23 de Abril de 2021 Son las 3:28

Provincia

Provincia

Especial Semana Santa 2020
Reto demográfico

Los pueblos conquenses empiezan a revitalizarse con nuevos habitantes

Tragacete es un ejemplo de la apuesta por atraer población con incentivos como facilitar vivienda y espacios para emprender a precio reducido

Los pueblos conquenses empiezan a revitalizarse con nuevos habitantes
Foto de familia de los nuevos habitantes que han llegado a Tragacete a través del programa Holapueblo.
3/3/2021 · Dolo Cambronero

Los pueblos tienen futuro. Ejemplo de ello es Tragacete, que ha incorporado en los últimos meses nuevos vecinos. Tres familias -que suman seis adultos y tres niños- se han mudado desde el pasado octubre a la localidad conquense para desarrollar sus proyectos emprendedores de la mano del programa Holapueblo, que busca luchar contra la despoblación, y gracias también a los incentivos municipales de su Ayuntamiento.

Holapueblo, promovido por Red Eléctrica Española y la Fundación Alma Natura y a la que se adhirió la Diputación de Cuenca, pone en contacto a personas interesadas en instalarse en el medio rural con municipios que buscan nuevos habitantes. Siete localidades de Cuenca, entre ellas Tragacete, se sumaron el pasado año a la primera convocatoria del programa, que ya ha abierto su segunda edición. La iniciativa ha tenido buenos resultados en el caso de este pueblo que cuenta con unos 250 habitantes censados y que ahora tiene nueve vecinos nuevos: Elena y Emilio, Andrea y Rodolfo, y su hija de tres años, y Mercedes y Esteban, y sus dos niños de diez y ocho años.

Desde el Ayuntamiento de Tragacete se ha dado a estos nuevos moradores una serie de facilidades para ayudarles con su nueva vida. Así, se han acondicionado los espacios del antiguo cuartel de la Guardia Civil para ofrecer una vivienda a estos nuevos vecinos. Los seis primeros meses, el alquiler es gratuito, y a partir de ese tiempo, cada familia paga un reducido precio de 132 euros.

“Corren de nuestra cuenta los muebles, los electrodomésticos y la reforma. Si saliera mal, que espero que no, y tuvieran que marcharse, el Ayuntamiento tendría una vivienda disponible para otra familia que pudiera llegar”, apunta el alcalde de Tragacete, Diego Yuste. “Estamos haciendo una inversión fuerte”, subraya.

Estos nuevos habitantes rompen con la pérdida de población que venía registrando el municipio. “Baja una media de diez al año”, sostiene el alcalde. Por ello, considera que estas políticas son “una inversión de futuro”. “Son una apuesta a vida o muerte porque, si siguiera esta tendencia o nosotros no hiciéramos nada, en cuestion de dos-cuatro años, el colegio se cierra”, advierte.

“Para acabar con la despoblación necesitamos remar todos juntos y entre todos, la Junta, la Diputación y los ayuntamientos lo conseguiremos”, confía el alcalde, que también valora la Ley contra la Despoblación, cuyo anteproyecto se aprobaba la semana pasada por el Consejo de Gobierno regional.

Diego Yuste: “En 2019 había seis niños en el colegio y ahora tenemos once y previsión de que sigan subiendo. Las medidas que se están aplicando están sirviendo para que escuelas como la de Tragacete no se cierren. Si no, ¿cómo podríamos atraer a una familia?”

De la mano de Holapueblo, los primeros en llegar a Tragacete con este programa fueron Elena Saiz Crespo, de 34 años, y Emilio Ferrández Broch, de 38, que se mudaron a este municipio conquense en octubre procedentes de Madrid aunque la joven tiene orígenes conquenses. En su caso, no han traído un solo proyecto emprendedor sino dos negocios online: ella ha puesto en marcha PlanB ResiduoCero, una tienda de venta por internet de productos libres de plástico, mientras que él comercializa ahora desde esta localidad piezas de recreación histórica a través de la web Northern Traders, un proyecto ya más asentado que está en funcionamiento desde hace siete años.

