, empresas e instituciones pueden hacer una recogida a favor de Cruz Roja instalando en sus establecimientos un punto de recogida.

En la capital conquense, existen estos puntos en la juguetería Jugamos; La Comiteca; jugueterías Toy Planet; en la biblioteca, polideportivo y vicerrectorado del campus de Cuenca gracias a la colaboración de la delegación de alumnos; y en la sede de Cruz Roja.

En Tarancón la recogida se hace en juguetería La Paz, papelería Didak, La Tienda en Casa y Carlin. Finalmente, en San Clemente y Minglanilla en las respectivas sedes de Cruz Roja.

Unos 450 niños y niñas conquenses de cero a 14 años recibirán juguetes nuevos

REQUISITOS PARA DONAR

El principal requisito que deben cumplir los juguetes es que sean nuevos, para que los que los reciben lo hagan en las mismas condiciones que el resto de niños, con su embalaje original y en perfectas condiciones. Como explican desde Cruz Roja “entre nuestros principios básicos está el de imparcialidad, y se actúa siempre desde la no discriminación.

Esto también se traslada a acciones como la entrega de juguetes”. Por no considerar que exista infancia de primera e infancia de segunda categoría, la organización humanitaria no reparte juguetes nuevos a unos y usados a otros. Del mismo modo, tienen que ser adecuados para la edad y las inquietudes de niños y adolescentes; potenciar la imaginación, creatividad y relación con otras personas; reflejar valores no sexistas, sostenibles y no bélicos; y que sean seguros, es decir, que cumplan la normativa CE.