Elena y Emilio llevaban ya años con la idea de cambiar el mundanal ruido de la capital por la vida tranquila en un pueblo. De hecho, habían intentado mudarse tiempo atrás a una localidad de Soria aunque finalmente no salió adelante el proyecto. Hasta que el pasado año, buscando información por la web, se toparon con Holapueblo y decidieron presentar sus proyectos de emprendimiento, que fueron seleccionados y tutorizados por el programa.

Elena reconoce que su llegada se ha visto condicionada por la pandemia. “Está todo parado. Pero, de momento, estamos contentos. Lo que más estamos notando es el cambio de ritmo en el día a día. No se pierde tanto tiempo en los desplazamientos como en Madrid y tienes más contacto con las personas. Aquí estamos creando lazos con los vecinos, que nos han ayudado en todo momento. Aprendemos mucho”, asegura esta emprendedora.

Además de las facilidades con la vivienda, también se les ha proporcionado desde el Ayuntamiento, a un precio muy barato, un espacio en el mismo edificio en el que residen para el almacenaje de los productos que tienen en venta en sus tiendas online.

MÁS VECINOS

En el mes de enero, una segunda familia llegaba a Tragacete también a través del programa Holapueblo. Andrea Núñez, de origen argentino, y Rodolfo Mendy, de procedencia argentina e italiana -ambos residentes en España desde hace cinco años-, se trasladaron, junto a su niña de tres años, desde una localidad de Girona hasta esta localidad con el objetivo de poner en marcha un proyecto de turismo rural que promocione valores medioambientales. No obstante, la pandemia de Covid-19 les ha obligado a aplazar este plan por el momento. “Es complicado ponerlo en marcha en estos momentos por la situación sanitaria”, admite Andrea.

De todas formas, su marido, que es ingeniero, está trabajando por su parte en un proyecto paralelo de fabricación artesanal de juguetes de madera educativos.

Esta emprendedora mantiene que lo que les hizo decantarse finalmente por instalarse en Tragacete fueron las facilidades que les dieron en relación con otros municipios que también participan en Holapueblo.

Su idea ahora es buscar una casa antigua que puedan reformar para acondicionarla para su proyecto de alojamiento rural, que debería contar también con un espacio para poner en marcha un huerto. “Ahora hay mucha incertidumbre pero esperamos que después del verano se abra otro horizonte”, apunta.

Los últimos en mudarse han sido Mercedes Molinas, de 45 años, y Esteban Valdez, de 43, y sus dos hijos varones de diez y ocho años, que han llegado a la localidad hace apenas unos días venidos desde Santa Fe (Argentina). Su objetivo es poner en marcha una escuela de tiro con arco, un negocio que han regentado durante 15 años en su país.

“Llegamos a un lugar que ya nos esperaba” , dice la argentina Mercedes, que acaba de llegar a la localidad con su pareja y sus dos hijos de 10 y 8 años

Fue en enero de 2020 cuando se pusieron en contacto con Alma Natura con la intención de mudarse a algún pequeño municipio de España, aunque su mudanza se ha demorado finalmente debido a la pandemia. Al no residir en España, se pusieron en contacto directamente con el alcalde de la localidad para que les hablara del pueblo y de las condiciones. Además de las citadas facilidades respecto a la vivienda, Mercedes cuenta que el Ayuntamiento también puede alquilarles a bajo coste un espacio para desarrollar la escuela de tiro con arco, que quieren poner en marcha “cuanto antes”, depende “de los plazos administrativos”.

CREAR REDES

A su llegada se han visto arropados también por las otras dos familias que vinieron a través de Holapueblo y que viven en el mismo edificio. “Nos han ayudado. Lo que tiene de bueno un pueblo es que se crean redes muy importantes. Durante todo este año, ya habíamos estado hablando con el alcalde y con los vecinos antes de venir”, cuenta.

“Los niños están muy felices. Pueden jugar tranquilamente en el pueblo y nosotros estamos muy tranquilos, sin temor a que estén en la calle y eso nos da mucha seguridad”, dice Andrea, que subraya que la familia está muy contenta con la decisión tomada: “Llegamos a un lugar que ya nos esperaba”.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información